México busca dar garantías a Mazda

Bruno Ferrari viajó a Japón para reafirmar la intención de salvar el pacto automotor con Brasil; el titular de Economía se mostró confiado en convencer a Brasilia para mantener el acuerdo.
mazda  (Foto: AP)
TOKIO (CNN) -

México es cautelosamente optimista de que logrará convencer a Brasil de salvar el acuerdo entre ambos países que liberaliza el comercio de autos, dijo este viernes el secretario de Economía mexicano, Bruno Ferrari.

El funcionario dijo que uno de los principales objetivos de su visita a Japón esta semana había sido llevar garantías a Mazda, que está invirtiendo por primera vez en México, sobre los planes de su país para salvar el acuerdo con Brasil.

Mazda planea abrir una fábrica con capacidad para producir 140,000 vehículos al año en la ciudad de Guanajuato el próximo año, como una plataforma para exportar a los mercados sudamericanos, entre ellos a Brasil.

En un cambio respecto de un acuerdo reciente para profundizar los lazos comerciales bilaterales, Brasil dijo a México hace varias semanas que quería modificar o poner fin al tratado automotor suscrito hace una década, el cual exime de aranceles al comercio de autos entre las dos mayores economías de Latinoamérica.

Un fin del acuerdo sería una mala noticia para las automotrices, que anualmente exportan cientos de millones de dólares en autos y sus partes entre los dos mercados.

Empresas como Nissan Motor Co y Mazda Motor Corp, que anunciaron planes el año pasado para construir nuevas plantas en México, cuentan con el tratado para hacer que sus autos fabricados en México sean competitivos en el creciente mercado automotor brasileño.

"Primero queremos entender qué quieren decir ellos, de manera que podamos encontrar alternativas que sean adecuadas para Brasil, para mantener la relación como estaba", señaló Ferrari en una entrevista con Reuters en Tokio.

"Somos cautos, pero al mismo tiempo optimistas, sobre todas las cosas que nosotros podemos poner en la mesa para fortalecer, en vez de reducir, el comercio con Brasil", afirmó.

Ferrari dijo que viajará a Brasil tras su visita a Tokio.

El funcionario sostuvo que el acuerdo automotor había favorecido mayormente a Brasil, que recién el año pasado tuvo un déficit en su balanza comercial con México de 126 millones de dólares, tras un superávit que sumó 21,000 millones en la última década.

Sin embargo, la fortaleza de la moneda brasileña, los crecientes costos laborales y los elevados impuestos han ido reduciendo la competitividad de su industria, que apenas creció en el 2011. Esto llevó al Gobierno de Dilma Rousseff a aumentar sus esfuerzos para proteger el empleo en el sector.

En contraste, la producción de vehículos de México creció 13% el año pasado a un récord de 2.56 millones de unidades y se espera una mayor expansión este año.

Independientemente del destino del acuerdo con Brasil, Ferrari dijo que confiaba en que los esfuerzos del Gobierno mexicano para atraer inversiones seguirían dando frutos mediante la instalación de muchas compañías en el país.

Además de bajar los impuestos y reducir la burocracia, México ha abierto 100 universidades en los últimos cinco años y gradúa a cerca de 100,000 ingenieros por año, más que Japón, Alemania o Brasil, aseguró el secretario.

"Puedo asegurar que en los próximos dos o tres meses tendremos más anuncios de inversiones en México desde diferentes países", dijo.

 

Ahora ve
El comportamiento de la pobreza en los municipios mexicanos entre 2010 y 2015
No te pierdas
×