Wall Street y su innecesaria complejidad

Los analistas tienden a dificultar las cosas simples, como la valoración de índices y acciones; te presentamos una explicación más sencilla de la situación actual del indicador S&P 500.
wall street  (Foto: AP)
Daryl G. Jones

No te compliques. Suena tan fácil, pero muy pocas personas en Wall Street son capaces de hacerlo.

La complejidad se infiltra negativamente en el proceso de inversión en varias formas. Una de ellas es la parálisis del análisis. Sin duda, todos hemos trabajado con analistas que son culpables de este crimen. El responsable tendrá una hoja de cálculo de 75 páginas que examina una empresa, observando hasta el retorno sobre el capital del asistente administrativo y del conserje, pero no podrá predecir si la acción subirá o bajará. Sabe mucho, pero, de hecho, está paralizado y es incapaz de tomar una decisión.

El otro crimen de la complejidad de la inversión es cuando un analista complica las cosas simples, por ejemplo la valoración. Un amigo mío dice que cuando estás a -40 grados centígrados, no se necesita preguntar cuánto frío hace, simplemente sabes que hace un (improperio) frío. Lo mismo podría decirse acerca de la valoración. Si una acción o activo es barato, no deberías tener que argumentarlo o justificarlo. La valoración sería claramente evidente.

La semana pasada escribí una nota de investigación sobre la valoración del índice S&P 500. Muchos expertos del mercado de valores están argumentando que el S&P 500 es barato con base en los consensos de ganancias futuras. Por desgracia, ese análisis no es realmente así de simple, por la razón básica de que las estimaciones de consenso suelen ser incorrectas. De hecho, según un estudio de McKinsey realizado desde 1985 a 2009, las estimaciones de ingresos del S&P 500 fueron mayores que la cifra real reportada, el 92% de las veces.

Así que, obviamente, cuando se hace un pronóstico de valoración sencillo, éste depende de la complejidad de los cálculos subyacentes. Al observar la valoración del S&P 500, preferimos usar la relación precio/ganancias cíclicamente ajustada o CAPE, por sus siglas en inglés. CAPE es una métrica popularizada por el profesor de Yale Robert Shiller, que observa una relación precio/ganancias (P/G) en un mercado ajustado por inflación y normalizado por ciclos. En la actualidad, el CAPE está mostrando que el S&P 500 está cotizando a 21.9 veces sus ganancias, que es el nivel más alto desde julio de 2011 y se encuentra en el quintil superior de las valoraciones de mercado que se remontan a 1880 (antes incluso de que yo naciera).

El CAPE tocó un mínimo de 35 años en marzo de 2009 a 13.4x. Esto también coincidió con una baja en otras medidas de valoración del mercado de valores y con el punto en que el mercado tocó fondo. Las acciones eran simplemente y obviamente baratas. Por el momento, no es ni tan simple ni tan obvio.

En los últimos tiempos, hemos estado insistiendo en otro indicador simple de los picos en los mercados de renta variable, que es el VIX. La tabla a continuación se remonta exactamente tres años hasta la caída en marzo de 2009, y compara el S&P 500 con el VIX a lo largo de ese período. Como muestra el gráfico, un nivel de alrededor de 15 VIX ha coincidido siempre con una cima en el corto plazo. Para los simplones en Hedgeye, ésta es una bandera roja que vale la pena destacar. De manera más sencilla, el VIX en este nivel indica que la complacencia se está asentando.

La semana pasada, hicimos un par de simples movimientos el Portafolio Virtual que deben mostrarte nuestra postura actual:

1. Cortocircuito en Grecia a través del fondo cotizado en Bolsa (ETF) Grek - Con el "positivo" catalizador de la reestructuración de la deuda griega en el espejo retrovisor, las acciones griegas ahora tienen que lidiar con vientos de austeridad y una población que está abandonando en masa a Grecia.

2. Cortocircuito en el S&P 500 a través del ETF SPY - Vender el S&P 500 en nuestra línea de sobrecompra tiene un alto promedio histórico de aciertos y con 1,401 puntos, el índice está sobrecomprado. Sí, puede ser así de simple.

3. Cortocircuito en el consumo discrecional a través del ETF XLY - Con los precios del petróleo y la inflación acelerándose, esto no es bueno para el crecimiento o el gasto discrecional. Históricamente, el crecimiento se desacelera cuando el petróleo llega al 5.5% del PIB. De manera simplista, un precio del petróleo Brent de 116 dólares equivale a 5.5% del PIB y el Brent se encuentra actualmente en 123 dólares.

Henry Wadsworth Longfellow también tiene una gran cita acerca de la simplicidad, que es: "En la personalidad, en la forma, en el estilo, en todas las cosas, la excelencia suprema es la simplicidad". En efecto.

Ahora ve
Generar bitcoins consume electricidad suficiente para 3 millones de casas
No te pierdas
×