Obama-Romney, la carrera por los fondos

Los aspirantes podrían romper récords en la recaudación de recursos para la elección presidencial; con el final de las primarias, el republicano podrá obtener más financiamiento de nuevas fuentes.
obama romney  (Foto: Cortesía CNNMoney.com)
Charles Riley
NUEVA YORK -

Con la temporada de elecciones primarias terminada en Estados Unidos, la carrera a la presidencia -y la carrera por el dinero- están a punto de encenderse.

Expertos en financiamiento de campañas esperan que el presidente Barack Obama y Mitt Romney atraigan suficiente dinero como para romper todos los récords previos de recaudación de fondos. Para Obama, que recaudó 750 millones de dólares en 2008, un salto a 1,000 millones de dólares no es imposible.

"Creo que romperemos todos los récords", dijo Brad Smith, del Center of Competitive Politics. "Ahora rompemos todos los récords casi cada ciclo".

Un estrechamiento en la carrera probablemente ayude a ambos lados a recaudar dinero. Los candidatos y sus donantes ahora podrán distinguir, en el otro lado del pasillo, un candidato de la oposición fácilmente identificable.

El equipo de Obama ha tenido un buen comienzo. La campaña anunció la semana pasada que recaudó 53 millones de dólares en marzo, y que tiene, al combinar cifras con el Comité Nacional Demócrata, un fondo de financiamiento de alrededor de 130 millones de dólares.

La campaña de Romney recaudó 12.6 millones de dólares en fondos primarios en marzo, pero sólo tiene 10 millones de dólares en efectivo en la mano; lo cual deja a Obama con una ventaja de más de 10 a 1.

Eso no significa que la campaña de Romney no esté atrayendo a los donantes. Durante el año pasado, la campaña recaudó 87 millones de dólares en fondos, pero la mayor parte de ese botín fue gastado en derrotar a sus principales oponentes.

Con Obama ya lejos, Romney tiene que empezar a almacenar dinero.

"Si hay una cosa en la que Romney ha sido increíblemente efectivo, es en recaudar dinero", dijo Bill Allison, director editorial de Sunlight Foundation, un grupo que aboga por la transparencia en el gobierno. "Él tiene una red nacional. Va a ser una prodigiosa máquina de recaudación de fondos".

Una nueva estrategia

Con los rivales fuera del camino, la campaña de Romney es libre de establecer una nueva estructura de captación de fondos.

En los últimos días, Romney ha establecido 'Fondo de Victoria' ('Victory Fund') en conjunto con el Comité Nacional Republicano. El esfuerzo de recaudación de fondos del equipo no era posible hace tan sólo unas semanas, cuando Rick Santorum permanecía tercamente en la carrera.

"El partido no comenzará a recaudar para un solo aspirante hasta que el candidato esté firmemente instalado, con un apoyo matemático de una cifra triunfadora de delegados", dijo Allison. "Romney está lo suficientemente cerca ahora".

El Comité Nacional Republicano no está sujeto a las mismas limitaciones de contribución que las campañas tienen. Así que el nuevo Fondo de Victoria significa que el equipo de Romney ahora puede aceptar cheques de más de 50,000 dólares, en lugar de sólo 2,500 dólares.

Los primeros 2,500 dólares de esas grandes donaciones irán al fondo primario de Romney. Los siguientes 2,500 dólares irán a la cuenta bancaria general de la campaña. Una parte considerable -30,800 dólares- irán al Comité Nacional Republicano (y es probable que circulen de nuevo hacia Romney).

La donación restante podría ser distribuida entre los comités estatales del partido.

Dinero en grande

Respecto al efectivo de los súper comités de acción política (súper PAC), Romney tiene que agradecer la decisión de la Suprema Corte en el caso Citizens United. El fallo, emitido en enero de 2010, abrió las puertas para que los sindicatos y las empresas, previamente constreñidas por los límites a las donaciones, operen con menos restricciones en sus actividades.

Durante el ciclo electoral intermedio de 2010, los recién formados súper PAC gastaron alrededor de 65 millones de dólares, según datos del Center for Responsive Politics.

Eso va a parecer morralla a finales de este año. El total del financiamiento de los súper PAC ya supera los 200 millones de dólares. Y un solo súper PAC -Restore Our Future, afiliado a Romney- ya había recaudado 52 millones de dólares para finales de marzo.

Aunque los súper PAC tienen prohibido coordinar sus actividades con las campañas, Restore Our Future desempeñó un papel crucial en la marcha de Romney hacia la victoria, pagando muchos de los anuncios negativos que ayudaron a mantener a su candidato en la cima.

En lo que respecta a los súper PAC, Obama tiene mucha tarea que hacer. El principal súper PAC pro-Obama, denominado Priorities USA Action sólo había recaudado 9 millones de dólares en donativos hasta finales de marzo. El grupo tuvo un comienzo tardío después de que Obama accedió a respaldar sus actividades sólo a partir de febrero.

Más fuentes de financiamiento

Más allá de los súper PAC, otras fuentes de dinero están en juego, incluidos grupos como American Crossroads de Karl Rove, que entre su súper PAC y su organización sin fines de lucro afiliada Crossroads GPS, ha reunido un total de 99.8 millones de dólares para los candidatos republicanos desde el inicio de 2011.

El financiamiento público en las elecciones generales se presenta en forma de una subvención concedida a un candidato de un partido principal si el candidato se compromete a no recaudar o gastar fondos externos. Pero con la cifras de este año, parece bastante probable que tanto Romney como Obama renunciarán al financiamiento público.

Ningún candidato a las elecciones generales había rehusado recibir estos fondos desde que el programa comenzó en 1976, hasta que Obama dio el salto en 2008. John McCain aceptó el financiamiento público.

Debido a la afinidad de McCain con la reforma del financiamiento de campañas, Allison dijo que era "incómodo para él recaudar dinero en grandes donaciones", pero que esta vez "no verás ningún reparo similar" en el candidato republicano.

Y si la carrera republicana queda cerrada, Romney podría aprovechar otra fuente de fondos: su propia cuenta bancaria. Después de todo, los candidatos pueden financiar sus propias campañas, y el ex presidente ejecutivo de Bain Capital tiene una fortuna estimada de hasta 264 millones de dólares.

Ahora ve
Estos fueron los autos más vendidos en México durante 2017
No te pierdas
×