El FMI quiere un ‘cortafuegos’ mundial

El organismo estima que sus programas de financiamiento llegarán a 1 billón de dólares en el futuro; los 430,000 mdd adicionales servirán para paliar los efectos de la crisis europea.
Lagarde nueva directora gerente Fondo Monetario Internaciona  (Foto: AP)
Ben Rooney
WASHINGTON -

El Fondo Monetario Internacional (FMI) quiere construir un "cortafuegos global" para evitar que otra crisis financiera carbonice la economía mundial.

El FMI dio un gran paso en esa dirección luego de que una parte de sus países miembros comprometieron en conjunto 430,000 millones de dólares (mdd) en financiación adicional en la reunión de primavera que celebró el Fondo esta semana en Washington, D.C. Ese monto casi duplica los recursos que tiene el FMI para prestar a los países en crisis.

Antes de las conversaciones de esta semana, la directora del FMI, Christine Lagarde, había instado a las autoridades para que restablecieran el sentido de propósito compartido que se impuso durante la crisis financiera y dijo que esperaba que la reunión pudiera considerarse como un momento decisivo. "Personalmente siento que un ‘momento Washington' estaba claramente en el ambiente en el curso de las reuniones", dijo Lagarde el sábado.

Los recursos adicionales podrían utilizarse para ayudar a rescatar a las economías atribuladas de la eurozona, si bien el FMI subrayó que los fondos estarán disponibles para todos los 188 miembros.

El FMI ha proporcionado 300,000 mdd en préstamos de emergencia desde que la crisis financiera mundial golpeó en 2007, incluyendo un programa de rescate para Grecia que es el más grande en la historia del Fondo.

La presión para aumentar los recursos del FMI se da en un momento en que  la economía mundial enfrenta múltiples riesgos. Aunque las condiciones han mejorado recientemente, las perspectivas de crecimiento siguen tibias. Además, la crisis de deuda en Europa continúa amenazando el sistema financiero global, junto con los problemas actuales en el sistema bancario y el aumento de los precios del petróleo.

El FMI ha estimado que sus necesidades de financiación ascenderán a un billón de dólares en los próximos años.

El cortafuegos es "un importante avance", pero se necesitan medidas adicionales para  proporcionar una "verdadera solución a la crisis", señaló Tharman Shanmugaratnam, presidente del Comité Financiero del FMI.

Él dijo que había "un consenso muy fuerte" sobre la necesidad de aprobar reformas fiscales, como reducir los déficits públicos, a la vez que adoptar medidas para impulsar el crecimiento económico durante los próximos tres años. "Si no recuperamos el crecimiento, entonces la sostenibilidad fiscal no será posible tampoco", dijo Shanmugaratnam a la prensa el sábado. Eso es válido tanto para la zona del euro como para Estados Unidos, añadió.

Al anunciar el viernes el financiamiento pactado, Lagarde dijo que la comunidad internacional había demostrado un compromiso de estabilizar el sistema financiero y de apoyar a la economía global. Pero sugirió que el FMI espera que más miembros contribuyan. "Hicimos un llamado a la acción, y nuestros miembros han respondido", dijo. "Espero otros compromisos de la amplia base de los países miembros".

Estados Unidos se ha negado a ofrecer préstamos adicionales al FMI. Las autoridades estadounidenses sostienen que Europa tiene los recursos necesarios para resolver la crisis, y que el FMI no debería ser usado como un sustituto de una respuesta europea contundente.

El sábado, el secretario del Tesoro Tim Geithner acogió con satisfacción los compromisos de una mayor financiación, declarando que el FMI tiene "capacidad sustancial" para hacer frente a las amenazas que encara la economía global, incluyendo "los efectos de la crisis europea en el resto del mundo". El FMI "puede y debería desempeñar un papel complementario en una respuesta europea comprensiva y bien diseñada", señaló.

Y aunque los líderes europeos han tomado "medidas importantes" para contener la crisis, Geithner sugirió que debe hacerse más para asegurar que los gobiernos puedan  seguir adelante con las reformas propuestas.

"El éxito de la próxima fase de la respuesta a la crisis dependerá de la voluntad y la capacidad de Europa, junto con el Banco Central Europeo, para aplicar las herramientas y los procesos de forma creativa, flexible y agresiva, a fin de apoyar a los países conforme implementen las reformas y se mantengan a la cabeza en los mercados", indicó Geithner.

Los funcionarios europeos, mientras tanto, secundan el llamado de Lagarde en el sentido de que más miembros del FMI proporcionen financiamiento adicional. "Estamos de acuerdo con la directora en que los miembros deberían elevar la capacidad de préstamo del Fondo, pues persisten desafíos importantes", dijo Steven Vanackere, ministro belga de Finanzas.

Vanackere agregó que los gobiernos de la zona euro han prometido 150,000 mdd en préstamos al FMI, diciendo que "el resto de los miembros deberían contribuir con la parte que les corresponde".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Jan Kees de Jager, ministro de Finanzas de los Países Bajos, apuntó que la eurozona es consciente de su "responsabilidad especial en las circunstancias actuales". Pero afirmó que los otros miembros del FMI deberían estar a la altura de las circunstancias, considerando que las naciones europeas han auxiliado a otros en las crisis anteriores.

"Pedimos a los otros miembros del FMI que apoyen los esfuerzos para salvaguardar la estabilidad financiera mundial, contribuyendo al aumento de los recursos del FMI como Europa lo ha hecho en el pasado, cuando grandes crisis amenazaban las economías en otras partes del mundo", solicitó de Jager.

Ahora ve
Estos cinco escenarios marcaron a México durante el 2017
No te pierdas
×