S&P anticipa rebaja en notas de estados

La calificadora prevé que el desempeño presupuestario en gobiernos locales mexicanos se estancará; actualmente 14 estados cuentan una perspectiva negativa.
deuda  (Foto: Thinkstock.)
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

La situación de ingresos tributarios de los estados del país se ha agravado en los últimos tres años y de continuar así podría conducir a reducciones eventuales de su calificación crediticia, señaló la directora de Finanzas Públicas para América Latina de Standard & Poor's (S&P), Daniela Brandazza. En conferencia de prensa, la analista consideró que los gobiernos locales "no han hecho uso extensivo de las potestades tributarias que tienen", aun cuando se han dado reformas fiscales positivas.

Dentro de sus perspectivas "México, rumbo a las elecciones", el equipo de S&P previó que en 2012 el desempeño presupuestario de los gobiernos locales (GLRs) mexicanos se estancará y su deuda aumentará, aunque a un ritmo menor al registrado en 2010 y 2011.

Aseguró que los gobiernos locales podrían mejorar su calificación crediticia mediante el fortalecimiento de la planeación financiera de mediano y largo plazos y la institucionalización de prácticas eficientes e independientes de los ciclos políticos.

Pronosticó que al menos 70% de los gobiernos locales mexicanos mantengan una perspectiva estable en 2012, pese a que 14 entidades tienen actualmente una perspectiva negativa y se considera probable que se registren algunas bajas de calificación durante el año.

De esta forma, la analista consideró que las notas de estas entidades podrían verse afectadas en los siguientes meses en caso de que el servicio de la deuda se mantenga de manera consistente por arriba de 10 ó 15% de sus ingresos discrecionales.

Refirió que Coahuila, Michoacán y Nuevo León encabezan actualmente el ranking de deuda sobre ingresos discrecionales estimados para este año.

De acuerdo con S&P, la flexibilidad presupuestaria de los gobiernos locales para cumplir con el pago de su deuda de largo y corto plazo representa su principal debilidad en términos de calidad crediticia, y no así el monto de la deuda con relación a sus ingresos totales.

Lo anterior, explicó Daniela Brandazza, porque la estructura presupuestal de los estados aún es rígida, pues al cierre de 2011 alrededor de 85% de sus egresos eran gastos operativos que difícilmente se pueden reducir, como educación, seguridad y atención médica.

Subrayó además que la flexibilidad financiera de los gobiernos locales se ha visto limitada por los efectos de la crisis económica de 2008 sobre su desempeño presupuestario, y por su elevada dependencia de las transferencia federales "etiquetadas", cuya utilización final se decide a nivel federal.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En el marco de las próximas elecciones en México, S&P afirma que las transiciones políticas permiten evaluar la efectividad de las administraciones locales para cumplir sus obligaciones de deuda, puesto que al final de cada periodo político existen pocos incentivos para dejar finanzas saludables y repagar de manera puntual las obligaciones financieras.

"Una visión más allá de los ciclos políticos y una mayor transparencia e institucionalización en la planeación financiera de mediano a largo plazos seguirán siendo los principales obstáculos para los estados y municipios mexicanos", puntualiza.

Ahora ve
Estos fueron los autos más vendidos en México durante 2017
No te pierdas
×