Petróleo, ¿nueva amenaza para inflación?

El alza en petroprecios es un riesgo para los precios y para la economía mundial, dicen analistas; en 2012 la tasa de referencia de Banxico permanecerá en 4.5% y subirá hasta 2013, anticipan.
tasas banxico inflacion  (Foto: Thinkstock)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Ahora que Grecia dejó el escenario principal, tras evitar la moratoria de pagos, los altos precios del petróleo se constituyen como un creciente riesgo para la inflación mundial, y con efectos para la economía mexicana, advierten economistas.

"Los riesgos inflacionarios para México derivados de un posible aumento de precios se reflejarían en un incremento en el precio de combustibles, lo que podría tener un efecto en el nivel de precios general y, en consecuencia, en el tipo de cambio", estiman los analistas de Banco BX+, Janneth Quiroz e Isaac Velasco.

Los riesgos inflacionarios para México derivados de un posible aumento de precios se reflejarían en un incremento en el precio de combustibles, lo que podría tener un efecto en el nivel de precios general y, en consecuencia, en el tipo de cambio, mencionan.

El viernes, los futuros del crudo subieron tras su declive en la sesión previa ante las noticias de que Estados Unidos y el Reino Unido se preparaban para liberar petróleo de sus reservas estratégicas este año.

El crudo estadounidense para abril cerró extraoficialmente con un alza de 1.95 dólares, o un 1.86%, a 107.06 dólares por barril.

El Banco de México (Banxico) coincidió este viernes en que el reciente aumento en el precio del petróleo, derivado de los conflictos en el Medio Oriente, es un elemento de riesgo tanto para la actividad económica, como para la inflación a nivel mundial.

El banco central aseguró en su anuncio de política monetaria -en el que dejó su tasa de referencia sin cambio, en 4.5%- que la mejoría en el balance de riesgos se deriva del avance en las perspectivas de crecimiento en Estados Unidos, así como de la reducción de la probabilidad de un evento financiero catastrófico a nivel mundial.

De hecho, afirmó que podría relajar hacia adelante la postura monetaria actual, que ve como congruente con el objetivo de inflación del 3%, y añadió tres nuevos elementos: la inflación, los mercados financieros y la gran lasitud monetaria en países emergentes.

Si bien la expectativa de relajar su política monetaria vuelve a hacerse presente y Banxico percibe mejoría en el balance de riesgos tanto de la inflación como del crecimiento, analistas consideran que en lo que resta de 2012 la política monetaria permanecerá sin cambio, y hasta el primer trimestre de 2013 se dará el primer movimiento, pero al alza.

Lo más probable es que a lo largo de 2012 la postura monetaria se mantendrá inalterada, con la tasa de referencia en 4.5%. No obstante, los resultados de inflación de los próximos tres meses serán fundamentales para validar esta expectativa, ya que de observarse un aumento adicional en la inflación, especialmente en los renglones de servicios, podría adelantarse el primer aumento, dice Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank.

Para México no parece haber una necesidad inminente para flexibilizar la ya de por sí expansiva postura monetaria. Las perspectivas vigentes en el mercado han cambiado de forma significativa en los primeros meses del año, indica.

Todavía en diciembre, la mayoría de los analistas encuestados esperaba que el siguiente movimiento de la política monetaria sería de baja en la tasa; mientras que la mayoría anticipa ahora que el próximo movimiento será hacia arriba.

El economista de Banamex, Joel Virgen, considera que el "balance de convicciones identificado por nosotros no es lo suficientemente fuerte como para modificar nuestro escenario donde el primer movimiento de Banxico sería al alza".

Confirma su pronóstico de que el banco central se mantendrá sin dictar cambios sobre la tasa de fondeo hasta el primer trimestre del 2013 y considera, en un reporte especial, que sus pronósticos de crecimiento económico, inflación y tipo de cambio en el periodo relevante de política monetaria son congruentes con el escenario base de política monetaria.

Recientemente, Saxo Bank advirtió que el aumento en el precio del crudo incrementa los temores sobre una mayor inflación a nivel global. Sumado a esto, los mercados emergentes ya muestran unos elevados precios al consumidor, generados principalmente por el ingreso de los capitales, producto de la liquidez mundial y por las bajas tasas de interés.

En esos países, esto produjo una gran emisión de moneda local, generando así un mayor consumo y una reducción en la tasa de desempleo. Un ejemplo, es que China subió sus tipos de referencia para reducir los elevados niveles de inflación.

Frente a esta crisis geopolítica en Medio Oriente, muchos inversionistas optaron también por refugiarse en activos más seguros, como bonos del Tesoro estadounidense, que venían mostrando un elevado rendimiento y ahora la situación se revirtió.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

De acuerdo con sus estimaciones, de extenderse la crisis actual, el petróleo podría llegar a los 107 dólares por barril a muy corto plazo y, de continuar subiendo, un techo podría ubicarse en los 115. Su precio viene recorriendo un claro canal alcista desde que registró el valor mínimo en diciembre de 2008 de 33.90 dólares.

Al cierre de la semana pasada, el petróleo recortó ganancias brevemente ante las noticias de que Arabia Saudita se está preparando para extender el inesperado aumento este año en las ventas de crudo a Estados Unidos, según fuentes de la industria y datos del Gobierno.

Ahora ve
EU está dispuesto a dialogar con Corea del Norte “sin condiciones previas”
No te pierdas
×