¿Recuperación en EU? No tan rápido

El aumento de empleos y el alza en las acciones indican un repunte económico que aún es incierto; las políticas fiscales y un posible encarecimiento de la gasolina podrían reducir el crecimiento.
signo peligro  (Foto: Thinkstock)
Annalyn Censky
NUEVA YORK -

Los empleadores están contratando, la fabricación está calentando motores y las acciones están repuntando. Parece que finalmente la recuperación se está afianzando.

¿Suena familiar?

El reciente impulso de recuperación estadounidense se parece mucho a lo que se experimentó a principios de 2011, cuando muchos de los mismos brotes verdes provocaban optimismo.

Pero las cosas salieron mal la primavera pasada cuando los precios del petróleo comenzaron a subir y el terremoto en Japón envió ondas de choque hacia la economía mundial. La crisis financiera europea se intensificó y el debate sobre el techo de la deuda estadounidense pesó sobre la confianza.

En junio, incluso el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, admitía que la economía estaba pasando por un "ligero bache".

¿Está finalmente Estados Unidos en la vía hacia una recuperación sostenida, o se extinguirá de nuevo en 2012?

La respuesta depende por completo de algunos retos clave:

Precios de gasolina, cerca de la zona de peligro

La tensión con Irán representa quizás el mayor riesgo no sólo para la economía de Estados Unidos, sino para el mundo en general. Alrededor del 20% del petróleo mundial pasa por el Estrecho de Ormuz, y la amenaza de Irán de cerrar la esencial vía de navegación ha impulsado recientemente un aumento en los precios del petróleo.

A esto se añade la reciente mejora en los datos económicos -que a menudo conduce a los especuladores del petróleo a prever una mayor demanda de combustible- y una menor oferta y mayor demanda son una receta perfecta para un potencial aumento en los precios de la gasolina esta primavera.

Los precios de la gasolina ya están en sus niveles históricos más altos para esta época del año, y algunos analistas predicen que llegarán a un promedio nacional de 4 dólares por galón en mayo. En algunas regiones incluso se prevé que el galón llegue a los 5 dólares para el Día de los Caídos (el último lunes de mayo).

Eso va a golpear fuertemente a los consumidores, al igual que sucedió el año pasado. El gasto del consumidor se desplomó en el verano, hundiendo el crecimiento económico. La creación de empleo muy pronto se redujo al mínimo.

"Este año, la recuperación descansa en gran medida sobre las espaldas de los consumidores, así que cualquier cosa que debilite el gasto de los consumidores representa un riesgo para la economía", dijo Carl Riccadonna, economista senior enfocado en Estados Unidos de Deutsche Bank.

Debido a que ha sucedido antes, él no ve la gasolina a 4 dólares como un riesgo importante, pero algo mayor a 4.60 dólares por galón podría ser preocupante.

"La gasolina a 4 dólares no me asusta, pero si el Estrecho de Ormuz se cierra o si empiezan a caer bombas sobre Irán, sin duda sería preocupante para los mercados y podría conducir a un alza en el precio del petróleo", dijo.

Políticas de lastre fiscal

Los recortes laborales en el Gobierno, especialmente por parte de los estados y localidades, probablemente continuarán; y aunque son algo previsto, su impacto no debe ser tomado a la ligera. El Gobierno es el mayor empleador en Estados Unidos.

Mientras tanto, a medida que las empresas miran hacia el futuro, un gran signo de interrogación está suspendido en el aire: ¿Qué pasará después de que los recortes fiscales implementados por el ex presidente George W. Bush expiren a finales de este año?

Enero de 2013 también desencadenará recortes presupuestarios automáticos por 1.2 billones de dólares, así como el inicio de muchas de las disposiciones de la reforma de salud del presidente Barack Obama.

La esperanza de una mayor claridad se está desvaneciendo, ya que no se espera que el Congreso logre ningún gran avance en cuestiones importantes hasta después de que las elecciones pasen.

"Va a existir una incertidumbre significativa acerca del lastre fiscal", dijo Riccadonna, y estimó que los recortes en el Gobierno y la incertidumbre en torno a los temas fiscales podrían eliminar hasta dos puntos porcentuales de crecimiento económico en 2013.

Estas cuestiones no son ciertamente una sorpresa, así que los empleadores tienden a tenerlos en consideración por adelantado en sus decisiones de contratación y de inversión.

Basta con un solo impacto

Los impactos del año pasado llegaron en la forma de revoluciones en Medio Oriente, el terremoto en Japón y la creciente crisis de deuda en Europa.

Aunque estas cuestiones siguen presentes, nuevos problemas, incluyendo a Irán, se están gestando en todo el mundo en 2012.

"Hemos eliminado varios factores clave de amortiguación, pero Irán sigue siendo un comodín", dijo Beata Caranci, vicepresidenta y economista en jefe adjunta de TD Bank. "Cuando nos fijamos en los grandes riesgos que emanan hacia Estados Unidos, están ocurriendo sobre todo fuera de las fronteras de Estados Unidos".

Mientras tanto, las economías de más rápido crecimiento en el mundo, a menudo llamadas mercados emergentes, están empezando a mostrar señales de perder impulso. China, la segunda mayor economía del mundo, ha mostrado recientemente signos de desaceleración.

El Gobierno de India ha pronosticado que su economía podría crecer menos del 7% este año fiscal, su menor crecimiento desde la crisis financiera en 2008.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Aunque ambos gobiernos están comenzando a hacer esfuerzos por apoyar el crecimiento económico, los analistas aún están deliberando sobre los resultados.

"Dada nuestra experiencia, muchas veces es realmente difícil para algunos de estos países controlar sus desaceleraciones", dijo John Silvia, economista en jefe de Wells Fargo. "La desaceleración de Asia podría ser más rápida y producirse antes de lo esperado".

Ahora ve
El 40% de los bitcoins disponibles está en manos de 1,000 personas
No te pierdas
×