SEC quiere parar máquinas de Wall Street

La Comisión quiere limitar las transacciones computarizadas de alta frecuencia en el mercado; aunque las firmas que las realizan aseguran que la normativa hará más caras las operaciones.
maquinas de wall street  (Foto: CNN)
Ciro Sanati
NUEVA YORK -

El auge de las máquinas en Wall Street parece imparable. Aunque los reguladores dicen que están preocupados por las posibles distorsiones del mercado provocadas por algoritmos computarizados operativos de alta frecuencia, parecen no tener la más mínima idea de qué hacer al respecto. De hecho, ni siquiera pueden decir con certeza si sus preocupaciones son reales o sólo material de ciencia-ficción.

Sin embargo, Mary Schapiro, presidenta de la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés), dijo a periodistas la semana pasada que la agencia estaba ponderando formas de frenar las operaciones de alta frecuencia (high frequency trading o HFT) mediante la imposición de una cuota sobre los miles de pedidos cancelados que los operadores de HFT introducen en los mercados.

Pero aunque esa cuota podría reducir las posibilidades de que las firmas de HFT puedan manipular los mercados, también afectarían la liquidez del mercado, provocando que las operaciones fueran más caras para todos. En lugar de convertir en un enemigo a las empresas de HFT, la SEC debería hacer equipo con ellas para ayudar a regular los mercados y proporcionar liquidez.

Las transacciones de alta frecuencia (comercio de valores realizado por computadora a velocidades superrápidas) no es nada nuevo. Ha existido desde hace años y ha sido adoptado por casi todos los principales agentes de Bolsa en Wall Street.

Pero después del colapso de mayo de 2010, las HFT fueron puestas bajo la lupa por los reguladores. La cuestión era si los algoritmos de las HFT habían contribuido a la caída excesivamente rápida del 9% en el valor del mercado.

Casi dos años después del 'flash crash', los reguladores han hecho muy poco por frenar el crecimiento de las HFT. Aunque han discutido acerca de hacer algo al respecto, parece que no pueden conseguir las pruebas necesarias para vincular a las HFT con cualquier acto malintencionado.

Un voluminoso informe sobre las raíces del flash crash emitido por la SEC y la Comisión de Comercialización de Futuros de Materias Primas (CFTC por sus siglas en inglés) reveló que la culpa del incidente era tanto humana como computacional, y que las HFT definitivamente no podían ser identificadas como las causantes de cualquier daño a los mercados.

Los críticos sostienen que los programas de HFT no son más que un pretexto para la especulación y la manipulación del mercado. Al poder ejecutar operaciones de manera más rápida que el sujeto (o computadora) de al lado, un algoritmo transaccional HFT podría potencialmente ver apuestas y ofertas, y entrar y conseguirlas antes de cualquier otra persona tuviera la oportunidad de parpadear.

Los 15 a 20 jugadores fuertes de la industria de las HFT en Wall Street están enfrascados en un juego de guerra computarizado para construir algoritmos de negociación más rápidos y agresivos. Los bancos, operadores y fondos de cobertura que componen la comunidad HFT están luchando por fracciones de centavos y están dispuestos a jugar sucio.

Por ejemplo, acostumbran pagar grandes sumas de dinero para colocar sus servidores de operaciones al lado de los servidores de las Bolsas de valores, en un esfuerzo por ganar nanosegundos a las ejecuciones de operaciones. Esta ventaja está siendo estudiada por la SEC, pero no ha tomado una decisión en cuanto a si la 'co-localización' de los servidores es realmente una ventaja injusta.

Otra estrategia más polémica de HFT es inundar el mercado con muchas ofertas y demandas con el fin de establecer cómo se encuentra el mercado respecto a una determinada acción. Los defensores dicen que esta estrategia, peyorativamente conocida como cotización de relleno, crea una gran cantidad de liquidez en el mercado debido al gran número de ofertas y demandas que llegan al mercado.

Los críticos sostienen que no es más que una pesca de precios y manipulación del mercado. Creen que los algoritmos de las HFT están diseñados para eliminar la oferta máxima de un inversor con el fin de embolsarse la mayor diferencia posible en cualquier transacción.

La SEC está teniendo dificultades para averiguar quién está haciendo eso. Schapiro reconoció la semana pasada que las HFT aportan valiosa liquidez a los mercados al comprimir los diferenciales, haciendo al mercado más eficiente y más barato para las transacciones. Pero también dijo que después de varios años de investigación, no estaba segura de si las HFT representaban o no algún daño a los mercados.

Sin embargo, Schapiro mencionó que la agencia estaba considerando formas de frenar el crecimiento del comercio algorítmico mediante la imposición de una tasa sobre los pedidos cancelados.

Esta tarifa reduciría drásticamente el número de ofertas y demandas que los operadores de alta frecuencia envían. Esto eliminaría la posibilidad de que pudieran estar manipulando el mercado para su propio beneficio, pero además atacaría el corazón de uno de los principales mandatos de las HFT, que es proveer liquidez.

Aunque la manipulación del mercado es muy grave, no parece existir mucha evidencia en este punto para sugerir que eso es lo que está sucediendo aquí. Parece que las HFT están aquí para quedarse, les guste o no a los críticos. Constituyen entre el 50% y el 60% del volumen de negociación en las Bolsas, y se espera que crezcan en los próximos años.

Así que en lugar de luchar contra el auge de las máquinas, la SEC podría tener la oportunidad de usarlas para ayudar a regular los mercados y mantener la liquidez. Podría hacerlo al reclutar estas operaciones para que se conviertan en el equivalente del siglo 21 de un especialista. El papel de especialista desapareció en gran parte con el aumento del comercio electrónico en la primera parte de la década.

Estos agentes actuaban como custodios de determinadas acciones por asegurarse de que existía la liquidez adecuada a su disposición en cualquier momento dado. En esencia, los especialistas eran básicamente creadores de mercado con una verdadera obligación de asegurarse de que el comercio nunca cayera por un precipicio. A cambio, a los especialistas se les permitía ganar una buena cantidad de dinero negociando con el diferencial en las acciones que cubrían

Las empresas de HFT afirman que son importantes para los mercados porque son los nuevos creadores de mercado accionario, y muchas de ellas actúan como Creadoras de Mercado Designadas, la denominación que sucedió a la de Especialista.

Pero ¿dónde estaban las firmas de HFT que actuaban como Creadoras de Mercado Designadas durante el flash crash? Esa pregunta fundamental ha sido cuestionada una y otra vez, incluso por Schapiro en varias ocasiones. Aunque algunas firmas de HFT dicen que operaron todo el día, la gran mayoría se retiró del mercado cuando las cosas se pusieron difíciles.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Para que las empresas de HFT sean una verdadera fuerza bienhechora en los mercados, su papel como creadores de mercado debería ser oficial. La mecánica de este cambio tendrá que ser resuelta por la SEC, las Bolsas y las grandes firmas de HFT, pero requeriría la cobertura de una gran mayoría de las acciones y no sólo de las acciones más importantes y con mayor liquidez. Obligar a las empresas de HFT a proveer de liquidez a las pequeñas acciones con menor liquidez ayudaría a estabilizar el mercado.

El cambio requeriría, en última instancia, que todas las grandes empresas de HFT se registraran ante con la SEC y llegaran a un acuerdo para que sus operaciones fueran examinadas. Aunque eso podría hacer sentir incómodas a algunas de las firmas de HFT, parece ser una mejor alternativa a que la SEC llegue y desconecte todos los cables de sus máquinas.

Ahora ve
Te decimos qué es la neutralidad en la red y por qué debe importarte
No te pierdas
×