Atenas urge apoyo a plan de ayuda

El Gobierno necesita respaldo político para que el Parlamento apruebe el nuevo e impopular rescate; seis miembros del gabinete heleno ya han renunciado tras las medidas exigidas por la UE y el FMI.
aternas  (Foto: AP)
ATENAS (CNN) -

El Gobierno griego pidió a políticos "rebeldes" que apoyen en el Parlamento un impopular rescate de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) porque de otra manera enviarían al país a una "senda desconocida y riesgosa" hacia la moratoria de pagos y el aislamiento económico. El líder conservador griego, Antonis Samaras, quien había atacado las medidas de austeridad por enviar a Grecia a una recesión aún más profunda, exhortó a su partido a apoyar el acuerdo de 130,000 millones de euros o a abandonar sus candidaturas en las próximas elecciones generales.

Los votantes están tremendamente hostiles hacia las duras condiciones del rescate, y el ex primer ministro George Papandreou admitió que respaldar la austeridad le había costado el cargo e incluso algunos amigos, pero la alternativa era el colapso en los estándares de vida y graves "consecuencias imprevisibles".

No obstante, seis miembros del gabinete ya han renunciado por los enormes recortes a los salarios, pensiones y empleos que la UE y el FMI exigen como el precio del financiamiento, que Grecia necesita el próximo mes para evitar el cese de pagos.

Consecuencias incalculables

Funcionarios del Gobierno heleno han recalcado el mensaje de que el futuro de Grecia en la zona del euro está en riesgo.

"Las consecuencias de un caótico default serían incalculables para el país, no sólo para la economía (...) nos llevaría hacia una senda riesgosa, desconocida", dijo el viceministro de Finanzas, Filippos Sachinidis.

En una entrevista con el periódico Imerisia, Sachinidis describió la catástrofe que Grecia sufriría si fracasa en el pago de una redención de bonos de 14,500 millones de euros que vence el 20 de marzo.

"Sólo preguntémonos qué significaría para el país perder su sistema bancario, ser cortado de las importaciones de materias primas, farmacéuticas, combustibles, productos alimentarios básicos y tecnología", acotó.

En la tarde del viernes, el gabinete aprobó el borrador del proyecto de rescate y un plan para aliviar la enorme carga de deuda del Estado, que ha profundizado la crisis política y social del país y ha llevado a miles de ciudadanos a las calles en señal de protesta.

Es probable que los miembros del partido conservador Nueva Democracia, que tiene un gran liderazgo en sondeos de opinión antes de las elecciones esperadas para abril, respalden sólidamente el acuerdo.

Sin embargo, el partido más pequeño en la coalición, el LAOS de extrema de derecha, renunció al Gobierno en protesta por el plan del segundo rescate, ordenando a sus cuatro miembros del gabinete a dimitir.

Dos miembros del partido socialista PASOK también han dejado el gabinete.

Papandreou, que negoció el primer rescate antes de que su Gobierno colapsara en noviembre, reconoció la enorme presión sobre cualquier político que respalde el segundo rescate.

"He perdido amigos, mi familia ha sufrido, renuncié a mi cargo, fui insultado, vilipendiado como ningún político lo ha sido jamás en este país.

 "Pero aún así, todo eso es nada comparado con lo que nuestra gente sufrirá si fracasamos en hacer lo correcto (...) a pesar de toda la rabia que sentimos por dentro, debemos perseverar", dijo Papandreou al grupo parlamentario del PASOK.

Atisbos de rebelión

A pesar del olor a revuelta, analistas esperan que el Parlamento apruebe el paquete de rescate, que también incluye un canje de bonos que aliviará la carga de deuda de Grecia al cortar el valor de las tenencias de los inversionistas privados en un 70%.

Algunos economistas sugieren que si Grecia cae en moratoria y deja la zona del euro, su nueva moneda nacional se hundiría y evitaría que la economía griega se vuelva competitiva internacionalmente.

Pero el portavoz de Gobierno, Pantelis Kapsis, rechazó esta idea al sostener que "vamos a reducir el déficit, independientemente de si tenemos el euro o no".

El ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, dijo este sábado que 15,000 millones de euros extra podrían ser necesarios para salvar a los bancos, confirmando estimados de funcionarios de la UE.

La UE y el FMI no van a liberar la ayuda sin claros compromisos de los principales líderes de partidos de que las reformas serán implementadas, sin importar quién gane las próximas elecciones.

"El Gobierno cree que la sostenida implementación de este programa de política, complementada por la reestructuración de la deuda, pondrá el déficit público en una clara trayectoria hacia la baja", dijo el Gobierno en un borrador de una carta dirigida a los jefes de la UE y el FMI.

El debate sobre la legislación de emergencia para otorgar el segundo plan de rescate y el canje de bonos soberanos griegos comenzará en comité este sábado por la tarde. Una sesión plenaria debatirá y votará el plan el domingo.

Además, una legislación adicional detallando las demandas demandadas y pactadas con los acreedores públicos de Grecia, la UE y el FMI será sometida a votación dentro de unos días, aunque la fecha no ha sido precisada.

Segundo día de huelga

Grecia vivió este sábado un segundo día de huelga general y manifestaciones contra la iniciativa de ley que contempla drásticos recortes al gasto público, la cual será votada en el Parlamento este domingo.

Los inconformes rechazan el proyecto de austeridad aprobado el viernes por el gabinete, el cual fue exigido por la zona euro para desbloquear un nuevo paquete de ayuda financiera y evitar la bancarrota de Atenas.

La huelga paralizó este sábado casi todo el servicio de transporte público en la capital del país, incluidos autobuses urbanos, taxis, tranvías y metro, trenes suburbanos y barcos, aunque el ferrocarril eléctrico operó durante algunas horas.

Los servicios en aeropuertos no se vieron afectados por el paro de labores, de acuerdo con reportes del diario griego Ekathimerini.

Los hospitales públicos funcionaron sólo con el personal indispensable, ya que los médicos también se sumaron a la huelga.

Dos manifestaciones se registraron en Atenas, una de ellas organizada por la Confederación General del Trabajo de Grecia y la Unión de Funcionarios Públicos en la plaza Syntagma, y la otra fue convocada por la Unión Comunista en la Plaza Omonia.

Para la noche del domingo, los mayores sindicatos griegos convocaron a un mitin frente a la sede del Parlamento, durante la sesión en la que los diputados debatirán y votarán el acuerdo alcanzado por el gabinete griego.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En caso de que el Parlamento griego apruebe el proyecto, aún deberá ser aprobado por los ministros de Finanzas de la zona del euro la próxima semana.

Con información de  AP y Notimex

Ahora ve
El esperado octavo episodio de la saga ‘Star Wars’ llega a los cines del mundo
No te pierdas
×