Europa, riesgo para economía global: FMI

La recuperación se ve amenazada por una agudización de las tensiones en la zona euro, advierte; se deterioran las condiciones financieras y la confianza en mercados tardará en afianzarse, señala.
mundo  (Foto: Thinkstock.)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió este martes que los riesgos para la estabilidad mundial son elevados, aún cuando las autoridades europeas han dado pasos significativos para contener la crisis.

La recuperación mundial está amenazada por una agudización de las tensiones en la zona del euro y fragilidades en otras regiones. Las condiciones financieras se han deteriorado, las perspectivas de crecimiento se han ensombrecido y los riesgos a la baja se han intensificado, dice.

El financiamiento soberano será problemático y los mecanismos de respaldo aún no son adecuados, destacó el organismo financiero  en la edición más reciente del Informe sobre la Estabilidad Financiera Mundial.

Restablecer el acceso de las entidades soberanas al financiamiento con rendimientos sostenibles constituye un reto clave, dado que muchas continúan siendo vulnerables a los vaivenes de los mercados, dice el FMI.

Sin embargo, es probable que la confianza de los mercados tarde en afianzarse y quizá sea necesario complementar las reformas internas con un respaldo externo a corto plazo para los mercados primarios o secundarios, si el respaldo de los mercados privados resulta insuficiente.

Si bien las operaciones de refinanciamiento a tres años contribuyeron a despejar las inquietudes en torno al financiamiento bancario, hasta el momento su efecto ha sido mucho más leve en los rendimientos de los títulos emitidos por entidades soberanas periféricas, que disminuyeron en el extremo corto de la curva de rendimientos pero no variaron mucho en el extremo largo.

El informe destaca que las dificultades de financiamiento están comenzando a hacerse sentir en la economía en términos más generales: las condiciones de acceso al crédito bancario se hacen más difíciles para la pequeña y mediana empresa y también para los hogares a medida que disminuye la capacidad de los bancos para financiar activos, exacerbando el riesgo crediticio

Los impactos potenciales de los problemas de financiamiento ya son evidentes. Una serie de bancos ha anunciado sustanciales planes de desapalancamiento de sus balances, que incluyen la liquidación de activos en la zona del euro, Estados Unidos y otros mercados desarrollados, así como en economías emergentes.

La ejecución de algunos de estos planes por parte de los bancos afectados podría repercutir en una amplia variedad de actividades económicas, desde el financiamiento de proyectos y del comercio internacional hasta el arbitraje transfronterizo.

El Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) ahora puede operar en los mercados primarios y secundarios de deuda pública, pero su capacidad sigue siendo limitada. Teniendo en cuenta los recursos ya comprometidos para el financiamiento de programas, le quedan apenas alrededor de 300,000 millones de euros para colocar.

Aunque algunas propuestas para apalancar el FEEF tienen sus ventajas, es probable que incluso con un volumen de apalancamiento plausible la potencia de fuego total no baste para contener el aumento de los diferenciales soberanos en situaciones de estrés.

Además, el reciente aumento de los diferenciales del FEEF y la decisión de Standard & Poor's de rebajar la calificación crediticia AAA de dicho fondo a mediados de enero llevan a pensar que incluso el modelo de financiamiento actual del FEEF podría verse sometido a presión.

El FMI alertó que el desapalancamiento de los bancos podría activar una cadena de interacciones adversas con las economías de la zona del euro. La presión a la que se encuentran sometidos los bancos europeos recrudeció en los últimos tiempos, como consecuencia de la agudización de las tensiones soberanas y del cierre de canales de financiamiento privado.

Para aislar a los bancos de esos shocks negativos, es fundamental adoptar medidas encaminadas a lograr que el sistema financiero sea más seguro. En este sentido, la Autoridad Bancaria Europea (ABE) ha iniciado un proceso por el que se insta a los bancos a incrementar los coeficientes de capital.

El organismo internacional determinó que se necesitan 85,000 millones de euros en capital adicional (excluidos los 30,000 millones ya programados para Grecia) para alcanzar un coeficiente de capital básico de 9% y crear una reserva de capital soberano adecuada.

Estados Unidos, en riesgo por Europa

El FMI menciona que la economía estadounidense es susceptible a una variedad de shocks originados en la zona del euro, lo que refleja la estrecha integración financiera y comercial entre ambos lados del Atlántico.

Los efectos de contagio podrían manifestarse a través de las exposiciones directas de los bancos estadounidenses a los bancos de la zona del euro, o la venta de activos estadounidenses por parte de bancos europeos.

Por ejemplo, los mercados de títulos respaldados por hipotecas comerciales o por activos han estado bajo presión en los últimos meses, bajo el peso del volumen de ventas de activos europeos. A nivel más general, los problemas de financiamiento podrían empeorar, transmitiendo la presión al sistema bancario estadounidense.

Una demostración importante de este efecto es el aumento persistente de los diferenciales interbancarios observado en los mercados que operan en dólares desde mediados de 2011, paralelamente a la ampliación de los diferenciales interbancarios en euros.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Además, persisten algunos riesgos internos. Aunque en general las condiciones del financiamiento soberano estadounidense se han visto favorecidas porque los inversionistas se han alejado en masa de la zona del euro hacia alternativas más seguras, no se puede contar con que esa situación se prolongue indefinidamente.

Por ende, es necesario resolver el impasse político en torno a la situación fiscal de Estados Unidos. Si bien el sistema bancario estadounidense ha recuperado buena parte de su salud desde la crisis, y las pruebas de resistencia de la Reserva Federal seguramente continuarán realzando la transparencia, persisten los problemas del sector hipotecario, que limitan el consumo y transfieren al sector público parte de la carga de sustentar la demanda.

Ahora ve
La Casa Blanca se niega a investigar a Donald Trump por acoso sexual
No te pierdas
×