La recesión amenaza a España

El PIB se contrajo 0.3% en el último trimestre de 2011, dejando al país al borde de la recesión; a este dato se le suman los 5.2 millones de españoles que carecen de empleo.
españa  (Foto: AP)
MADRID (AP) -

La economía española se contrajo 0.3% en el último trimestre de 2011, con lo que el país ibérico se situó al borde de una nueva recesión.

El dato dado a conocer este lunes por el Instituto Nacional de Estadística se hizo público apenas tres días después de divulgarse la abrumadora tasa de desempleo, que cerró 2011 en 22.85%, con más de 5.2 millones de personas desocupadas.

La contracción rompió siete trimestres consecutivos de crecimiento, aunque muy débil. De hecho, en términos anuales el Producto Interno Bruto (PIB) español subió 0.7%. Técnicamente, una recesión se produce al registrase dos trimestres consecutivos de contracción.

En ese sentido, se espera una nueva caída de la economía entre enero y marzo de 2012, lo que sumiría a España en su segunda recesión en apenas tres años.

El país ibérico comenzó a recuperarse en 2010 de dos años de profunda recesión, agravada por la crisis internacional y el colapso de su sector inmobiliario, pero la recuperación fue más débil de lo esperado.

El desempleo nunca llegó a bajar, el consumo permaneció estancado y la exposición del sector bancario a la burbuja de la construcción cerró el grifo del crédito.

Al mismo tiempo, España enfrenta un grave problema de deuda, que le ha obligado a poner en marcha duros ajustes para evitar un rescate financiero, que al mismo tiempo dificultan el repunte de la economía.

De hecho, el nuevo Gobierno conservador español subió los impuestos apenas asumió el cargo y la semana pasada anunció una ley que incluye multas para cualquier administración pública que incumpla un obligatorio objetivo de déficit cero a partir del año 2020.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La regla del déficit cero es incluso más dura de la que en principio se marcó la Unión Europa en el nuevo pacto de convergencia fiscal para salvar el euro, que situó la posibilidad de tener un déficit estructural en el entorno del 0.5% del PIB.

España cerró 2011 con un déficit del 8% del PIB, dos puntos más de lo esperado. El país se comprometió con la Unión Europea a rebajar el déficit al 4.4% en 2012, aunque la recesión puede complicar dicho objetivo.

Ahora ve
La botella del futuro purifica el agua y se limpia a sí misma
No te pierdas
×