Una burbuja inmobiliaria amenaza a China

El sector vivienda en el país parece enfriarse y ya genera nerviosismo de que propicie un desplome; firmas como Coca-Cola registran un gran crecimiento en China, pero temen una desaceleración.
china ciudad  (Foto: Thinkstock)
Paul R. La Monica
NUEVA YORK -

¿Está dirigiéndose la economía de China a un aterrizaje controlado o forzoso? Bueno, parece que los consumidores chinos nunca se hartarán de la Coca-Cola Light y de la receta secreta de un famoso coronel. Puede que eso sea una buena noticia.

Sin embargo, el efervescente mercado de la vivienda en China podría estar disminuyendo su velocidad demasiado rápido. Eso podría ser un problema.

Tres empresas multinacionales estadounidenses que hacen grandes negocios en China reportaron sus últimas ganancias en los últimos días. Y enviaron un mensaje mixto acerca de la salud de la economía china.

Coca-Cola informó la mañana del martes que sus ganancias superaron las estimaciones, ayudada por un salto de 10% en volumen en China. Los mercados emergentes son un elemento clave para Coca-Cola a medida que el mercado de bebidas madura en Estados Unidos.

Asimismo, el dueño de KFC, Yum! Brands, reportó ganancias más sabrosas de lo esperado después de la campana inicial del lunes, y se debieron en gran medida a su increíble crecimiento en China.

Las ventas a tiendas iguales de las franquicias KFC y Pizza Hut de Yum en China aumentaron 21% en el cuarto trimestre. Las ventas a tiendas iguales, que miden las ventas en tiendas abiertas hace al menos un año, son un indicador clave para los restaurantes y los minoristas.

Yum es sin duda la empresa estadounidense de consumo con más éxito en China. Genera casi la mitad de sus ingresos totales en China.

Sin embargo, aunque la emergente clase media de China está desarrollando un gusto por algunas de las principales marcas del Tío Sam, puede que eso no signifique que la economía china es generalmente inmune a un potencial sufrimiento.

Una de las mayores preocupaciones que enfrenta China es si su mercado inmobiliario es una burbuja similar a la que se desarrolló en Estados Unidos en la década de 2000. Y existe evidencia de que el mercado inmobiliario chino se está enfriando... quizá más rápido de lo que al Gobierno de ese país le gustaría.

Emerson Electric, un conglomerado industrial con sede en St. Louis industrial, que fabrica termostatos y otros equipos de control climático, citó específicamente "la debilidad en la construcción residencial en Estados Unidos y China", en un reporte de resultados del martes.

Por un lado, podríamos ver la debilidad de la vivienda en China como algo bueno. Podría significar que el Banco Central de China, que durante los últimos años estuvo elevando agresivamente las tasas de interés y los requisitos de reservas para los bancos con el fin de combatir la inflación, logró eliminar cualquier burbuja de activos.

Las últimas cifras sobre la inflación china se darán a conocer a finales de esta semana. En diciembre, los precios al consumidor en China se elevaron a una tasa anual del 4.1%, muy por debajo de una tasa de 6.5% tan sólo cinco meses antes.

Con la inflación siendo un problema menor, se espera que China pronto reduzca sus tasas de interés después de realizar su primer recorte en cuatro años al requerimiento de reservas, en noviembre pasado.

Por lo tanto, los precios de la vivienda deberían caer. La pregunta es en qué medida.

"Hay una burbuja en el mercado de la vivienda en China. No hay duda de eso. Pero puede que no explote en forma tan dramática como lo hizo en Estados Unidos", dijo Yulong 'Clark' Li, director global de Investigación de Inversiones en Balentine, una firma de administración de dinero con sede en Atlanta. "Para 2012, la probabilidad de un 'aterrizaje forzoso' en China es todavía muy bajo", dijo Li refiriéndose a la posibilidad de una reducción del crecimiento económico a un grado inaceptable con relación a la inflación y al desempleo.

Li agregó que él piensa que el Gobierno incluso se sentiría cómodo si los valores de las viviendas bajaran un 20% para eliminar algo de inestabilidad en el mercado.

Pero, ¿habrá ido China demasiado lejos? Emerson dijo en su reporte de resultados que no esperaba una gran recuperación en el mercado de vivienda en China en 2012.

Eso podría ser un problema para todos los inversores. La salud de la economía china es clave para que la recuperación en Estados Unidos (y en el mundo entero) siga en proceso.

China es el mayor acreedor extranjero de Estados Unidos, ya que posee más de 1 billón de dólares en deuda del Tesoro. Las tasas de interés en esos instrumentos podrían dispararse si China se sintiera obligada a comenzar a vender sus bonos estadounidenses.

China también tiene un gran interés en asegurarse de que la crisis de deuda europea no se agrave aún más, ya que la Unión Europea es el mayor mercado de exportación de China.

Y a pesar de algunas escaramuzas comerciales con Estados Unidos, China todavía debe ser visto más como un socio para Estados Unidos que como un enemigo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Así que se esperan algunos discursos acaramelados la próxima semana cuando el vicepresidente chino, Xi Jinping, quien se prevé ampliamente que sea el próximo líder de China, visite al presidente estadounidense Barack Obama en la Casa Blanca... justamente en el Día de San Valentín.

China, simplemente, es demasiado importante como para quedar aislada. Y nos guste o no, todos debemos apoyar su economía para evitar una Gran Recesión al estilo estadounidense.

Ahora ve
Apple, Shazam y el bitcoin dan las noticias del día en tecnología
No te pierdas
×