España confirma contracción de 1.5%

El Gobierno coincide con el banco central en la estimación económica para 2012; el Ministerio de Economía descarta una alza de impuestos para este año.
España tienda  (Foto: AP)
MADRID (CNN) -

La economía española se contraerá 1.5% este año, en línea con la previsión del banco central, estimó el ministro de Economía, Luis de Guindos. El Producto Interno Bruto (PIB) de España se contrajo en el cuarto trimestre del 2011 por primera vez en dos años, dejando al país al borde de su segunda recesión en cuatro años, mientras que el nivel de desempleo se elevó a 23%.

"No creo que me haya pasado de optimista. El Gobierno considera que la caída estará en ese entorno de 1.5% que nos ha dicho el Banco de España, sin embargo, vamos a esperar a lo que nos dice la Comisión (Europea)", sostuvo De Guindos en una entrevista publicada este domingo por el diario El País.

El nuevo Gobierno de centroderecha se ha comprometido a reducir drásticamente los gastos este año en un intento por evitar que España sucumba a la crisis de deuda de la zona del euro, pero espera que la Unión Europea modere su meta de reducción del déficit a fin de no impactar demasiado al crecimiento.

El objetivo de déficit de España ahora se ubica en un 4.4% del PIB, basado en un panorama de 2.3% de expansión económica para este año.

Además de los recortes de gastos, el Gobierno elevó el impuesto a las rentas de las personas con salarios más altos y el tributo a los ahorros y las propiedades, aunque ha descartado aumentar el IVA para cumplir con su meta presupuestaria.

"Para este año descartamos subir impuestos", dijo De Guindos.

El ministro también hizo un llamado a los españoles para que hicieran sacrificios.

"Quienes tienen más, quienes ganan más, deben dar el ejemplo porque es importante para el esfuerzo colectivo de España", aseveró.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El viernes De Guindos anunció límites salariales para ejecutivos de los bancos que han recibido ayuda estatal, como parte de una nueva ronda de reformas al sector financiero dirigida a recuperar la liquidez y la confianza en el sistema.

El nuevo reglamento restringe los pagos a 600,000 euros por año, a partir de 2.3 millones de euros anuales, y afectará a ejecutivos como el ex jefe de De Guindos, Rodrigo Rato, un ex ministro de Economía que ahora preside el banco local Bankia.

Ahora ve
Científicos crean la primera prótesis para tortuga impresa en 3D
No te pierdas
×