Grecia, una ‘bomba de tiempo’ social

Las medidas que la ‘troika’ le exige la sumirán en una recesión profunda, dicen economistas; los griegos enfrentan la recesión con más impuestos y una reducción en el salario mínimo.
Protestas Grecia  (Foto: AP)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En la tragedia Antígona, Ismene dijo: "nunca perdura la sensatez en los que son desgraciados", esta frase puede reflejar hoy  las consecuencias del dramático ajuste fiscal que la 'troika' (Banco Central Europeo, Comisión Europea y el FMI) le pide al Gobierno de Grecia, economía que lleva cuatro años en recesión.  El país heleno tiene enfrente un empeoramiento de sus condiciones económicas, incremento de la efervescencia social y prolongamiento de la agonía, dicen economistas.

Entre otros golpes a la población, Grecia está recortando 15,000 puestos de trabajo en el sector público, aumenta los impuestos y redujo el salario mínimo en 22%.

Los expertos consideran que al no haberse solucionado el problema de fondo en Grecia, podrían presentarse episodios de volatilidad en los mercados financieros y movimientos sociales. Si el Gobierno incumple tendrá que iniciar nuevas negociaciones cada vez que tengan que solicitar el siguiente tramo de ayuda, como ha sucedido en los últimos tres años.

"El ajuste que se le está pidiendo a Grecia es parcial y no lleva la otra parte de la receta económica que ha funcionando tradicionalmente en varios países que es devaluar la moneda, al mismo tiempo que tiene que corregir sus cuentas", dice Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody´s Analytics.

Grecia enfrenta un ajuste fiscal dramático que lo único que va a hacer es hundir más su economía y el panorama en los próximos dos años es de un empeoramiento, si no se toman las medidas necesarias para empezar a promover el crecimiento, asevera.

"Es una bomba de tiempo en el ámbito social. Sí es un factor de riesgo social y político importante en la medida en que no se están implementando medidas para no hacer crecer a la economía".

El primer tramo del nuevo programa de rescate por 130,000 millones de euros a Grecia debe ser entregado en marzo, dijo este miércoles el jefe de los ministros de Finanzas del bloque monetario, Jean-Claude Juncker.

"El primer tramo será liberado el 20 de marzo a más tardar", dijo Juncker a la Comisión Económica del Parlamento Europeo, dejando en claro que Grecia debe aprobar todas las medidas acordadas previo a esa fecha".

Los ministros de Finanzas de la zona euro lograron un acuerdo el 21 de febrero sobre un segundo programa de rescate para Grecia cuyo objetivo es reducir la deuda helena a un 121% del PIB al 2020, desde el 160% que hoy representa.

Aun cuando se ajusten el cinturón en los próximos 5 años, para que la deuda baje en dicha proporción, "es un monto elevado para cualquier nación", destaca el profesor del Departamento de Contaduría y Negocios Internacionales en el Tecnológico de Monterrey Campus Toluca, Alejandro Díaz.

En su opinión, con todos los grandes ajustes que debe realizar el Gobierno heleno "todavía tienen un gigantesco lastre. Si el problema griego se les sale de las manos a las autoridades, la siguiente medida podría ser la condonación total de la deuda. Algo de esa magnitud".

La otra opción, salirse del euro, les crearía otro problema serio para los griegos. "Primero sería ver a qué tipo de cambio ponen la moneda y luego quién la compra. No habría una paridad base porque nadie la respetaría y se produciría una gran fuga de capitales que echaría por tierra cualquier ayuda".

El ajuste que se impone a Grecia solo pretende ayudar a corregir las cuentas fiscales, pero de ninguna manera llevan la dosis económica para hacer crecer al país, para eso se necesitan medidas de cambio estructural que llevan tiempo.

"La economía necesita crecer y en el corto plazo no hay mejor receta que una devaluación. Grecia necesita abrir la opción de una devaluación cambiaria y la única forma de hacerlo es a través de regresar a su propia moneda", dice Coutiño.

Los europeos no quieren entender, o no alcanzan a digerir que darle más dinero a Grecia no resuelve su problema de raíz, al contrario, le dan más estímulos para que el país siga ganando tiempo y les diga que sí a las cosas, subraya el economista de Moody´s Analytics

"Europa está exigiendo lo que Grecia no ha podido dar, pero ha sido un poco injusto porque le exige solamente un ajuste sin permitirle la otra parte de la receta -que es la devaluación cambiaria- y los europeos no quieren que se salga de la eurozona. Europa ha estado exigiendo más por la sencilla razónde que no ha cumplido con los compromisos".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El problema es que estas medidas pueden desbordarse en términos de la gobernabilidad. "Si la población ve que en un año puede salir del problema, acepta el golpe como fue en Argentina o México en 1995, pero en el caso de Grecia les están diciendo que si bien van a salir con las medidas será en cinco años", resalta el catedrático del Tec, quien advierte que España será otro foco de tensión social.

Quizás el problema en términos financieros se solucione de aquí a septiembre, además de que Europa se encuentra en una condición de estancamiento, y así estará por un rato, por lo que las medidas restrictivas que están imponiendo tienden a caldear el ambiente, generar más incertidumbre y presión social.

Ahora ve
Cada 10 de diciembre se celebra el Día de los Derechos Humanos
No te pierdas
×