Regla Buffett, ¿la mejor carta de Obama?

Con la propuesta del mandatario se recaudarían apenas 5,000 mdd al año, dicen expertos; el impuesto que supliría al Mínimo Alternativo no ayudaría a reducir el déficit federal.
obama  (Foto: AP)
Jeanne Sahadi
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Este martes, el presidente Barack Obama continuará atrayendo la atención hacia la Regla Buffett, su propuesta fiscal de campaña que tiene como objetivo a millonarios y multimillonarios.

Un mensaje central de la campaña de reelección del mandatario es su argumento de que los muy ricos deberían pagar más impuestos.

"En lo que respecta a reducir el déficit e invertir en nuestro futuro, ¿deberíamos pedirle a los estadounidenses de clase media que paguen todavía más en momentos en que sus presupuestos ya se han estirado hasta el límite? ¿O deberíamos pedir a algunos de los estadounidenses más ricos que paguen su parte justa?", dijo Obama recientemente.

El presidente no es el único que respalda la regla Buffett. La próxima semana, los demócratas del Senado esperan votar sobre una legislación inspirada en la propuesta de Obama.

Aunque no se espera que la legislación avance mucho, en los próximos meses escucharemos a menudo sobre de la llamada regla Buffett. Y al igual que la mayoría de los puntos de la campaña, la regla Buffett no supone necesariamente la mejor política, por lo menos desde la perspectiva de muchos expertos fiscales.

¿En qué consiste exactamente la regla Buffett? El principio general detrás de la propuesta es que los millonarios y multimillonarios, como el inversor Warren Buffett, no deben pagar un porcentaje menor de sus ingresos en impuestos federales que los que pagan los hogares de clase media.

Obama ha establecido incluso un umbral para la proporción que deberían pagar en impuestos: Al menos el 30% de sus ingresos.

El presidente propuso la regla el año pasado como un principio rector para la reforma fiscal, y más tarde la promocionó como un reemplazo para el Impuesto Mínimo Alternativo.

En el Congreso, el Senado realizará una votación de procedimiento sobre una versión de la regla que se aplicaría al código tributario actual y serviría como un "paso intermedio" hacia la reforma fiscal.

La ley para el "Pago de la justa parte" (Paying a Fair Share Act), presentada por el demócrata Sheldon Whitehouse, se aplicaría a cualquier persona cuyo ingreso bruto ajustado supere el millón de dólares. Los contribuyentes que detallan sus deducciones obtendrían un crédito igual al valor de sus deducciones por contribuciones benéficas, a fin de no desalentar las donaciones caritativas.

Para medir si un millonario está pagando al menos el 30% de sus ingresos en impuestos, la ley tendría en cuenta lo que el individuo pagó en impuestos federales y en impuestos de nómina más el nuevo impuesto suplementario de Medicare de 3.8% que entrará en vigor en 2013.

La tasa mínima efectiva de impuestos se introducirá gradualmente en aquellas personas con ingresos de entre 1 millón y 2 millones de dólares.

El organismo independiente Tax Policy Center estima que el 35% de los más ricos pagarían más impuestos en el marco del proyecto de ley que lo que pagan en la actualidad.

¿Cuántos ingresos se recaudarían? El Joint Committee on Taxation del Congreso, que analiza la legislación fiscal, ha estimado que la ley para el "Pago de la justa parte" recaudaría 47,000 mdd en 10 años, o un promedio de poco menos de 5,000 mdd al año, suponiendo que expiren los recortes de impuestos de la era Bush.

Esa cifra no contribuiría mucho a la reducción del déficit federal. En los últimos años, los déficits anuales han oscilado entre varios cientos de miles de millones de dólares a más de 1 billón de dólares.

Y si la regla fuera a servir como un sustituto para el Impuesto Mínimo Alternativo, como Obama ha propuesto, no podría generar ni remotamente el billón de dólares y pico en ingresos que se espera genere el Impuesto Mínimo Alternativo en el lapso de 10 años.

¿Qué piensan los expertos fiscales independientes de la Regla Buffett? Eliminando la retórica partidista de ambas bancadas, los expertos dicen que la regla complicaría aún más un ya complejo código tributario mediante la adición de un nuevo impuesto mínimo sobre el antiguo Impuesto Mínimo Alternativo.

Lo que es más, la evidencia de que la regla Buffett vaya a corregir la gran disparidad en el código tributario no es tan clara.

Por ejemplo, incluso sin una regla Buffett, la mayoría de los millonarios estadounidenses ya pagan más en impuestos como porcentaje de sus ingresos que los pagados por la clase media, explica Roberton Williams, investigador del Tax Policy Center. No siempre un porcentaje de hasta el 30%, pero sí un mayor porcentaje de sus ingresos que lo que tributa la gran mayoría de la clase media.

Además, el Congressional Research Service señala que el código fiscal vigente no viola la regla Buffett de una forma tan flagrante como afirman el propio Warren Buffett y otros partidarios. Usando datos de 2006, el CRS determinó que la tasa impositiva promedio entre los millonarios es de casi un 30%; alrededor de uno de cada 10 paga una tasa superior al 35% y uno de cada 10 paga una tasa por debajo de 24%.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por último, si se hace bien, la reforma fiscal no debería crear la necesidad de una regla Buffett, un impuesto mínimo alternativo o cualquier otro agregado al código tributario, señala Williams.

La única razón para que las autoridades demanden tales medidas es porque no les gustan los resultados del sistema que tienen. La reforma tributaria es su oportunidad para diseñar un sistema mejor. Y si uno de los objetivos es gravar más a los ricos, pueden hacerlo de una manera más simple y más eficaz que la regla Buffett.

Ahora ve
Sin el TLCAN, los estadounidenses tendrían que pagar más por estos productos
No te pierdas
×