1 bde: insuficiente para salvar a Europa

La ayuda otorgada hasta el momento por el BCE podría esfumarse si España sigue en problemas; expertos advierten riesgos si se genera la idea de que el Banco siempre salvará a las naciones.
mario draghi  (Foto: Cortesía CNNMoney.com)
Ben Rooney

El Banco Central Europeo (BCE) ha hecho todo lo posible en los últimos meses para prevenir una crisis crediticia, proporcionando a los bancos un billón de euros en financiamiento de muy bajo costo. La inyección de un billón de euros, que fue acogida como una medida que cambiaría la situación, ayudó a aliviar la presión sobre las naciones de la eurozona, toda vez que algunos bancos utilizaron el dinero para comprar bonos gubernamentales.

Sin embargo, la eficacia de las operaciones de refinanciación a largo plazo (long-term refinancing operations o LTRO) del BCE parece estar desapareciendo conforme los rendimientos de los bonos españoles e italianos se han disparado en las últimas semanas.

El presidente del BCE, Mario Draghi, ha dicho que el objetivo es apoyar a la economía ayudando a los bancos que han tenido dificultades para autofinanciarse en medio de las preocupaciones por la exposición a la deuda soberana. Draghi ha instado a las autoridades de la zona euro para que aprovechen las mejores condiciones del mercado a fin de sacar adelante la consolidación fiscal y las reformas estructurales dirigidas a aumentar la competitividad económica.

Sin embargo, las renovadas tensiones han avivado la especulación de que el BCE podría reanudar su polémico programa de compra de bonos soberanos.

Robert Zoellick, el presidente saliente del Banco Mundial, declaró el jueves que las "acciones extraordinarias" del BCE eran apropiadas, pero sugirió que tal vez se necesite hacer más.

Los inversionistas han estado particularmente preocupados por España, que está luchando con una tasa de desempleo dolorosamente alta y persistentes problemas en el sector bancario. El Gobierno español ha anunciado un programa de austeridad que estipula recortes por 27,000 millones de euros, pero a los inversionistas les preocupa que el país no pueda lograr sus metas fiscales este año.

Pese a esas preocupaciones, España colocó con éxito 2,500 millones de euros en bonos a largo plazo vendidos el jueves, si bien los rendimientos subieron después de la subasta.

Los resultados sugieren que los inversionistas están apostando a que el BCE está dispuesto a intervenir en el mercado de bonos, comenta Karl Schamotta, estratega de mercado en la firma canadiense Western Union Business Solutions.

Asimismo, Schamotta dice que los inversionistas se sienten alentados por las señales que apuntan que los funcionarios de finanzas del mundo anunciarán nuevos recursos financieros para el Fondo Monetario Internacional durante la reunión del FMI y el Banco Mundial este fin de semana en Washington.

"Los rendimientos están volviéndose más atractivos en un entorno donde las instituciones están manifestando una mayor disposición para intervenir, y también están acumulando la capacidad financiera necesaria para hacerlo", indica el estratega.

Más allá de eso, la economía española ha mostrado algunos signos de mejoría, sus exportaciones han superado las importaciones y los costos de mano de obra han disminuido. Y el nuevo Gobierno en Madrid ha esbozado un "impresionante" conjunto de reformas estructurales para hacer frente a los desafíos económicos de largo plazo, advierte James Nixon, economista de Societe Generale.

"España está implementando exactamente el tipo de ajustes que un país necesita para permanecer dentro de una unión monetaria," escribió Nixon en un informe. "No obstante, el alivio generado por la LTRO del BCE se ha evaporado rápidamente ante los renovados temores sobre el crecimiento global y el tamaño del déficit del Gobierno español".

En opinión de Nixon, no es probable que el BCE reanude la compra de bonos en el futuro inmediato, ya que el Banco que dirige Draghi ha cambiado su enfoque hacia los LTRO. Al mismo tiempo, señala que una intervención en el mercado de bonos para ayudar a España podría crear un "riesgo moral."

"El BCE puede mostrarse muy reacio a intervenir, incluso si España arguye justificadamente que está acometiendo las reformas necesarias. Al BCE le preocupará que, una vez que lo haga, la intervención constante para apoyar las subastas de bonos españoles será difícil de evitar," explica Nixon.

El mayor problema, según muchos expertos, es que el BCE no puede hacer mucho para solucionar los problemas en la raíz de la crisis del euro. El organismo puede ayudar a crear las condiciones para que los gobiernos promulguen las reformas, pero no puede influir directamente en las políticas nacionales.

"No creo que las LTRO atajen realmente el problema fundamental y sólo compran tiempo", indica Natascha Gewaltig, economista jefe para Europa de Action Economics. "Comprender que el BCE no puede salvar el día es lo que toca ahora".

Gewaltig señala que los inversionistas también se han visto sacudidos por los temores de que España tal vez deba nacionalizar algunos bancos. Además, la experta menciona que la falta de una "estrategia conjunta y las preocupaciones por el crecimiento" han avivado las inquietudes sobre el enfoque actual de la Unión Europea, centrado de lleno en la austeridad.

Si bien estos temas no son nuevos, la última ronda de nerviosismo sugiere que la confianza en los mercados financieros mundiales se mantiene baja y los inversionistas están preparados para reaccionar enérgicamente ante noticias relativamente favorables.

"El problema que hemos visto una y otra vez en la crisis de deuda es que, incluso si las preocupaciones son exageradas, se convierten en una profecía auto-cumplida," expresa Gewaltig. "Sin embargo, todavía hay riesgos, y la incertidumbre acerca de la estrategia en Europa no ayuda".

 

Ahora ve
El esperado octavo episodio de la saga ‘Star Wars’ llega a los cines del mundo
No te pierdas
×