Obama ‘recicla’ propuesta presupuestal

La única novedad que tiene el plan fiscal 2013 es la llamada Regla Buffett, pero sin dar detalles; Obama trata de convencer a los estadounidenses para ganar nuevamente las elecciones presidenciales.
barack obama presupuesto  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Jeanne Sahadi
NUEVA YORK -

Aumentar los impuestos a quienes ganan más de 250,000 dólares. Limitar las deducciones fiscales de los ricos, volver permanente el crédito tributario por matrícula universitaria. ¿Suena familiar?

En materia de impuestos, el plan presupuestario que el presidente estadounidense Barack Obama presentó este lunes incluyó una serie de propuestas ya planteadas con anterioridad. De hecho, muchas de las iniciativas que hizo han aparecido en cada presupuesto que Obama ha presentado desde que asumió la administración.

La única novedad del plan de este año es la llamada Regla Buffett, que busca asegurar que quienes ganan más de un millón de dólares paguen su "justa parte", que de acuerdo al mandatario equivale a pagar una tasa mínima del 30% sobre sus ingresos.

Sin embargo, altos funcionarios de la administración adelantaron que el presupuesto presentado este lunes no ofrecerá detalles sobre el funcionamiento de la Regla Buffett, señalando que es apenas un principio orientador para reformar el código fiscal.

Obama incluirá otras propuestas más concretas y ya repetidas, que incrementarían la contribución tributaria de las familias de altos ingresos, a la vez que pide extender o hacer permanentes otras deducciones fiscales para la clase media.  

La razón por la cual muchas de las propuestas fiscales antiguas aparecen nuevamente en el presupuesto para el año fiscal 2013 es porque no han sido adoptadas por el Congreso. Y es probable que este año tampoco reciban mucho respaldo, pues se espera que las políticas que rodean al año electoral paralicen la toma de decisiones hasta que pase el 6 de noviembre, en un Congreso dividido.

El presupuesto, no obstante, muestra las prioridades de Obama en materia de impuestos individuales ahora que busca la reelección. Ofrecemos aquí lo más destacado del plan.

Extender gran parte de los recortes fiscales implementados en la era Bush: Las rebajas del impuesto sobre la renta de 2001 y 2003, programadas para expirar el 31 de diciembre, siguen siendo el principal frente de guerra partidista. Desde su campaña electoral en 2008, Obama dijo que quería que esos recortes fueran permanentes para la gran mayoría de los estadounidenses. La única excepción es que pedía que las dos tasas impositivas máximas -actualmente en 33% y 35% - volvieran a los niveles anteriores a 2001 de 36% y 39.6%.

No obstante, la mayoría de los contribuyentes situados en esos dos tramos de la escala más alta del impuesto todavía se beneficiarían de la continuidad de las tasas de 10%, 15%, 25% y 28% sobre la porción de sus ingresos sujeta a tramos impositivos más bajos.

Modificar el impuesto estatal: Obama se opone a la eliminación del impuesto estatal, pero en los tres años anteriores ha presionado para ubicarlo en un nivel menos oneroso que el que estipula la ley actual, que limita la excepción individual a un millón de dólares y establece la tasa máxima en 55%. En cambio, al presidente le gustaría aumentar el nivel de excepción individual a 5 millones de dólares y reducir la tasa máxima a 35%.

Limitar las deducciones detalladas para las familias de altos ingresos: Como ha planteado en los presupuestos pasados, Obama propondrá reducir el valor de las deducciones detalladas para contribuyentes que ganan más de 200,000 dólares (o 250,000 dólares si es un matrimonio que presenta una declaración conjunta). Hoy, esas familias pueden deducir 33% o 35% de un gasto que reúne los requisitos de deducibilidad. Bajo la propuesta del presidente, sólo se les permitiría deducir el 28%. En la actualidad, aquellas personas cuyos ingresos se encuentran en los dos tramos impositivos más altos (33% y 35%) tienen una base imponible de al menos 178,650 dólares si son solteros o 217,450 dólares si son una pareja que presenta una declaración compartida.

Aumentar los impuestos a los ingresos de gestores de fondos de inversión: Como muchos estadounidenses se han enterado gracias a la declaración fiscal de Mitt Romney, que a los gestores de fondos de capital privado, capital riesgo y fondos hedge únicamente se les aplica una tasa del 15% sobre la porción de su compensación, conocida como "carried interest" (participación en los beneficios, esto es, el porcentaje de los beneficios o plusvalías resultantes de las operaciones del fondo que reciben los gestores como compensación por sus esfuerzos en la gestión del mismo).

Obama quisiera que esa participación en los beneficios del fondo sea gravada como un ingreso ordinario, lo que significa que los gestores tendrían que pagar más del doble de lo que actualmente pagan. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Hacer permanente el crédito HOPE: Este incentivo tributario, rebautizado como crédito fiscal de la Oportunidad Americana y revalidado en 2009, compensa los costos de la educación superior hasta en 2,500 dólares al año (reembolsa hasta el 100% de los primeros 2,000 sóalres de gasto que cumple los requisitos de deducibilidad y hasta 25% de los siguientes 2,500 dóalres de gasto deducible), y puede ser solicitado por cuatro años de universidad.

Los elegibles para este crédito son aquellos con un ingreso bruto ajustado modificado inferior a los 90,000 dólares (180,000 para matrimonios que presentan declaración fiscal conjunta).

Ahora ve
México y EU avanzan en combatir al crimen organizado, afirma Osorio Chong
No te pierdas
×