La banca presta menos en Europa

Las entidades disminuyeron sus préstamos a las empresas en febrero pese a la inyección del BCE; por su parte, los bancos de España e Italia aumentaron sus compras de bonos públicos.
euro billetes mapa  (Foto: Thinkstock)
FRÁNCFORT / LONDRES (CNN) -

Los bancos de la zona euro disminuyeron sus préstamos a las empresas en febrero, mientras que los de España e Italia aumentaron sus compras de bonos públicos, lo que sugiere que la inyección de dinero del Banco Central Europeo todavía debe ser usada para reforzar a las debilitadas firmas. El BCE canalizó más de 1 billón de euros al sistema financiero mediante operaciones de financiamiento a tres años con tasas muy bajas en diciembre y febrero (LTRO) para evitar un apretón crediticio que amenazaba con exacerbar la crisis de la zona euro y amenazar el futuro del bloque.

Los gobiernos también han respondido al comprometerse a elevar los llamados "cortafuegos" de la zona euro para prevenir el contagio, pero el consejero del BCE Jens Weidmann dijo que esto solo ganará tiempo y que los gobiernos deben acometer las causas basales de la crisis.

En Londres, el también jefe del Bundesbank afirmó que "tal como la 'Torre de Babel', el 'Muro de Dinero' nunca alcanzará el cielo (...) Si seguimos haciendo que suba y suba, de hecho entraremos en más tensiones, tanto financieras como políticas", agregó.

"Debemos darnos cuenta que todo el dinero que pusimos sobre la mesa no nos comprará una solución duradera para la crisis", agregó.

Weidmann llamó a los países con déficit de cuenta corriente y exceso de deuda pública a implementar reformas estructurales y consolidar sus presupuestos.

Sus comentarios son parte de una ofensiva del BCE para poner el acento sobre los gobiernos de la zona euro, para que acometan las causas de la crisis antes que recurrir al banco central por ayuda.

En efecto, la mayoría de los economistas en un sondeo de Reuters del miércoles espera que la próxima medida del BCE sea subir las tasas de interés desde su mínimo histórico del 1.0% aunque probablemente más entrado el próximo año.

Bonanza de bonos

Los nuevos datos, que cubren justo el periodo previo a la segunda inyección de fondos del BCE de fines de febrero, mostraron que los bancos italianos aumentaron sus tenencias de papeles emitidos por los gobiernos de la zona euro en un récord de 23,000millones de euros, con lo que el total llegó a 301,00 millones de euros.

En España, el saldo de títulos de deuda pública en manos de la banca se incrementó en febrero en 15,00 millones de euros hasta un nuevo récord de 245,000millones.

Los datos no desglosan la procedencia nacional de las emisiones de deuda pública en manos de los bancos, pero dan a los economistas una pista confiable sobre cuánto los bancos han invertido en la compra de bonos con los fondos del BCE.

Las cifras del BCE demostraron, sin embargo, que la primera operación LTRO no elevó el préstamo bancario para las empresas. La banca recibió 489,000 millones de euros en la primera LTRO en diciembre y otros 530,000 millones el 29 de febrero.

Los datos de oferta de circulante en febrero muestran que el flujo mensual de créditos a las firmas no financieras cayó en 3,000 millones de euros (4,000 millones de dólares) tras subir solo 1,000 millones de euros en enero. El flujo de préstamos a hogares se mantuvo sin cambios.

El presidente ejecutivo del Deutsche Bank AG, Josef Ackermann, dijo que las interrogantes sobre el financiamiento a los bancos en problemas de Europa se mantienen, ya que las inyecciones de liquidez de emergencia entregaron solo un alivio temporal ante una eventual crisis del crédito interbancario.

El economista de ING Carsten Brzeski comentó que todavía no se evita una crisis crediticia en la zona euro, pese a las dos operaciones de liquidez del BCE.

"Decir que en los próximos meses será más probable proveer a la economía de nuevos préstamos y crédito, hoy es una quimera. Toda esta discusión que lleva el Bundesbank sobre la salida es claramente prematura", agregó.

BCE seguirá sin cambios

A los economistas ortodoxos de Alemania les preocupa que la inyección de fondos a la economía lleve inevitablemente a alzas de precios. Pero las cifras del miércoles demostraron que la inflación del país fue menor a lo esperado en marzo.

Draghi ha sugerido que la gigantesca infusión de dinero no es una amenaza inflacionaria por ahora.

"Las señales tentativas que estamos viendo de una estabilización en el crecimiento del circulante y del crédito no dan cuenta de un incremento en las presiones inflacionarias en el mediano plazo", aseguró Draghi en Berlín el lunes, aunque agregó que el BCE está listo para controlar los precios.

Weidmann dijo que esperaba una mayor divergencia económica en la zona euro en los próximos años y que como consecuencia de ello Alemania sufriría un alza en las presiones inflacionarias. Datos preliminares del miércoles mostraron que la inflación alemana se desaceleró a 2.1% en 12 meses a marzo desde el 2.3% a febrero.

El crecimiento del circulante en general en el bloque apuntó a una lenta recuperación en las estrictas condiciones crediticias de fines del año pasado, que llevaron al BCE a embarcarse en las operaciones de crédito a tres años.

La oferta de circulante M3 de la zona euro creció a una tasa anual del 2.8% en febrero, por encima del 2.5% de enero. Un sondeo de Reuters apuntaba a un alza del 2.4%.

El promedio móvil de tres meses del M3 subió a 2.3%, aunque se mantuvo por debajo de la tasa de referencia del BCE de 4.5%, sobre la cual el banco ve riesgos para la estabilidad de precios a mediano plazo.

Ahora ve
La lista de políticos estadounidenses acusados de acoso sexual sigue creciendo
No te pierdas
×