México rechaza negociación con Argentina

No cambiará el pacto automotriz con la nación sudamericana, dijo Bruno Ferrari; el secretario de Economía dijo que si se denuncia el pacto, México acudiría a la OMC.
auto  (Foto: Thinkstock)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

México descartó renegociar un acuerdo de autos con Argentina, como pretende el país sudamericano para equilibrar la balanza comercial bilateral deficitaria de los dos últimos años, y en caso de que denuncie el pacto el Gobierno mexicano acudiría a la OMC para dirimir el caso, dijo este miércoles el secretario de Economía, Bruno Ferrari. La semana pasada, México aceptó reducir sus exportaciones de autos a Brasil por tres años, después de renegociar con la mayor economía de América Latina un acuerdo similar en el marco del Acuerdo de Compelmentación Económica 55 (ACE 55).

"La posición que México va a tener frente a Argentina es totalmente distinta, nosotros no estamos abiertos a tener ningún aspecto de negociación con Argentina", dijo Ferrari a periodistas.

Agregó que si su socio estuviera dispuesto a romper ese pacto, "nosotros tendríamos todas las posibilidades de intervenir por diferentes acciones, no solamente por ésta, ante un panel de la Organización Mundial de Comercio". 

Más temprano este miércoles, México dijo que no ve razones comerciales para renegociar un acuerdo automotriz con Argentina, como lo planteó su socio argumentando que necesitaba equilibrar la balanza comercial bilateral, señaló a Reuters el subsecretario de Comercio Exterior, Francisco de Rosenzweig.

El funcionario agregó que aún no han recibido alguna comunicación oficial sobre la intención de renegociación del convenio ACE-55, lo cual fue anunciado el martes por la ministra de Industria de ese país.

El comercio de automóviles, autopartes y otros productos del sector -entre Argentina y México- está regulado por el ACE-55 del que forman parte los otros integrantes del Mercosur como son Brasil, Uruguay y Paraguay.

Argentina intentará renegociar el acuerdo automotor bilateral que mantiene con México debido al amplio déficit de casi 1,000 millones de dólares que tuvo el año pasado en el sector, dijo el martes el Ministerio de Industria del país sudamericano.

El anuncio forma parte de una serie de medidas recientes que tomó la gestión de la presidenta Cristina Fernández para revertir la caída que el superávit comercial de Argentina registró en los últimos años.

"Argentina va a renegociar el acuerdo automotriz con México buscando un mayor equilibrio, porque tal como está no resulta beneficioso para la Argentina y debe replantearse para lograr en forma muy rápida el equilibrio", señaló la ministra Débora Giorgi.

Argentina no es igual que Brasil

El subsecretario dijo que Argentina tuvo superávits por el comercio de autos y autopartes, entre el 2002 y el 2008, con México y que su país nunca pidió cambiar las normas del juego, y que sólo en los dos últimos años el país norteamericano ha registrado superávits.

El funcionario refirió que México vendió vehículos y partes por 998 millones de dólares a Argentina en 2011 y que importó 305 millones de dólares en ese lapso.

Según cifras de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), México exportó a Argentina 69,061 vehículos livianos en 2011, para ubicarse en el segundo lugar de ventas a Latinoamérica, lideradas por las que se hicieron a Brasil.

La semana pasada, Brasil y México acordaron poner límites a su comercio bilateral de vehículos livianos, tras amenazas del gigante sudamericano de romper el acuerdo automotriz si no lograba bajar la creciente entrada de autos mexicanos a su territorio.

Las dos naciones convinieron fijar unos límites al valor de las exportaciones de autos con un "régimen temporal incremental" de 1,450 millones de dólares en el primer año que es el 2012; 1,560 millones en el segundo y 1,640 millones de dólares en el 2014.

Una vez transcurrido este periodo acordaron retomar el libre comercio de vehículos ligeros.

El subsecretario de Rosenzweig dijo que el acuerdo ya fue registrado en la ALADI (Asociación Latinoamericana de Integración), lo cual ya le da certidumbre política y que en las próximas semanas se decidirá cómo se distribuye la cuota entre los ensambladores de México que exportan a Brasil.

La rebaja del monto a exportar supuso un duro recorte respecto a los 2,400 millones de dólares que vendió México a Brasil en autos y autopartes en el 2011.

La modificación también supuso un modelo de aumento al contenido regional de piezas en los autos que se comercian en el marco del acuerdo; las dos naciones acordaron incrementarlo desde el actual 30% a 35 por ciento en el primer año y a partir del quinto año aplicar un 40%.

Y en cuanto a las demandas de Brasil para liberar el comercio hasta hoy restringido de vehículos pesados, se acordó hacer consultas "para alcanzar un acceso recíproco y la homologación de las normas técnicas y ambientales".

Ahora ve
AMLO se encuentra con Delfina Gómez en su gira por el Estado de México
No te pierdas
×