Coahuila, en grado especulativo: Fitch

La agencia recortó la calificación crediticia del estado y la colocó en grado de especulación; advierte la limitada flexibilidad financiera, ya que su deuda es 3.4 veces mayor que sus ingresos.
moreira deuda moreirazo 3  (Foto: Notimex)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La calificadora de valores Fitch dio un paso más en el caso del endeudamiento del estado de Coahuila, al recortar la calificación correspondiente de su calidad crediticia de BBB-(mex) a BB+(mex) y colocarla en grado especulativo.

Esta acción de calificación se fundamenta en la limitada flexibilidad financiera de la entidad para cumplir en forma oportuna y total con sus altos compromisos financieros, derivados del muy alto nivel de endeudamiento que registra y que requerirá de un importante fortalecimiento presupuestal para servir adecuadamente su deuda en el mediano y largo plazo.

Este jueves un juez declaró formalmente presos a dos ex funcionarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, acusados de entregar documentación falsa para otorgar un crédito al gobierno de Coahuila.

Jaime René Jiménez Flores, ex director de Deuda Pública, y Jorge López Alarcón, ex jefe de departamento, dieron documentación alterada al Banco del Bajío para que el estado obtuviera un préstamo de 1,000 millones de pesos.

Por el mismo caso, las autoridades también emitieron una alerta migratoria y una ficha roja para localizar a cinco ex funcionarios del gobierno coahuilense.

La deuda de esta entidad destaca por el aumento que ha registrado, pues pasó de 323 millones de pesos en 2005 a 36,510 millones de pesos al cierre de 2011, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Hacienda.

Coahuila tiene una deuda muy elevada, mayor a la reportada originalmente. El monto se elevó durante la administración del priista Humberto Moreira, quien se vio obligado a renunciar el 2 de diciembre de 2011 como dirigente nacional del PRI, debido a los señalamientos que lo involucraron con presuntos actos ilegales para pedir préstamos a nombre del estado de Coahuila durante su periodo como gobernador.

Moreira gobernó Coahuila de 2005 a enero de 2011, fecha en que se separó voluntariamente del cargo para buscar la dirigencia nacional del PRI.   

Fitch destacó que ante los elevados niveles de endeudamiento de corto y largo plazo reconocidos por la entidad en agosto de 2011, a finales del mes de septiembre se llevó a cabo un proceso de refinanciamiento dirigido en gran medida a disminuir las presiones de corto plazo.

Al cierre del año pasado, el nivel de endeudamiento total de Coahuila ascendió a 36,379 millones de pesos, equivalente a 3.4 veces los ingresos disponibles del estado, máximo nivel histórico registrado por las entidades calificadas por Fitch Ratings.

Este monto incluye deuda bancaria por 35,746 millones de pesos, así como un pasivo con el Instituto de Pensiones para los Trabajadores al Servicio del Estado por 633 millones de pesos.

Los créditos del refinanciamiento (33,692 millones de pesos) tienen un plazo de 20 años con un periodo de gracia de dos años para el pago de capital; asimismo, 2,054 millones de pesos corresponden a créditos que no entraron en el proceso de refinanciamiento.

Si bien la deuda cuenta con favorables características en su perfil y fuente de de pago, el servicio anual de deuda estimado (intereses y capital), ejerce una fuerte presión sobre la flexibilidad financiera de la entidad. Considerando el perfil de gracia, para el ejercicio 2012 se presupuesta un servicio de deuda de 2,754 millones de pesos y un pago superior a 1,400 millones por adeudos del ejercicio fiscal anterior (Adefas).

Ante un nivel de ahorro interno promedio anual de aproximadamente 2,500 millones de pesos generado en los últimos tres años, reflejan la necesidad de fortalecer el flujo disponible para cumplir con los compromisos financieros, así como una alta posibilidad de recurrir a un nuevo proceso de refinanciamiento al terminar el periodo de gracia.

Fitch advierte que dado el elevado nivel de endeudamiento, ante un escenario de alza en la tasas de interés se registrarían cambios substanciales en el servicio de la deuda, que presionarían el desempeño presupuestal; sin embargo, el estado se encuentra en proceso de análisis y contratación de instrumentos de cobertura de tasa de interés para mitigar este riesgo.

Fitch estima que en el mediano plazo habrá un impacto significativo a la baja en el programa de obra del Estado debido a los elevados compromisos financieros existentes.

Ahora ve
La primera tormenta invernal de la temporada cubre de nieve el norte de México
No te pierdas
×