Operaciones en dólares caen 70%: CNBV

La regulación redujo las transacciones de 22,000 a 6,000 mdd de 2008 a la fecha, dice el organismo; a partir de abril se buscará evitar operaciones de lavado de dinero en centros cambiarios y sofomes.
lavado de dinero  (Foto: Thinkstock)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El ingreso de dólares al sistema bancario mexicano se ha reducido casi 73% a raíz de la entrada en vigor de las medidas que regulan este tipo de operaciones, de acuerdo con las últimas cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

"En 2008 se registró el punto más alto en este tipo de operaciones, con 22,000 millones de dólares, monto que ha ido disminuyendo con la entrada en vigor de los controles que se establecieron, con lo que al cierre de 2011 alcanzaban los 6,000 millones de dólares", dijo Viviana Garza Salazar, vicepresidente de Supervisión de Procesos Preventivos de la CNBV, en entrevista con CNNExpansión.

La Secretaría de Hacienda anunció en mayo de 2010 que los depósitos de dólares en efectivo se limitarían para dificultar el lavado dinero en México y que la medida que se aplicaría directamente en las operaciones en ventanilla de los bancos a fin de reducir la entrada de grandes cantidades de dólares de procedencia ilícita.

Las medidas establecen que las personas físicas que sean cuentahabientes de un banco podrán comprar esta divisa hasta por un monto total de hasta 4,000 dólares mensuales. Los usuarios nacionales, no cuentahabientes, podrán llevar a cabo estas operaciones hasta por un monto de 250 dólares diarios y 1,500 dólares acumulados por mes.

La funcionaria de la entidad reguladora aclaró que no se puede prejuzgar que el excedente que se tenía estuviera ligado a operaciones de naturaleza ilícita; "incluye todas las operaciones en el mercado que se realizan, por ejemplo remesas, ya que los controles que pusimos fueron poco amables".

Destacó que en materia de lavado de dinero, de acuerdo con el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), México no se encuentra en ninguna de sus listas, lo que es buen termómetro.

"Vamos reportando los avances en materia de lavado de dinero y de financiamiento al terrorismo, le estamos dando cumplimiento a todas las recomendaciones que nos han realizado y no tenemos problema", destacó.

De hecho, expuso que la cuarta revisión ya está en puerta y "ahí finalmente tendremos la fotografía de cómo nos ven en el resto del mundo, pero no estamos en ninguna lista, ni siquiera tenemos un seguimiento reforzado, simplemente se le da seguimiento a México a nivel mundial y cuáles son los avances que vamos teniendo".

En materia de prevención, que es la parte que le corresponde a la CNBV, "se nos ha reconocido nuestra calidad", aunque también señaló que la aprobación de la ley antilavado que está pendiente de ser discutida en la Cámara de Diputados ayudaría a México a estar mejor situado y como un país que avanza en la materia.

Como parte de los planes para 2012, Garza Salazar precisó que se empezará a supervisar a las sociedades financieras de objeto múltiple (Sofom), centros cambiarios y transmisores. En este momento se lleva a cabo la recepción de la información por parte del Sistema de Administración Tributaria (SAT) de los centros cambiarios y transmisores para que a partir de abril empiecen a reportar a la CNBV.

Control para las Sofom

La ley establece que la CNBV empezará a supervisar el tema de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo en centros cambiarios, trasmisores y en sofomes, lo que era competencia del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

De las 3,400 sofomes que operan, la dependencia se encuentra en la primera fase de prueba con 100 de ellas para ver cualquier falla en el sistema y resolverla, ya que en julio la totalidad de estas sociedades tendrá que enviar de forma oficial su información a la CNBV.

"En cada una de ellas estaremos revisando operaciones de Prevención de Lavado de Dinero y Financiamiento del Terrorismo, que el manual de políticas sea uno que se adecúe a sus operación y lo estén aplicando y, principalmente, que la capacitación en esta materia se esté llevando a cabo, que la gente cada vez más estará involucrada en esta materia", indicó Garza Salazar.

Explicó que el 17 de diciembre de 2011 las sofomes debían entregar manual de políticas, oficial de cumplimiento y control, y únicamente 700 han cumplido con ello. "Ahí tenemos la primera diferencia de quién está observando las disposiciones y tratando de cumplirlas, y quiénes no".

