El Jefe de Fed NY, bajo los reflectores

William Dudley tenía participaciones por 100,000 dólares en AIG y GE, dos firmas rescatadas en 2008; sus inversiones pudieron representar un conflicto de intereses cuando la Fed negoció el rescate.
william dudley  (Foto: Cortesía CNNMoney.com)
Annalyn Censky
NUEVA YORK -

Mientras William Dudley, hoy presidente de la Reserva Federal de Nueva York, ayudaba a orquestar los rescates a las empresas de Wall Street, él mismo poseía participaciones con valor de 100,000 dólares en AIG y General Electric, dos de las firmas que recibieron apoyo gubernamental. Esa es una de las muchas revelaciones encontradas en los cientos de documentos financieros de los actuales presidentes regionales de la Reserva Federal estadounidense (Fed), divulgados el martes por los 12 bancos de la Fed.

"A fin de promover la transparencia y en respuesta al interés de los medios, los bancos de la Reserva Federal hoy ponen a disposición las formas relativas a los informes financieros y documentos asociados presentados por sus actuales presidentes ante los oficiales de ética del Banco de la Reserva Federal," se declaraba en las páginas web del banco central.

Los documentos de Dudley son tal vez los más controvertidos, pues una investigación a la Fed ordenada por el Gobierno el año pasado reveló que él había recibido extrañas dispensas que le permitían mantener sus inversiones en AIG y GE mientras participaba en la organización de los rescates al sector financiero.

Dudley, antes economista jefe en Goldman Sachs, comenzó a trabajar en la Fed de Nueva York en 2007 dirigiendo el grupo de mercados del banco. 

En 2008, poseía alrededor de 4,500 acciones de GE y 500 acciones de la aseguradora AIG, así como 1.45 millones de dólares (mdd) en TIPS (títulos del Tesoro protegidos contra la inflación). Sus otras participaciones incluían bonos de ahorro y varios fondos mutuos, además de acciones comunes en Pfizer, Merk, Medco Health Solutions, Walt Disney, Discovery Communications y unas cuantas compañías de telecomunicaciones.

Conflicto de intereses

Las participaciones en AIG y GE representaban una fracción del portafolio de inversiones de Dudley, pero presentaban un potencial conflicto de intereses cuando la Fed comenzó a negociar el rescate de esas compañías.

El 16 de septiembre de 2008, la Fed acordó entregar a AIG 85,000 millones de dólares (mdd) a cambio del 80% de las acciones de la compañía. Tres días más tarde, a Dudley se le concedió una dispensa que le permitía continuar trabajando en el rescate, a pesar de su inversión en la compañía de seguros, que en ese momento ascendía a 1,200 dls.

"El banco no tenía autoridad regulatoria sobre AIG, así que el tema no hubiera aparecido bajo el radar de nadie cuando Dudley se unió inicialmente al Banco Central. Pero una vez que fue evidente que él participaría directamente en las decisiones que afectaban a AIG, el conflicto de intereses se hizo patente," sostiene Robert Kelner, quien preside el grupo de abogados especializados en derecho político y electoral del bufete jurídico Covington & Burling.

La Fed, en ese momento, indicó que si bien GE no sería parte del rescate, el precio de su acción podría verse afectado por la ayuda que recibiría Wall Street, dado que la compañía era propietaria de GE Capital, una importante división de servicios financieros.

En ese entonces, Dudley poseía acciones de GE valoradas en 107,000 dólares. 

Por lo general, cuando un funcionario público tiene activos que pudieran provocar un conflicto de intereses, se le pide que venda esas acciones. Pero en este caso, Dudley ya estaba al tanto de información privilegiada, así que vender sus participaciones en AIG y GE no era una opción inmediata viable.

"Estoy seguro que él hubiera preferido que se le permitiera vender sus acciones de AIG, pero la ironía de la situación es que, al contrario, estaba de hecho obligado a mantener su inversión para evitar que pareciera que las vendía porque contaba con información privilegiada," explica Kelner.

Así, la Fed autorizó a Dudley a vender sus acciones de AIG según unas fechas predeterminadas al azar. El funcionario se deshizo de los títulos de AIG en 2010, y de los papeles de GE en 2011. 

Pero allí no terminó todo. A comienzos de 2009, sus participaciones en TIPS también se volvieron un problema cuando reemplazó a Timothy Geithner como presidente de la Fed de Nueva York. Como parte de sus funciones, Dudley se convirtió en miembro con derecho a voto en el principal comité de toma de decisiones de la Fed, el que establece las tasas de interés.

Nuevamente, los oficiales encargados de la ética en la Fed le concedieron una dispensa, permitiéndole mantener sus inversiones mientras trabajaba en el comité, a pesar de que sus decisiones pudieran influir en el valor de esos activos.

La Fed subrayó que los TIPS, con valor de 1.45 mdd, representaban menos del 5% de los activos de Dudley, lo que significa que su portafolio total sobrepasaba los 29 mdd.

"En este caso, al parecer el banco decidió que su participación en TIPS no era lo suficientemente grande para exigirle que se deshiciera de ella," apunta Kelner.

La dispensa estipula, empero, que a Dudley se le prohíbe negociar los TIPS y se le exige conservarlos hasta su fecha de vencimiento.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La Oficina de Auditoría del Gobierno de Estados Unidos hizo saber por primera vez a la Fed sobre los potenciales conflictos de intereses en un informe emitido en julio, cuando descubrió que empleados públicos tenían intereses financieros en Bank of America, Citigroup y JPMorgan Chase, en el momento en que dichos bancos recibían fondos de ayuda de emergencia.

 

Ahora ve
En las calles de Tokio puedes jugar Mario Kart, pero en la vida real
No te pierdas
×