La tesorería como corazón de la empresa

Generar recursos y administrar el capital de trabajo es lo que da valor a una firma, dice Jaime Gil; entre los objetivos básicos de las tesorerías también destaca optimizar el ciclo económico, señala.
tesorería  (Foto: Thinkstock)
Jaime Hugo Gil Aguilar*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Actualmente, la función de las tesorerías modernas está en relación con el avance de las organizaciones y cambia en un ambiente globalizado donde hoy una empresa adquiere un valor potencial por su enorme capacidad de generar recursos y una eficiente administración de su capital de trabajo. Estos puntos representan estratégicamente una gran diferenciación competitiva, por lo tanto, las tesorerías deben replantear su gestión y orientarse a modernizar su desempeño en las organizaciones, para lo cual es conveniente revisar lo que hoy se tiene y perfilar las acciones estratégicas.

Las tesorerías tienen como objetivo fundamental optimizar el ciclo económico, administrar el capital de trabajo, maximizar el rendimiento operativo y de inversión, reducir costos financieros, proteger la operación cambiaria y de tasas de interés, ampliar la capacidad de negociación bancaria por servicios y líneas de crédito, fortalecer las líneas de crédito y planear acorde con las estrategias de la organización.

Por lo anterior, la gestión de la tesorería debe entenderse como el conjunto de técnicas y procedimientos para eficientar la administración de los fondos monetarios, buscando optimizar los objetivos siguientes:

-Disminuir los requerimientos de financiamiento a corto plazo, optimizando los medios de cobro y pago.

-Reducción de los costos financieros negociando las mejores condiciones con las instituciones financieras y utilizando los mejores instrumentos financieros de corto plazo.

-Darle mejor rentabilidad a los excedentes de efectivo con los mejores instrumentos en el corto plazo, como en el mercado de capitales.

-En lo operativo, la administración de los flujos es fundamental ya que representa ejercer lo planeado del día con día.

-Los medios electrónicos son esenciales para hacer eficiente la operación, sobre todo con empresas que tienen grandes volúmenes de transferencias, pues este es el medio de pago más importante que se está adecuando a la modernidad.  

La administración del capital de trabajo es el objetivo central del tesorero en donde la generación de fondos debe hacerse mediante una eficiente función de otorgamiento de crédito y recuperación de la cobranza, allegándose  recursos monetarios lo más rápido posible para satisfacer sus flujos.

Por el contrario, la optimización de las cuentas por pagar es vital, de tal suerte que se pueda dilatar el pago sin poner en riesgo la relación con los proveedores de bienes y servicios, pero con adecuadas prácticas sin exponer la seriedad y honestidad del negocio.

Los inventarios no son del ámbito del tesorero sin embargo inciden en las inversiones de éstos, ya que su inadecuada planeación pueden llevar a falta de ventas por no tener existencia o lo contrario, tener los almacenes sobre inventariados, situación que no permite cumplir con el ciclo económico y se puede llegar a la falta de pago al proveedor. Por todo ello, el tesorero debe estar atento a los indicativos y razones financieras para poder reaccionar.

Las previsiones en la tesorería son básicas, ya que es disponer y administrar los fondos necesarios en las mejores condiciones posibles para asegurar la liquidez con que deberá contar una empresa. Un punto importante es establecer sistemas de información en la tesorería, básicamente para conseguir una importante reducción de costos financieros y administrativos, una óptima toma de decisiones financieras y mejora de la estructura organizacional.

Un elemento sustancial es su participación en el plan estratégico de la organización para comprender el entorno de todos los proyectos macro de crecimiento, mercado, nuevas instalaciones, expansiones, fusiones, liquidaciones, emisión de deuda, etc.

En la parte de control, implicará ejercer el presupuesto previsto elaborando flujos de efectivo estáticos como metas a alcanzar, que conforme se dé la operación, se conviertan en flujos dinámicos, ajustando el plan denominado, pronóstico que permitirá medir el grado de cumplimiento y reorientar las acciones a seguir.

En conclusión, las tesorerías modernas están enfocadas a la administración eficiente del capital de trabajo adecuándolo con la participación en las estrategias de las empresas, optimizar el ciclo económico, maximizar los rendimientos de inversión, reducción de los costos financieros, proteger la operación cambiaria y de tasa, generar sistemas de información confiables, potencial negociador, interacción con el sistema financiero y una alta capacidad de respuesta y servicio.

*El autor es Licenciado y  Maestro en Contaduría por la UNAM. Fue presidente del Comité Técnico Nacional de Tesorería del IMEF durante el periodo 2009 - 2011. Actualmente es Director de Tesorería de Grupo INVEKRA

Ahora ve
El rescate de un ciervo de un lago congelado se vuelve viral
No te pierdas
×