España, ¿una nueva crisis para la UE?

El país enfrenta riesgos, pero su economía tiene mayor margen de maniobra que Grecia: economistas; las nuevas medidas de ahorro podrían ocasionar una contracción de entre 1% y 1.5% del PIB.
euro reloj  (Foto: AP)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Con una deuda que se acerca a 60% de su Producto Interno Bruto (PIB), elevado desempleo y creciente descontento social, España ha sido comparada como la "Grecia del mañana" por economistas.

La necesidad del país ibérico de aplicar nuevas medidas de ahorro podría ocasionar una contracción de entre 1 y 1.5% del Producto Interno Bruto (PIB), lo que implicaría entrar en un círculo vicioso de aumento de desempleo y mayor déficit fiscal, dice Steen Jakobsen, economista jefe de Saxo Bank.

Sin embargo, España es un país con características diferentes y está lejos del caso griego, asegura Luis Miguel Pérez Juárez, profesor investigador de la Escuela de Graduados en Administración Pública y Política Pública del Tecnológico de Monterrey.

Los ministros de Finanzas de la zona euro, que se reunieron el pasado lunes en Bruselas, se centraron en el tamaño del déficit español para el 2013 y en asegurarse de que esté por debajo del límite europeo de 3% del PIB, y no en el más polémico incumplimiento de 2012.

España debía recortar su déficit a 4.4% del PIB este año, pero dijo que sólo aspira a un 5.8%, mientras se encamina a una recesión. El Gobierno anunció también este mes que su déficit de 2011 fue de 8.5%, superando el 6% fijado inicialmente.

Debe haber motivos de preocupación, pero no alarmantes para el caso de la economía española, que es la doceava a nivel mundial y una de las cinco principales en la Unión Europea, destaca el catedrático del Tec. "Hacer el análisis del contagio a partir de la crisis en Grecia es muy superficial y no hay motivos para ser alarmantes".

Sin embargo, advierte que si el Gobierno español y las instituciones financieras mundiales bajan la guardia y no toman el camino adecuado, "estaríamos en vías de una preocupación seria, hay una alerta de hacer las cosas bien y su principal problema es abatir su déficit y bajar el índice de desempleo".

Después de Portugal, España es el país que padece el mayor riesgo en caso de que la Unión Europea (UE) no consiga que la solución del Mecanismo Europeo de Estabilidad alcance el volumen suficiente, añade el estratega de Saxo Bank.

"Hasta el momento, es muy probable que se pase de los 500,000 millones de euros a los 750,000, con el clásico compromiso de Alemania, el 30 de marzo, pero esta cifra aún es insuficiente", puntualiza.

El investigador del Tecnológico de Monterrey dice que cuando una economía entra en rescate las luces rojas están encendidas, pero "ni Italia, Gran Bretaña ni España están pensando en solicitar algún tipo de rescate, aunque las tres están pasando momentos muy aciagos en cuestiones económicas".

Las tres naciones son casos alarmantes por su importancia y tamaño, "pero confiamos que no llegarán a niveles de escenarios catastróficos como el de Grecia", agrega.

"Llama la atención y preocupa tanto por su tamaño, su elevado desempleo que pasó de 8% a 21%, tiene que tomar medidas muy dolorosas, que el Gobierno ya las está aplicando, y tiene una sociedad muy politizada que tendrá muy poca paciencia y tolerancia a este tipo de recortes que se tendrán que hacer en todos los niveles", advierte.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pérez Juárez agrega que en el caso español se verá a una sociedad muy activa, "golpeadora", pero su Gobierno tomará las medidas correctas y "estaremos viendo una evolución muy distinta al caso griego, medidas que buscan reactivar la economía".

España se verá obligada a apostar por el ahorro. Parece "manejable", pero no lo es: el país ibérico puede ser la Grecia del mañana, advierte Steen Jakobsen, de Saxo Bank.

Ahora ve
“Durante años, él fue mi monstruo”, dice Salma Hayek sobre Harvey Weinstein
No te pierdas
×