Déficit fiscal de EU: ¿bomba de tiempo?

Las medidas correctivas desacelerarán su economía y el efecto se sentirá en México, dicen analistas; el proceso político de ese país puede generar otra ola de incertidumbre en los mercados, advierten.
bomba economia  (Foto: Thinkstock)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los inversionistas encontraron en la crisis fiscal y de deuda de Europa el pretexto para olvidar que Estados Unidos enfrenta una situación similar, aunque de menor magnitud, pero que corre el riesgo de convertirse en una bomba de tiempo si los políticos no encuentran soluciones este año, advierten especialistas.

"Estamos cada vez más escépticos sobre que los políticos puedan resolver el abismo fiscal que se espera para el fin de año", dice Ethan Harris y el equipo de economistas para Estados Unidos de Bank of America Merrill Lynch (BofAML).

Bajo la ley actual, la política fiscal puede restringir en más de 4 punto porcentuales al PIB del vecino país en enero de 2013, lo que casi seguramente causaría una recesión, agrega. Sin embargo, quizás sea de 2 a 2.5 puntos como máximo, "pero el proceso político probablemente creará otra ola de incertidumbre".

Para algunos analistas, el Congreso estadounidense ha inventado un nuevo deporte extremo: patinar sobre el borde de un precipicio fiscal de 7 billones de dólares. Esa es la magnitud de los aumentos impositivos y los recortes de gastos que comenzarán a impactar la economía el 1 de enero de 2013, a menos que el Congreso actúe.

"Hay alrededor de 7 billones de dólares allí que...  podrían ser extraídos de la economía de una manera tan estúpida que probablemente nos empuje de inmediato a una recesión", dijo Maya MacGuineas, presidenta del Comité para un Presupuesto Federal Responsable.

El economista Mark Zandi estima que la inacción por parte del Congreso podría restarle 3 puntos porcentuales al crecimiento económico ajustado a la inflación en 2013. En ese escenario, él considera que la economía estadounidense dejaría de crecer.

Naturalmente habría una afectación para la economía mexicana por su ya conocida dependencia con la estadounidense, agrega María Fonseca Paredes, directora de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México, por lo que considera que diversificar el comercio exterior de México es cada vez más importante.

"El problema de deuda de EU sigue siendo serio, por eso los políticos en campaña tratan de no lanzar promesas que no podrán cumplir y no es muy serio decir que van a bajar el déficit cuando se habla de una deuda de prácticamente 15.7 billones de dólares".

Eso habla de que nadie la tiene fácil para reducir una deuda en el coto plazo, lamentablemente las medidas que se han ido adoptando han sido puestas para el muy corto plazo, medidas de endeudamiento y no de estructura  como puede serla creación de empleo, expone la catedrática del Tec.

En tanto, a febrero el déficit fiscal se ubicó en 232 billones de dólares. "Es un costo político muy alto, si se arriesgan en el Congreso a tomar medidas  hay que ver para dónde apuntan las elecciones por eso nadie quiere hacer el compromiso político y es como ponerse la soga al cuello", menciona Fonseca Paredes.

El 29 de febrero pasado, el presidente de la Reserva Federal de Dallas, Richard Fisher, advirtió que la razón deuda/PIB está proyectada que será de 106% en 2012, cuando la deuda nacional excederá los 16 billones de dólares.

"Desafortunadamente, por los problemas fiscales en Estados Unidos no podemos hablar de la estabilidad económica de nuestro país", indicó.

Tras la crisis financiera, las políticas de estímulo fiscal y monetario sumaron más del 4% al Producto Interno Bruto (PIB) de EU en los dos a tres años posteriores al final de la última recesión, dijo un nuevo estudio publicado este miércoles.

"Estas políticas ayudaron a respaldar el crecimiento del PIB del 3.0% en el 2010 y del 1.7% en el 2011, lo que implica que Estados Unidos podría estar todavía en recesión sin este estímulo", dijeron Fitch Ratings y Oxford Economics en un reporte de investigación.

EU es otra bomba de tiempo, por la misma razón que se ha endeudado de manera bastante alarmante es una deuda muy grande, sentencia la profesora del Tec.

En los últimos dos años, toda difícil decisión fiscal se ha pospuesto para hasta después de la elección. Sin una nueva legislación, la política fiscal se contraerá por más de 4% del PIB. Aún si sólo se materializa la mitad de la posible constricción, ésta representaría un gran choque para el crecimiento, añade el co-director de investigación económica global de BofA Merrill Lynch.

Con ambos partidos políticos enfocados en una batalla electoral muy negativa, será muy difícil que los partidos den señales de un compromiso antes de la elección.

Y en caso de que después de la elección se dé un periodo de lo que en inglés denominan de "lame duck", y que corresponde a que el presidente actual ha perdido la reelección y con ella el poder de negociación con otros actores, un compromiso se volverá más difícil.

El disfuncional ambiente político probablemente persista hasta 2013. Es probable que ningún partido tenga la mayoría absoluta de 60 escaños en el Senado, mientras que las divisiones entre los moderados y los conservadores en temas fiscales probablemente continúen - sin importar quién gane la presidencia.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Enfrentados con el riesgo de una constricción fiscal del tamaño de la recesión, el economista para Norteamérica prevé que los mercados, los negocios y los hogares den marcha atrás "mientras nos acercamos al final del año".

Muchos grandes compromisos "difíciles" como compras de autos y de casas y planes de expansión de negocios probablemente se retrasen hasta que el desenlace sea claro. La "neblina fiscal" probablemente afectará al crecimiento antes del "precipicio fiscal".

Ahora ve
Así fue el inicio de las precampañas de Anaya, López Obrador y Meade
No te pierdas
×