Los mercados financieros, ¿a la deriva?

El segundo trimestre inicia con incertidumbre sobre la recuperación global, advierten economistas; anticipan bajas en las bolsas de valores, presiones en tipos de cambio y en las tasas de interés.
mercados  (Foto: Thinkstock)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Después de terminar uno de los mejores trimestres en más de una década, los inversionistas tratan de averiguar lo que depara el futuro, con renovados temores sobre Europa, particularmente España, China en desaceleración y altos precios del petróleo, dicen economistas.

"El rally en los mercados comenzó a perder fuerza hacia finales del trimestre, pero hay una línea de nubes en el horizonte", que introduce incertidumbre a los inversionistas, opina Walter Molano, economista en jefe del banco de inversión BCP Securities.

Este miércoles, el Banco Central Europeo (BCE) dijo que existe un riesgo de que la estabilización económica en la zona euro pueda tambalear en caso de que los precios no caigan por debajo de su meta de inflación del 2% hasta el próximo año.

"El panorama económico sigue sujeto a riesgos negativos", indicó el presidente del BCE, Mario Draghi, al leer una declaración del BCE luego de que el organismo mantuvo las tasas de interés en un mínimo histórico del 1.0%.  

La fragilidad creciente que ha manifestado la economía española ha tenido como consecuencia el repunte de las tasas de sus bonos. El deterioro fiscal, los ajustes en gasto, alza de impuestos, sector de vivienda en deterioro y bancos con requerimientos de capital son los principales riesgos para la economía, alerta Monex Grupo Financiero

En este entorno, el avance del mercado accionario podría verse limitado en el corto plazo ante una valuación elevada, coinciden analistas de Monex Grupo Financiero y Análisis Santander.

Actualmente, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPyC) cotiza a un múltiplo FV/EBITDA (valor de la firma a flujo operativo), de 10.1 veces, 18% superior al promedio de los últimos tres años y en el máximo nivel de la última década, comenta Carlos González, director de Análisis y Estrategia Bursátil de Monex.

Es decir, "en los últimos 10 años lo más que han estado dispuestos a pagar los inversionistas por las utilidades (Ebitda) de las empresas que pertenecen a la muestra del IPyC es diez veces", por lo que considera que actualmente el mercado mexicano está caro y recomienda bajar posiciones esperando mejores oportunidades.

"El mercado podría abaratarse de tres formas: vía precio, por crecimiento en utilidades o una combinación de ambas. Un ajuste en precio sería, en parte justificado, por renovados temores de la situación europea, principalmente España; menores sorpresas positivas por datos en EU, o toma de utilidades".

La Bolsa mexicana, una de las más caras

El buen desempeño del mercado accionario mexicano se ha traducido en un encarecimiento de su valuación en términos relativos a otros mercados accionarios internacionales, agrega Arturo Espinosa, director de Servicios de Análisis de Análisis Santander.

De hecho, considerando el múltiplo precio utilidad estimado para 2012 México se ubica dentro de los mercados más caros a nivel internacional y aclara en su informe semanal, que los múltiplos de los países no son estrictamente comparables debido a las diferencias sectoriales de las emisoras que conforman dichos índices.

Sin embargo, el mercado mexicano también empieza a verse caro con respecto a sus parámetros históricos. "Si revisamos la valuación del mercado mexicano en términos del múltiplo precio/utilidad podemos observar que el mercado presenta un premio elevado con respecto a su valuación promedio de los años recientes (2005-2012) y se encuentra cerca de su valuación máxima de dicho periodo".

El P/U del mercado mexicano se ubica en 19.6 veces, 27% por encima de su promedio de 2005-2012 que es de 15.2 veces. La elevada valuación que presenta el IPC puede limitar el desempeño del mercado en el corto plazo y eleva el riesgo de que éste pueda registrar una corrección.

Molano, de BCP Securities, puntualiza que tres nubes nublan el entorno de los inversionistas. La primera  es Europa. La inyección de liquidez por parte del BCE compró tiempo, pero no hizo nada para resolver los problemas fundamentales que enfrenta la Europa periférica y los problemas de elevados déficit arrojan una sombra sobre el futuro de la eurozona.

La segunda nube en el horizonte es el futuro del sistema bancario europeo. El programa de las operaciones de refinanciamiento a largo plazo del BCE (LTRO por sus siglas en inglés) salvó al sector de colapso, pero hay dudas sobre su capacidad para independizarse a sí mismo fuera del sistema de soporte de vida.

Los mercados de capital permanecen abiertos únicamente a las instituciones más grandes, y pasará mucho tiempo para que el sistema financiero pueda realmente volver a los mercados privados para todas sus necesidades de financiación.

La tercera nube es la verdadera fuerza de la recuperación de Estados Unidos. Los altos precios de gasolina están produciendo importantes fuerzas adversas, y las cifras de desempleo avanzaron un poco a fines de marzo. Los hogares estadounidenses gastarán 75 millones de dólares adicionales en gasolina este año, debido a los altos precios del petróleo.

"Muchos economistas cuestionan la vitalidad del mercado laboral. Bajo la Ley de Orkun, la cual observa la relación entre el crecimiento del PIB y el empleo, la reciente disminución en la tasa de desempleo no debería haber sido tan fuerte como lo fue debido al anémico ritmo de la recuperación".

Molano destaca que los mercados emergentes son cualquier cosa menos baratos. Las valoraciones son altas y existe el habitual campo minado de eventos fortuitos que pueden derribar al crédito corporativo.

Ahora ve
El 40% de los bitcoins disponibles está en manos de 1,000 personas
No te pierdas
×