¿Eres freelance? También toma vacaciones

Al trabajar por tu cuenta, tus días de descanso dependen de qué tan organizado seas; los expertos aconsejan avisar a tus clientes, adelantar trabajo y prever un ahorro.
vacaciones  (Foto: Thinkstock)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Ser un trabajador independiente luce como un esquema atractivo. ¿A quién le viene mal disponer de su propio tiempo, o tener libertad para elegir a los jefes y los lugares donde se quiera trabajar? Este ‘paraíso laboral' también tiene sus retos, uno de ellos es ¿cómo y cuándo tomar un descanso? "En un trabajo fijo el empleado tiene derecho, al menos, a un periodo de vacaciones por ley, y le pagaran por ello. El freelance, generalmente se encuentra con la disyuntiva de no saber cómo planear sus salidas, porque debe estar pendiente de oportunidades de trabajo cuando salgan, eso incluye fines de semana, días festivos; todo el año", dice la psicóloga industrial Patricia Noriega.

Un empleado autónomo vive de los proyectos que consigue, por eso el mayor miedo al hacer un receso es perder oportunidades y clientes que pudieran representar un ingreso, explica Noriega. Sin embargo, es un error anteponer ese argumento para no salir. Los profesionales que trabajan por cuenta propia necesitan un descanso para romper con la rutina y ser más productivos, menciona Michell Goodman, autor del libro My So-Called Freelance Life.

"Algunas de las mejores ideas que he tenido sobre cómo vender un proyecto al cliente, han surgido en días de descanso, pero no en fin de semana, sino cuando rompes, por más días, con la cotidianidad de levantarte diario para buscar quien contrate tus servicios", comenta Iván Romero, diseñador gráfico independiente.

De acuerdo con Goodman, aunque elegir la época para vacacionar puede ser complicado, el verdadero reto es cómo organiza el trabajador ese receso. Por ejemplo, "la persona junta para pagar su descanso, pero no siempre guarda dinero para los días que no laborará. El fondo debe incluir reservas para esos 10, 20, o el número de días que decida estar fuera". 

Otro error del freelance, explica en su obra, es pensar que si se aleja unos días perderá credibilidad como profesional que debe estar disponible en todo momento. "Nada de eso pasará, sobre todo si se tienen una negociación con sus clientes. Siempre hay manera de estar conectado por teléfono o correo en caso de alguna emergencia con los proyectos".

"Los dos o tres primeros años de freelance no salí, sólo unas escapadas en fin de semana. No encontraba el tiempo para hacerlo, es difícil romper con la dinámica cuando te ‘enganchas' en agarrar uno y otro proyecto", recuerda Romero.

La primera regla a cumplir si eres trabajador independiente es sencilla: ‘siéntate y planifica'. Cuando se tiene decidido vacacionar, se debe platicar con las empresas donde se labora, poniendo especial atención a los clientes que representan la mayor carga de trabajo y/o mejor remuneración, menciona Noriega.

Para la especialista en temas laborales, la clave es que el empleador no se sienta ‘desprotegido'. Es necesario precisar cómo cubrirás los compromisos de entrega e, incluso, dejar un adelanto, pero siempre bajo una perspectiva realista de trabajo. "Hay gente que por no saber decir no, se compromete a terminar proyectos en vacaciones, y eso no siempre se traduce en entregas a tiempo y de calidad", detalla Noriega.

También es importante considerar que uno o dos días de esa planificación deberán dedicarse a cerrar pendientes, como entrega de facturas, redacción de correos y llamados telefónicas. Así el viaje no se hace estresante, ni se corre el riesgo de tener problemas o retrasos al regreso de las vacaciones, cita Michell Goodman.

Una vez que lograste planear una escapada de descanso, la recomendación es utilizar esos días para lo que son: "vacaciones", afirma Noriega, quien cita que algunas investigaciones refieren que cambiar la rutina diaria, mediante un periodo de descanso, ayuda a reducir el riesgo de infartos en un 50%.

El estudio Recovery, Health and Job Performance (Recuperación, Salud y Rendimiento en el Trabajo), elaborado en 16 instituciones alemanas, entre éstas la Universidad Técnica de Braunschweig, encontró que los periodos de descanso ayudan a reducir las quejas de salud y agotamiento en las empresas. Los empleados invierten menos esfuerzo para cumplir con sus funciones cuando tienen un lapso de descanso, señala la publicación.  

Aunque los beneficios existan, algunos trabajadores independientes "caen en la tentación" de utilizar esos días para impulsar proyectos, en muchos casos relacionados con sus vacaciones. "Eso, aunque permite tener un ingreso y dar seguimiento al trabajo freelance no permite ‘romper' con la dinámica diaria de trabajo, y lejos de convertirse en una ocasión para descansar, termina siendo un desgaste", subraya Patricia Noriega.  

Los empleados mexicanos son los que menos vacacionan junto con los estadounidenses, según una encuesta de la agencia de viajes Expedia.com. De un universo superior a 7,000 entrevistados en 20 países, los europeos lideraron en días de receso, mientras que en Estados Unidos ese periodo se ve como un lujo, más que una necesidad o derecho laboral. Los mexicanos añadieron a ese argumento la falta de dinero y/o planificación.

En el país, hay 10. 5 millones de personas que trabajan por su cuenta y podrían estar considerando un escape vacacional, por ejemplo, en el próximo periodo de Semana Santa. Patricia Noriega recomienda tener una reunión presencial o ‘virtual' con las empresas para las que se labora donde se defina el status de los proyectos y cómo se retomarán al regresar de vacaciones.

Otra sugerencia, menciona, es dedicar uno o dos días del receso a revisar correos electrónicos por 30 minutos. No es lo ideal, pero funciona si la persona tiene complicaciones para desligarse de su dinámica laboral, por calendario o alguna urgencia laboral. Lo importante, puntualiza, es cumplir con lo establecido.

 

Ahora ve
La boda entre el príncipe Enrique y Meghan Markle será el 19 de mayo
No te pierdas
×