En Wall Street falta una ‘pieza’

Los llamados inversores minoristas aún se mantienen al margen del rally bursátil en Nueva York; la mayoría sacó su dinero de la Bolsa el año pasado para apostarle al oro o los bonos del Tesoro.
wall street  (Foto: AP)
Ben Rooney
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Las acciones estadounidenses han vivido una racha alcista en lo que va del año, pero el inversionista estadounidense promedio aún no está convencido. Después de la alocada carrera del año pasado, la mayoría de los llamados inversores minoristas han estado sacando su dinero de la Bolsa de valores para colocarlo en bonos. Esa estrategia resultó inteligente el año pasado, pues los bonos del Tesoro ofrecieron un retorno estimado de 10% en 2011, mientras que las acciones terminaron el año sin cambios.

Sin embargo, la tendencia podría empezar a moverse en la dirección contraria a medida que la economía afiance el rumbo y los mercados sean menos volátiles.

El índice S&P 500 subió a un máximo de cuatro años esta semana y ha ganado más del 9% en lo que va del año.

Mientras tanto, los precios de los bonos del Tesoro han caído, enviando el rendimiento del bono a 10 años a su nivel más alto desde octubre.

El oro, otro protagonista estelar del año pasado, también ha reportado un rendimiento inferior al de las acciones este año.

Al mismo tiempo, el mercado ha sido mucho menos volátil, algo que podría convencer a algunos inversionistas minoristas para comenzar a comprar de nuevo. El VIX, conocido como el índice del miedo de Wall Street, cayó a un mínimo de cinco años esta semana.

Con todo, el público inversionista en Estados Unidos sigue muy escéptico del mercado bursátil después de haber sufrido dos quemazones en la última década, primero el colapso de la burbuja de las puntocom y después la crisis financiera de 2008.

Y dado que el recuerdo del nerviosismo padecido el año pasado está todavía fresco en la mente de los inversionistas, podría tomar un tiempo para que el temor ceda y la codicia aparezca.

"Los inversores minoristas vienen con una mentalidad muy deprimida. La única cosa que cambiará eso es un prolongado periodo de excelente desempeño en el mercado de valores," afirma Alec Young, estratega bursátil de Standard & Poor's. Aunque Young dice que este proceso ya ha comenzado, advierte que el dinero sigue saliendo de los fondos basados en acciones que dan servicio a los inversores minoristas.

Según las estadísticas más recientes del Investment Company Institute (que se centran exclusivamente en los flujos de fondos mutuos), al 7 de marzo los inversionistas sacaron 126 millones de dólares de los fondos mutuos que invierten en acciones globales. En contraste, un total de 10,700 millones de dólares fluyeron hacia fondos que invierten en bonos del Tesoro durante la semana que finalizó el 7 de marzo.

"Los inversores minoristas se sienten, aunque con cautela, cada vez más cómodos con las acciones," sostiene Kate Warne, principal estratega de inversiones de Edward Jones. "Los fundamentales son buenos y la creciente confianza sugiere que la gente colocará más dinero en el mercado bursátil," señala.

De hecho, después de 10 semanas de salidas de capital, febrero registró tres semanas de entradas antes de que los inversionistas retrocedieran, según datos del Investment Company Institute. Eso sugiere que flujo puede estar empezando a invertirse, a pesar de que los inversionistas todavía favorecen la seguridad.

De acuerdo a la firma EPFR Global, que rastrea los flujos de entrada y salida de una variedad de fondos, los inversores minoristas retiraron unos 540 millones de dólares de fondos basados en acciones estadounidenses durante la semana que finalizó el 7 marzo. Ese ritmo es inferior al de las dos semanas anteriores, que registraron salidas de 1,300 millones de dólares y 2,100 mdd respectivamente.

"El ritmo de retirada sin duda ha disminuido en las últimas semanas," puntualiza Cameron Brandt, analista global de mercado en EPFR Global. Y agrega que no se han registrado entradas netas por parte de inversionistas al por menor en fondos de inversión rastreados por EPFR desde la primera semana de julio.

Además del alto grado de escepticismo entre los inversionistas individuales, Brandt señala que hay otras fuerzas de largo plazo detrás del éxodo de las acciones bursátiles: Conforme la generación del "baby boom" se acerca a la edad de jubilación, gran parte de la riqueza del país está emigrando de las acciones hacia los bonos como parte del enfoque tradicional de la planificación de la jubilación.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, hay razones para creer que los inversionistas minoristas volverán, con el tiempo, a la Bolsa de valores, dada la falta de otras opciones y en función de la sostenibilidad del repunte accionario actual.

"Ellos regresarán de nueva cuenta porque, en estos momentos, es muy difícil obtener un buen retorno de tu inversión. Si el mercado se mantiene en torno a este nivel por suficiente tiempo, creo que poco a poco atraerá otra vez a esos inversores," estima Brandt.

Ahora ve
Este gel permite un mejor estudio sobre el comportamiento del cáncer
No te pierdas
×