La Fed, dividida por nuevo estímulo

Dennis Lockhart, de la Fed de Atlanta, rechaza más compras de activos para impulsar la economía; el titular de la Fed de Chicago, Charles Evans, considera que aún hay margen de acción.
dolares  (Foto: Thinkstock)
NUEVA YORK (CNN) -

Dos altos funcionarios de la Reserva Federal disintieron públicamente el martes sobre la necesidad de aplicar un nuevo estímulo monetario a la economía, dejando al descubierto las diferencias al interior del banco central estadounidense. El presidente de la Fed de Atlanta, Dennis Lockhart, se declaró en contra de un estímulo monetario adicional a la economía estadounidense. "Soy reticente en este momento a apretar el gatillo con cualquier nueva medida", afirmó en declaraciones al canal CNBC.

Lockhart, que este año tiene poder de voto en el comité de la Fed que fija las tasas, incluyó en su negativa la posibilidad de más compras de activos, un programa conocido como alivio cuantitativo.

En contraste, su colega de la Fed de Chicago, Charles Evans, consideró que ante un panorama benigno para la inflación, la Reserva Federal tiene un margen de acción "enorme" para hacer más expansiva su política monetaria.

Evans es considerado un consejero moderado, más preocupado por el crecimiento económico que por la marcha de la inflación, y ha sido un activo defensor de las compras de bonos.

A fines del 2008, la Fed bajó su tasa de interés a cerca de cero y ha comprado 2.3 billones de dólares en activos de largo plazo, en una estrategia sin precedentes para reactivar la economía.

"Pienso que necesitamos ver cómo evoluciona la economía", dijo Lockhart, agregando que su visión sobre la economía no había cambiado de manera sustancial, dadas las cifras mixtas vistas recientemente.

"No es mucho más lo que podemos hacer para estimular la demanda por créditos y para cambiar el apetito por el riesgo en el sistema financiero y en los bancos", dijo.

"Por lo tanto, no estoy seguro en este momento de que más estímulo en la forma de alivio cuantitativo, por ejemplo, tenga un gran efecto", añadió.

La recuperación de la economía de Estados Unidos ha sido lenta, especialmente en el frente del empleo, lo que ha llevado a la Fed a reiterar que mantendrá su tasa de interés baja al menos hasta fines del 2014.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Un efecto positivo de cualquier nueva compra de activos sería convocar la idea de que estamos comprometidos con mantener las tasas muy bajas por el tiempo que sea necesario para hacer que la economía funcione", dijo Evans también a la CNBC.

"Compras adicionales reafirmarían ese compromiso sobre y por encima del efecto en las tasas de largo plazo que las mismas compras", explicó.

Ahora ve
Así fue el inicio de las precampañas de Anaya, López Obrador y Meade
No te pierdas
×