Una solución alemana al desempleo en EU

Michael Spence, premio Nobel de economía, ve hacia Europa en la búsqueda de medidas que den empleo; opina que Estados Unidos debe imitar el modelo alemán, creando clústers y ofreciendo capacitación.
manufactura alemana  (Foto: AP)
Brian Dumaine

Una frase común escuchada en el Foro Económico Mundial de este año en Davos fue: "Tenemos que crear más empleos". Difícilmente es una postura polémica, después de todo, nadie está realmente en contra de crear empleos. El sentido aquí es que si pudiéramos encontrar una manera de crear más puestos de trabajo, los 'Indignados' desaparecerían y los negocios podrían volver a los buenos viejos tiempos. El problema es que, con altos niveles de deuda gubernamental y de los consumidores en gran parte del mundo desarrollado, nadie parece tener idea de cómo lograr este objetivo. Una excepción es el estadounidense Michael Spence, premio Nobel de Economía y profesor de la Universidad de Nueva York, quien cree que tiene una idea revolucionaria sobre el tema.  Según Spence, las encuestas recientes muestran que la generación actual de jóvenes estadounidenses en edad de trabajar simplemente no cree que tendrán las mismas oportunidades laborales que sus padres gozaron. (Para obtener una medida de esto, simplemente pregunta a cualquier padre que todavía tenga a un graduado universitario viviendo en casa). Existen buenos empleos allá afuera, pero en su mayoría están en negocios vinculados con el comercio, que están vinculados con la economía global, dice Spence. Estos trabajos tienden a ser en negocios de rápido crecimiento que ofrecen productos de alto valor agregado. Piensa en Apple y el iPhone. El problema es que alrededor del 70% del valor de un iPhone -diseño, software, y demás- es creado en Estados Unidos, pero la mayoría de los empleos, especialmente los de manufactura, se encuentran en Asia. Sólo alrededor de 2% de todos los empleos en Estados Unidos están relacionados con el comercio.

Entonces, ¿dónde encontraremos más empleos altamente remunerados? Spence señala a Alemania como un modelo donde la manufactura representa aproximadamente el 30% de su Producto Interno Bruto (PIB), en comparación con solo el 16% en Estados Unidos. Alemania se enfoca en productos de alta categoría que tienen atractivo en los mercados globales. Pero los alemanes no llegaron ahí por casualidad. Spence dice que los líderes de negocios en Alemania, trabajando en conjunto con el Gobierno y los sindicatos, proporcionaron capacitación de manufactura de alta categoría a los trabajadores. Las tres facciones consiguieron cerrar un acuerdo hace años para reducir la rigidez laboral a cambio de seguridad en el empleo. Alemania también ha formado clústers industriales, cadenas de suministro sofisticadas que ayudan a reducir costos y a acelerar el diseño y la fabricación. Un reciente artículo del New York Times explicó que la razón principal por la que Apple no hace iPhones en Estados Unidos es que el país simplemente no tiene las cadenas de suministro sofisticadas existentes en Asia.

¿Puede Estados Unidos replicar el modelo alemán? Spence cree que sí. Él dice que las soluciones son fáciles. Incluyen capacitación, más gasto gubernamental en el corto plazo, y una mayor disciplina fiscal a largo plazo, una política energética que tenga sentido, y la reforma del "tonto sistema fiscal" estadounidense.

El estancamiento actual del Congreso hace que sea poco probable que Washington adopte una perspectiva a largo plazo y un enfoque pragmático para fomentar el empleo. Sin embargo, Spence sigue sin inmutarse. Todo lo que Estados Unidos tiene que hacer, dice, es "actuar y aprender en lugar de debatir y esperar".

Ahora ve
Este panda disfruta de la nieve en Washington como pocos
No te pierdas
×