¿Llegó el ‘jaque mate’ para Europa?

Dentro del sentimiento bipolar en los mercados, parece que el crecimiento global está por terminar; mientras España está en la mira por su deuda, las elecciones en Francia marcarán a la eurozona.
ajedrez europa  (Foto: Especial)
Daryl G. Jones

En el ajedrez, la fase final del juego es el punto en el que hay un número relativamente limitado de piezas en el tablero. Muchos analistas del ajedrez discrepan en relación a cuándo comienza exactamente el final, pero todos concuerdan en que, una vez que comienza, la estrategia es muy diferente a la del medio juego. De hecho, los mejores jugadores de ajedrez siempre se han destacado en los finales y ha utilizado una estrategia consistente.

El martes pasado fue uno de esos días en que el mercado bursátil hizo que algunos inversionistas se preguntaran si el crecimiento económico global había llegado a esa fase final, o estaba próximo a ella. El retroceso que sufrió la Bolsa estadounidense no nos sorprendió necesariamente, pero reflejó el sentimiento casi bipolar que existe actualmente respecto a la renta variable global. Un día las malas noticias importan, y al día siguiente las buenas noticias importan más. El final del crecimiento económico mundial parece estar aquí, y a las pocas horas esa percepción cambia.

Mientras tanto, España nos ofrece más evidencia de que hemos entrado a la fase final de la deuda. El país que continuará siendo este año el punto de presión en la problemática de la deuda soberana europea, informó que los préstamos bancarios sin cobrar habían aumentado desde diciembre y ahora la cartera vencida asciende a 143,820 millones de euros, un máximo en 18 años. El gran riesgo es que este nivel de morosidad aumenta dramáticamente mientras los precios del sector inmobiliario continúan regresando a su valor promedio.

La cuestión clave con España, desde la perspectiva de la deuda, es que Alemania ha dicho públicamente que el país ibérico es demasiado grande para ser salvado. Y lo mismo aplica para Italia. No poder rescatar a Italia o España marca ciertamente la etapa final de la deuda soberana europea, un desenlace que preocupa cada vez más. Sin embargo, los rendimientos del bono español a 10 años ahora están firmemente por debajo de la línea de 6%, a 5.78%, lo cual es positivo, pero el IBEX cayó la mañana del miércoles -3.2%. Este jueves salen a subasta bonos españoles a largo plazo y seguramente será exitosa, como cualquier mercado artificialmente controlado.

El principal catalizador político esta semana en Europa son las elecciones francesas, con la primera vuelta este fin de semana. Dado que un candidato fuerte tiene que reunir el 50% de los votos para ganar, es probable que haya una segunda vuelta, pues hay varios aspirantes fuertes en competencia. Al momento, las encuestas de CSA le dan a Hollande una ventaja sobre Sarkozy de 29% a 24% en la primera ronda. Esto supone una mejora ante el empate técnico estimado hace unos días. Las encuestas muestran que en una segunda ronda, Hollande aplastaría a Sarkozy por un margen de 58% a 42%.

La elección francesa es crucial porque: a) Hollande es un socialista, b) Hollande es un socialista, y c), Hollande ha declarado que, de ser elegido, renegociará el acuerdo presupuestario de la Unión Europea y que no aceptará la austeridad como norma para los países. Así, las cosas se pondrán más desafiantes en términos políticos en la gran unión monetaria que es la zona del euro.

Estados Unidos está en plena temporada de resultados financieros. El martes, nuestro analista bancario escribió lo siguiente en relación con el sector financiero:

"Hasta ahora, aproximadamente un tercio de las empresas financieras han informado sus ganancias. Siete de las ocho compañías de grande o mediana capitalización han superado las estimaciones de beneficios. Las tendencias en los ingresos han sido más heterogéneas, con poco más un tercio superando las expectativas, un tercio cumpliendo las expectativas y poco menos de un tercio incumpliéndolas. Sin embargo, esto es un poco engañoso debido al ajuste del valor de deuda (Debt Value Adjustment). Con el DVA, las líneas de ingresos de los grandes bancos se ven afectadas negativamente por un método contable que les obliga a reconocer ingresos negativos cuando sus seguros contra impago de deuda (credit default swaps) se estrechan. El primer trimestre registró un considerable estrechamiento de CDS, por lo que el impacto fue significativo para los volátiles mercados de capitales:.. C, JPM, BAC, GS, MS."

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La lección es que las empresas financieras están superando las estimaciones hasta ahora, lo que representa un factor positivo para los precios de las acciones en el sector financiero en el corto plazo.

Tenemos una serie de catalizadores negativos asociados al crecimiento de Estados Unidos que ganarán cada vez más importancia en los meses próximos. A saber, el primero de enero de 2013 expirarán los recortes fiscales de la era Bush, así como la exención temporal del impuesto sobre la nómina y los subsidios al desempleo de largo plazo. Luego, el 15 de enero de 2013 entrarán en vigor los recortes del gasto gubernamental, ante el fracaso del Joint Select Committee on Deficit Reduction, el súper comité cuya misión era formular un plan de reducción del déficit. ¿Será ese el jaque mate para el crecimiento económico estadounidense? Probablemente no, pero el primer trimestre de 2013 marca una fase final que debemos comenzar a considerar.

Ahora ve
México, EU y Colombia dialogan para combatir en conjunto el consumo de drogas
No te pierdas
×