Gran Bretaña prevé evitar una recesión

Londres estima que la economía crecerá 0.8% este año y que acelerará a 2% en 2013; indicó que está en camino de eliminar su enorme déficit fiscal en los próximos cinco años.
londres  (Foto: Thinkstock)
LONDRES (CNN) -

El ministro de Finanzas británico, George Osborne, rebajó la tasa máxima de impuesto al ingreso pero impuso nuevos gravámenes a los más ricos, en un acto político diseñado para reajustar la carga de austeridad sin vacilar en los planes para eliminar el enorme déficit presupuestario. Gran Bretaña debería evitar una nueva recesión y aunque la recuperación permanecería modesta este año, el crecimiento debería repuntar después, dijo Osborne al Parlamento en su declaración anual sobre el presupuesto este miércoles.

La coalición de Gobierno de los Conservadores de centroderecha y los más izquierdistas Liberales Demócratas han hecho  borrar dentro de cinco años el enorme déficit presupuestario, que alcanzó el 11% del PIB antes de que llegara al poder, un objetivo central, y las últimas proyecciones mostraron que se mantiene en esecamino.

Sin más dinero para impulsar una economía que no se ha recuperado por completo del hundimiento causado por la crisis global del 2007-2009, Osborne se centró en una serie de medidas impositivas, algunas de las cuales representan una importante apuesta política.

En una movida que agradará a su partido Conservador, recortó una banda de impuestos a la renta para los que ganan más dinero de un 50% a 45%, a partir del próximo año. Los conservadores dicen que una fuerte carga tributaria es una barrera para la aspiración y espíritu empresarial. Los opositores laboristas dicen que es una forma justa de repartir el dolor.

En una señal a los Liberales Demócratas, Osborne elevó el umbral donde se inician los impuestos a la renta en más de las anunciadas 9,205 libras (14,300 dólares), sacando a las personas con menores ingresos de la red tributaria.

Osborne también presentó un nuevo impuesto a las estampillas de 7% en la venta de propiedades que valgan más de 2 millones de libras.

"Tendremos cinco veces más dinero cada año de los más adinerados en nuestra sociedad", dijo, en una declaración que sus opositores inmediatamente desafiaron.

Apuesta

Consciente del riesgo de que la endeudada Gran Bretaña pueda perder su apreciada mayor calificación crediticia, Osborne dijo que no había espacio para suavizar el plan de inéditos recortes al gasto, enfocados a reducir las gigantescas deudas del país.

Un importante aumento en el endeudamiento del sector público llegó a un récord en febrero, dato publicado antes de la declaración presupuestaria, entregó un fuerte recordatorio de que el erario público no tiene dinero para darle a la frágil economía un impulso significativo.

"Este presupuesto reafirma nuestro compromiso inquebrantable para lidiar con las históricas deudas de Gran Bretaña", dijo Osborne en su discurso presupuestario al Parlamento.

Pese a los actuales riesgos de la crisis de deuda de la zona euro, la economía de la Gran Bretaña parecía encaminada a evitar una nueva recesión y se espera que el crecimiento repunte hacia una vertiginosa tasa de 3.0% para el 2015, dijo Osborne, algo que muchos economistas ven como optimista.

Las agencias calificadoras advirtieron a Gran Bretaña que su nota podría ser rebajada, y aparentemente sólo la férrea determinación de Osborne de reducir el déficit las mantenía a raya por el momento.

"Fue más un ejercicio político y en ese sentido se quedará en la memoria por mucho tiempo, pero no para el impacto macro", dijo Alan Clarke economista de Scotia Capital.

Gran Bretaña fue fuertemente golpeada por la crisis financiera del 2007-2009 y debió gastar decenas de miles de millones para rescatar a grandes bancos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La recuperación de la profunda desaceleración ha sido muy débil, con la economía aún corriendo por debajo de su techo previo a la crisis y la tasa de desempleo en su nivel más alto en 16 años.

La Oficina para la Responsabilidad Presupuestaria (OBR por su sigla en inglés) prevé que la economía crezca 0.8% este año, 2.0% en el 2013 y 2.7% en el 2014, dejando casi intacta su previsión de noviembre.

Ahora ve
Emmanuel Macron pone en marcha su plan “Make our planet great again”
No te pierdas
×