Alemania, ante el riesgo de la recesión

La mayor economía de la zona euro se contraerá en el primer trimestre, consideran analistas; señalan que el país es altamente competitivo y no necesitará duras medidas de austeridad.
brandemburgo alemania  (Foto: Thinkstock)
Ben Rooney
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Conforme la recesión se extiende por toda Europa, Alemania tal vez no pueda evitar ser arrastrada con el resto.

En la última semana, España y el Reino Unido informaron que habían vuelto a caer en recesión, con dos trimestres consecutivos de contracción económica. En total, doce economías europeas están ahora, oficialmente, en recesión.

Alemania, la mayor economía de la zona euro y la cuarta mayor del mundo, podría ser la siguiente: su economía se contrajo un 0.2% en los últimos tres meses de 2011, y se espera que muestre una nueva contracción cuando divulgue a mediados de mayo los datos correspondientes al primer trimestre del año.

"Es muy probable que la economía alemana también se contrajera a un ritmo muy modesto en el primer trimestre, lo que técnicamente cumpliría los criterios de la recesión", señala Christian Schulz, economista en Londres del Berenberg Bank, el banco privado más antiguo de Alemania.

En términos generales, se prevé que la economía de la eurozona sufra una leve recesión este año, a medida que los programas gubernamentales de austeridad -aumento de los impuestos y recortes de gastos- afecten el crecimiento.

La relativamente sana Alemania no necesita someter su economía a las mismas reformas de austeridad que otras naciones han adoptado. Sin embargo, la desaceleración de la zona euro ha hecho mella en la economía teutona, dependiente de las exportaciones.

"Estamos aprendiendo cuán negativa es la austeridad durante una recesión económica," indica Hans-Joachim Voth, profesor de finanzas en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.

Los exportadores alemanes también se han visto afectados por la desaceleración en las economías emergentes, como China y la India.

Voth no espera que el consumo interno en Alemania pueda compensar la disminución de las exportaciones: "Los alemanes son pésimos para hacer una fiesta," explica, refiriéndose al hecho de que suelen ser sobrios.

Al mismo tiempo, no está claro cuánto apoyo dará el Banco Central Europeo (BCE). Los programas de préstamos bancarios que el BCE implementó a principios de este año dieron un importante apoyo a las economías europeas.

"El consumo interno alemán no va a dispararse. A esto se añade la incertidumbre en los mercados financieros y el menguante impacto del programa de liquidez del BCE,  no va a ser un bonito panorama", advierte Voth.

La debilidad en Alemania tendría un efecto negativo en la región. La economía alemana representa un tercio de la producción de la zona euro, por tanto, una recesión allí "tendrá considerable impacto y obviamente empeorará las cosas más de lo esperado", expone Natascha Gewaltig, directora de economía europea en Action Economics.

Con todo, no se pronostica una fuerte desaceleración.

Aunque la actividad manufacturera en Alemania se redujo inesperadamente en abril, dos indicadores que miden la confianza de las empresas y los inversionistas han sido sorprendentemente optimistas.

Además, Alemania sigue siendo un país altamente competitivo, y cualquier recesión que padezca será probablemente breve, sostiene Schulz. En su opinión, el crecimiento se reanudará en el segundo trimestre y se acelerará en la segunda mitad de 2012.

"Los fundamentos generales de Alemania son muy positivos. La economía se ve frenada por la falta de confianza en que la crisis de la eurozona encuentre solución", apunta.

Ahora ve
Los jugadores extranjeros son mayoría en la final del futbol mexicano
No te pierdas
×