Garza Salazar descartó la sanción como un primer paso para aquellas que no entregaron la información, porque no ayudará en la cultura de cumplimiento. "Si bien el tema de lavado de dinero es un tema grave, cuya sanción no se puede perdonar, en este caso se trata de avanzar en la cultura de cumplimiento y lo que haríamos será invitarlas a cumplir".

Reconoció que parte de lo que se está dando en el mercado es que algunas se han acercado para decir que ya no quieren ser sofom, y se quieren transformar en sociedades anónimas (S.A.), lo que se da por la carga que implica ser supervisado.

"Para empezar tienen que pagarnos una cuota de supervisión de 30,000 pesos anuales y tienen que dar cumplimiento a las disposiciones de manera puntual, y significa una carga para la sociedad. El mercado sí se ha ido acortando, el crecimiento que traían las sofomes era de entre 50 y 60 mensuales, y ha disminuido".

Independientemente de la información que tengan que entregar o el costo que les implique el que sean supervisadas más rigurosamente por operaciones ilícitas hizo que muchas se retiren.

Finalmente, "esperaban no ser reguladas y cuando les pones una carga regulatoria muchas deciden mejor quedarse como S.A., y no tener los beneficios de ser una sociedad financiera, como puede ser la exención del IDE".

Mencionó que "es difícil decir que fueran un medio para lavar dinero, mucho menos el prejuzgar a un sector completo por las actividades que están realizando; como en todo hay quien se porta bien o mal, y es temprano para hacer una presunción respecto de cuál es la forma de operar de la mayoría".

Supervisión a centros cambiarios

La CNBV también está por revisar la operación de los centros cambiarios y transmisores. La vicepresidente de Supervisión de Procesos Preventivos de la CNBV indicó que a principios de abril iniciará la supervisión y "estaremos viendo si es necesario ampliar la fecha, o no, en las disposiciones para que nos empiecen a reportar para centros y transmisores".

De los 2,789 centros cambiarios, se han registrado 1,244 y 36 transmisores de dinero. "Tampoco tenemos la certeza de que sean todos los que estén llevando a cabo las actividades. El dato que teníamos era sólo tomando en consideración que se trataba de personas morales las que iban a poder seguir llevando a cabo esta actividad", subrayó.

Sin embargo, la CNBV recibió algunos amparos de personas físicas a quienes los jueces les han dado la suspensión, en el sentido de que pueden seguir realizando la actividad si ya estaban autorizadas para efectuarla con anterioridad, y hasta ahora suman 16 casos.

"Solamente vamos por las personas morales; las disposiciones dicen que todo mundo debe transformarse y algunos están optando por ampararse. Ahí nada podemos hacer, pero dentro de la CNBV está en curso un proyecto y se está previendo la metodología que se debe llevar a cabo para supervisar a este tipo de entidades".

Para abril próximo, la entidad reguladora deberá comenzar a supervisar a estas entidades, que para entonces deberán tener manual, oficial de cumplimiento y contar con toda la infraestructura de sistemas para poder llevar a cabo el monitoreo de las operaciones.

"Parte de la información que les vamos a solicitar de manera regular es el número de operaciones que realizan y monto, o cuando hay cambios de su control accionario les vamos a hacer llegar un cuestionario en donde nos van a tener que decir en dónde están situadas sus sucursales, cuántos clientes tienen, qué montos realizan de operaciones en promedio y una serie de datos adicionales que nos sirvan a nosotros para llevar a cabo la supervisión extra situ", destacó Garza Salazar.

Resaltó que ningún centro cambiario tiene cuentas en bancos. "La ley nos da facultades para que en el caso las sofomes y los transmisores de dinero que veamos que no están de forma adecuada, solicitemos a los bancos la cancelación de las cuentas. Ningún centro cambiario tiene cuenta bancaria y no tengo manera de cortarle los brazos (financieros), más bien se lo cortaron las propias entidades".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

No obstante, reconoció que con una cuenta bancaria "podríamos conocerlos más, sus volúmenes de operación, podríamos tener una fotografía mucho más clara de cómo estarían funcionando. Los bancos son los que van dando el termómetro de quienes son los que les preocupan cuando les cierran las cuentas".

Ante ello, dijo que se tendrá que buscar una forma de allegarse de esa información y "la tratamos de solventar a través del cuestionario que nos van a tener que entregar información periódica, igual como la entregan el resto de las entidades como reportes regulatorios".

Ahora ve
Trump quiere enviar hombres a la Luna, como paso previo a llegar a Marte
No te pierdas
×