Bonos griegos, sin convencer al mercado

Los inversores se alejan de los papeles helenos tras el canje de deuda pese a su alto rendimiento; temen que Grecia caiga en cese de pagos o que abandone la eurozona.
grecia  (Foto: CNN)
LONDRES (CNN) -

Los inversionistas se alejaban de los nuevos bonos griegos post-canje en su primer día de transacciones el lunes, ya que algunos de los rendimientos más altos del universo de deuda gubernamental no eran suficientes para compensar los temores a otra cesación de pagos o a una salida de la zona euro. Grecia concluyó exitosamente un canje de bonos la semana pasada, mediante el cual los acreedores del sector privado intercambiaron sus bonos griegos por otros nuevos con un valor mucho menor.

Inversionistas demandaron rendimientos de entre 14 y 19% aproximadamente para comprar los nuevos bonos. Inusitadamente, los rendimientos de los papeles con plazos más cortos rendían más que los de largo plazo. Esta reversión de la tendencia puede indicar que los inversionistas temen a una moratoria.

Pese a las altas perspectivas de retorno, operadores comentaron que el monto que cambiaba de manos era ínfimo. Analistas dijeron que los inversionistas en Grecia habían cambiado su foco a las elecciones previstas en abril o principios de mayo y que estaban en un modo de esperar y ver.

Las señales que vengan de los políticos antes y después de los comicios serán claves para evaluar cómo Grecia puede dejar la zona euro para recuperar la competitividad económica y devaluar su todavía alto nivel de deuda.

"Todos los políticos ahora en Grecia (...) (tratarán) de ganar votos", dijo Athanasios Ladopoulos, socio y administrador de cartera del fondo de cobertura Swiss Investment Managers. "¿Alguien cree que saldrán y dirán abiertamente que (...) la austeridad debe continuar? No", agregó.

"Todos estos (comentarios) generarán más volatilidad. La oportunidad (para comprar bonos griegos) será después de las elecciones o cuando ellos (los políticos) empiecen a predicar en voz alta antes de las elecciones", agregó.

El bono con plazo 2023 era ofertado con un rendimiento del 18.9%, mientras que los inversores demandaban una rentabilidad del 13.9% para adquirir el papel 2042.

Los diferenciales de compraventa estaban en torno a 1 punto porcentual, con una amplia brecha entre compradores y vendedores y un bajo volumen que a menudo caracteriza la operación de una deuda insolvente.

Ladopoulos dijo que esperaba ver los rendimientos por encima del 20% en el corto plazo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Exotix, una firma de corretaje especializada en deuda insolvente, dijo que Grecia era el país con el tercer rendimiento más alto del mundo después de Chipre en primer lugar y Belice, en segundo lugar.

La deuda emitida por países que tienen una nota "altamente especulativa" de las agencias calificadoras, como Pakistán, Irak y Venezuela, rendía menos que el nuevo bono griego.

Ahora ve
El mundo está “perdiendo la batalla” contra el cambio climático, alerta Macron
No te pierdas
×