El dilema de la inflación en EU

La renta de las viviendas se ha disparado, afectando el plan de la Fed de limitar los costos; sin embargo, economistas sugieren que un alza en la inflación beneficiaría a la economía.
casas eu  (Foto: CNN)
Nin-Hai Tseng

La mayoría de nosotros no quiere pagar precios más altos, pero hay un creciente debate sobre si se debe permitir que la inflación se eleve un poco más para ayudar a que la economía estadounidense crezca.

El ganador del Premio Nobel de Economía Robert Engle se sumó a su compañero ganador del premio, Paul Krugman, en la defensa del rápido aumento de los precios. Ambos dicen que eso podría ayudar a reducir el desempleo, y Krugman sugiere que la Reserva Federal (Fed) tolerará una inflación de hasta 4% para impulsar la economía.

Eso es aproximadamente el doble de lo que el presidente de la Fed, Ben Bernanke, ha fijado como objetivo. Éste último ha dicho que cualquier punto más alto que ése sería "muy imprudente" y podría descarrilar la recuperación económica.

Quizá tenga razón, pero los economistas que instan a permitir precios más altos también tienen un punto digno de consideración.

Las tasas más altas para la renta de casas y departamentos servirán como un gran impulso para un aumento en la inflación. Después de todo, las rentas constituyen una parte relativamente importante (31%) del Índice de Precios al Consumidor. Y cuando observamos la inflación subyacente, la cual excluye los volátiles costos de alimentos y energía, los alquileres constituyen una proporción aun mayor de alrededor de 41%.

A nivel nacional en Estados Unidos, el precio de las rentas ha aumentado rápidamente a medida que menos personas poseen viviendas. Durante los tres primeros meses de este año, el precio promedio solicitado en los alquileres era de 721 dólares por mes -un incremento del 5.6% respecto al año anterior-, reportó el Departamento de Comercio estadounidense a principios de esta semana. Mientras tanto, incluso cuando éste es uno de los momentos más baratos para comprar, la propiedad de viviendas ha caído a 65.5% desde su pico de 69.2% en 2005.

De hecho, el mercado de las rentas pronto podría impulsar aún más la inflación. Nadie quiere pagar más a sus caseros si puede evitarlo. Sin embargo, las rentas más altas en realidad podrían ser algo bueno tanto para el mercado de vivienda como para la economía en general. Del modo en que algunos economistas lo ven, el precio de los alquileres se elevaría hasta el punto en que se volvería más barato comprar. Y si eso sucede, eso podría ayudar a revertir el malestar en el mercado de la vivienda.

Pero eso ya ha ocurrido en muchas ciudades de Estados Unidos, según el último índice de renta contra compra de Trulia. Y el mercado de la vivienda, aunque ciertamente está sanando, aún está lejos de revivir, a medida que los precios de las casas siguen cayendo y los bancos endurecen sus estándares crediticios.

Por supuesto, la defensa de una mayor inflación va más allá del mercado de bienes raíces. Si los precios suben sólo un poco, el valor de dichos activos teóricamente se elevará también. De igual manera podrían elevarse los salarios, lo que haría que los consumidores se sientan un poco más ricos. Y esa alza en el pago podría hacer más fácil que las familias paguen sus deudas. Además, como las empresas y las familias esperan que los precios suban, un poco de inflación podría hacer que gasten e inviertan más temprano que tarde. Y así sucesivamente.

Pero la economía no funciona tan nítidamente. Debido a la larga lista de factores que afectan al mercado, es fácil ver que estas teorías están basadas en algunos supuestos muy audaces. Por ejemplo, como Stephen Gandel de Fortune destacó a principios de esta semana, los préstamos por parte de los grandes bancos se redujeron durante los tres primeros meses de 2012, tras haber subido durante la mayor parte del año pasado.

Todo esto hace que el trabajo de Bernanke sea terriblemente complicado (como si eso no fuera de por sí obvio). A pesar de que la economía parece tener una base más firme, el Banco Central ha mantenido su curso hacia mantener las tasas de interés a corto plazo en un nivel muy bajo por lo menos hasta finales de 2014. Por supuesto, esto podría ser más difícil de lograr si el alza de los precios de las rentas comenzara a impulsar a la inflación más allá de su objetivo del 2%.

En ese punto, la Fed probablemente tendrá que preguntarse cuánto podría reducirse el desempleo si se permitiera el alza de los precios. Y, quizás lo más importante, ¿cuáles son los riesgos de esa medida?

Ahora ve
Los mexicanos tienen 10 años sobreviviendo con el mismo salario
No te pierdas
×