La pelea por los ‘dólares electorales’

El equipo del presidente Barack Obama arrancó 2012 con 81.7 mdd en la bolsa; pero la suma de las recaudaciones de los republicanos es de 155.6 mdd, según el órgano electoral.
casillasEU  (Foto: Thinkstock)
WASHINGTON (Notimex) -

El presidente Barack Obama y los republicanos protagonizaron la primera escaramuza política mayor, en lo que se ha convertido en una agresiva competencia por recaudar la mayor suma de dólares electorales hacia las elecciones de noviembre. La primera salva se disparó cuando Karl Rove, el estratega republicano y arquitecto de la presidencia de George W. Bush (2001-2009), se mofó de la campaña de reelección de Obama, a raíz de que ésta solicitó de sus simpatizantes apenas tres dólares en apoyo económico.

"Acabo de ver otro llamado de recaudación por parte de @BarackObama para que le regalen tres dólares. ¿O es buena mercadotecnia o fueron forzados por el bajo entusiasmo?", se preguntó el conservador en su cuenta personal de Twitter, donde tiene más de 300,000 seguidores.

"Apuesto que muchos donantes del 2008 que están molestos, no están contribuyendo este año", sostuvo.

Rove encabeza un súper comité de acción política "Crossroads GPS" que ha recaudado millones de dólares en apoyo de los republicanos, aunque no de un candidato particular.

El embate de Rove tuvo el efecto no sólo de poner a la defensiva a la campaña de reelección de Obama, sino de lanzar un contra-ataque utilizando la figura del ex asesor presidencial como ícono de las fuerzas conservadoras que desean destronar al presidente a cualquier precio.

"Es revelador que Karl Rove planee recaudar cientos de millones de dólares para la campaña de 2012, pero no ha respaldado o trabajado para ninguno de los candidatos", reviró en un correo electrónico a sus simpatizantes la campaña de reelección de Obama.

"Eso se debe a que a él no le importa quién gane la nominación. Su meta, personal, obsesiva, es derrotar a Barack Obama. Así que, sabiendo que Karl Rove, está observando, la pregunta real es: ¿pueden contribuir para detenerlo?", remató la subdirectora de la campaña de Obama, Julianna Smoot.

El presidente de Estados Unidos lanzó al inicio de mes su denominado "Fondo para Dos Mandatos", que será una de las puntas de lanza de su estrategia de recaudación de fondos, en medios de estimaciones independientes que colocan esa cifra en 1,000 millones de dólares, la más alta de la historia.

Hasta antes del fin de semana un total de 41,978 simpatizantes hicieron eco al llamado para aportar fondos a la campaña de reelección de Obama. La suma promedio no fueron los tres dólares solicitados, sino 40 dólares.

Bajo la ley, un ciudadano estadounidense puede aportar hasta 2,500 dólares por ciclo electoral o 5,000 si apoya a un candidato en las primarias. Además se permite aportar 15,000 extras a los partidos políticos nacionales y 5,000 más a los comités de acción política.

Hasta el 31 de diciembre, la campaña de reelección de Obama había recaudado 125.2 millones de dólares, de los cuales había gastado 39 millones (más tres millones en deudas), por lo que arrancó el año electoral 2012 con 81.7 millones de dólares en la bolsa.

Por comparación, Mitt Romney sólo recaudó 56.1 millones de dólares en 2011, pero si se suman las recaudaciones de todos los republicanos, los conservadores rebasan a Obama con un acumulado de 155.6 millones de dólares, según cifras de la Comisión Federal de Elecciones (FEC).

Aún antes de que iniciara el año electoral 2012, los candidatos presidenciales habían recaudado 280.9 millones de dólares.

La cifra no incluye las recaudaciones de candidatos a la Cámara de Representantes, al Senado, a 11 gubernaturas y a sus respectivas legislaturas estatales.

Las estadísticas muestran que la mayoría de las contribuciones de los estadounidenses son de 200 dólares o menos, con un total de 122 millones de dólares, pero aquellas en la escala superior (de más de 2,000 dólares) sumaron 99 millones de dólares.

En el caso de las candidaturas presidenciales, los dos finalistas tienen la opción de recibir los llamados "fondos federales" por parte de la FEC, pero a condición de que acepten un tope de gastos que fue colocado en 84 millones de dólares en el ciclo electoral pasado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En 2008 el senador John McCain optó por los fondos federales, lo cual lo puso en desventaja frente a Obama, quien optó por el financiamiento privado, donde no tuvo que aceptar un tope oficial y logró recaudar más de 750 millones de dólares en su conjunto.

De acuerdo con el Centro de Política Responsable, las elecciones estadounidenses de noviembre se encaminar a ser las más onerosas de la historia, con una factura total estimada en más de 6,000 millones de dólares.

Ahora ve
La botella del futuro purifica el agua y se limpia a sí misma
No te pierdas
×