Pekín ‘arrastra’ instalaciones olímpicas

A cuatro años de los Olímpicos, muchas de las sedes no reciben atención y son una carga al erario; al ‘Nido del pájaro’ le llevará tres décadas recuperar los 480 mdd que costó su construcción.
estadio  (Foto: AP)
PEKÍN (CNN) -

Cuatro años después de que Pekín organizara unos espectaculares Juegos Olímpicos, la capital china disfruta de las grandes mejoras en transporte e infraestructura, pero muchas de las sedes construidas para la cita languidecen sin uso ni reciben atención, además de ser una carga para las finanzas públicas. Las joyas de la corona fueron dos edificios de impresionante arquitectura: el gran estadio "Nido de pájaro" y el centro acuático "Cubo de agua", descritos por el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jacques Rogge, como sedes "hermosas" y "sin precedentes".

"La exitosa organización de los Juegos no fue solo espléndida para el deporte chino, (...) excitó la pasión de 1,000 millones de personas por el deporte", dijo el ministro chino de Deportes, Liu Peng, citado el año pasado por medios estatales para resumir el legado de los Juegos para la ciudad.

Pero aún hoy, ambas instalaciones son más conocidas por el constante flujo de turistas curiosos que atraen (unos 4.61 millones de visitantes en el 2011) que como sedes de grandes torneos deportivos.

Aunque el Nido de Pájaro acoge esporádicos partidos de futbol o competiciones de atletismo, también es donde se celebró el llamado primer rodeo de China, un parque temático de invierno y conciertos.

La gestora del estadio estima que a su ritmo actual, llevará tres décadas recuperar los 3,000 millones de yuanes (480 millones de dólares) que costó construirlo.

El vecino Cubo de Agua perdió unos 11 millones de yuanes el año pasado, pese a un subsidio estatal y los ingresos de un parque acuático adyacente construido tras los Juegos para aprovechar su fama.

"El costo de construir las sedes olímpicas fue sustancioso, pero los organizadores no tuvieron en cuenta de forma global cómo emplear las sedes después de los Juegos al construir estos edificios o siquiera cuando aspiraban a los Juegos", indicó Yan Qiang, editor jefe de deportes de NetEase Media Group.

Abandono total

Otras sedes han tenido mucha peor suerte. Las de kayac y remo, por ejemplo, están prácticamente abandonadas, algo explicado en parte porque ninguno de esos deportes es popular en China.

Algunas instalaciones, como las de tenis de mesa o lucha, se construyeron en universidades.

"Se les dieron estas enormes instalaciones (...) y no tenían experiencia en gestión de torneos y no se les permitió tener ninguna antes de los Juegos", explicó Susan Brownell, profesora de antropología y experta en deporte chino en la Universidad de Missouri-St. Louis.

Además, en la China controlada por el Partido Comunista, existe el temor añadido por reunir grandes multitudes en un ambiente tenso, al menos hasta antes del cambio en la cúpula del poder que se realizará en otoño por primera vez en una década.

Si bien los chinos se llenaron de orgullo por acoger los Juegos, especialmente tras obtener el oro en tenis de mesa en 2008, ahora algunos critican las sedes por su derroche.

"Creo que los materiales de construcción son muy caros y derrochadores", dijo Li Fang, un turista de 21 años.

El Cubo de agua "cambia el agua todos los días, un enorme desperdicio de recursos acuáticos". También consume mucha electricidad cuando las luces están encendidas.

"Creo que es mejor dedicar esos recursos a la vida cotidiana de la gente", afirmó Fang.

Ahora ve
Esta aplicación te permitirá detectar daños cerebrales desde tu smartphone
No te pierdas
×