Crisis ‘profunda’ desgasta a la eurozona

Analistas estiman que hay una fatiga social por reformas fiscales y rescates a países en problemas; la ansiedad crece entre inversionistas al temer que la UE no logre restablecer el orden financiero.
tormenta europa  (Foto: Thinkstock.)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La fatiga de los países de la eurozona por no alcanzar sus metas de déficit fiscal o por financiar más rescates, puede dificultar el camino para salir de la crisis que por casi tres años ha enfrentado la región, advierten economistas.

"En los mercados financieros crece la ansiedad y el nerviosismo ante la posibilidad de que no se logre restablecer el orden fiscal y que exista  una mayor presión sobre las economías y los mercados financieros", dice Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank México.

Según previsiones de la Comisión Europea que se darán a conocer el viernes, España no alcanzaría sus objetivos de reducción del déficit en éste o el próximo año a menos que tome nuevas medidas, aunque Madrid insiste en que cumplirá las metas.

El órgano ejecutivo de la Unión Europea anunciará este viernes sus previsiones económicas para los 27 países del grupo para 2012 y 2013, en datos que incluirán proyecciones sobre el crecimiento, el déficit presupuestario y los niveles de deuda.

"Percibo que hay mayor resistencia al interior de varios países para cumplir con los acuerdos fiscales, lo cual es normal. La austeridad nunca es voluntaria, ni necesariamente deseable para ningún país", agrega Correa.

El problema, dice, es que si los gobiernos ya no tienen recursos para mantener los niveles de gastos que enfrentan, deben hacer algún tipo de ajuste.

Además, refirió que aunque los ciudadanos tengan ganados ciertos derechos o promesas sociales, "en caso de que una economía no tenga recursos para cumplirlos se tienen que hacer ajustes", y eso es muy difícil entender para el conjunto de la gente.

Un nuevo estallido de la crisis europea aún se percibe como el riesgo principal, con consecuencias potencialmente muy negativas para el crecimiento mundial, destaca Adolfo Albo, economista en jefe de BBVA Research en el informe Situación México.

Un aumento de las tensiones puede surgir de la fatiga reformadora en los países periféricos, junto con la reticencia a financiar más rescates para los países centrales, en un contexto de procesos electorales.

El analista expone que las acciones del Banco Central Europeo (BCE) sólo ayudarían a ganar tiempo mientras se abordan los problemas económicos e institucionales de fondo. Esto quiere decir que no se puede empezar a hablar ya de estrategias de salida para el BCE, pero también implica que deben empujarse las reformas económicas al mismo tiempo que se reequilibra la demanda en la eurozona.

Además, es necesario revisar los planes de consolidación fiscal de manera coordinada (para  no arriesgarse a ser señalados por los mercados), apuntando a objetivos de déficit estructural y con una trayectoria de ajuste más gradual.

En los últimos meses, ha habido algunos avances hacia la solución de la crisis europea, pero todavía hay muchas cuestiones importantes pendientes como la unión fiscal o el tema de los eurobonos.

En definitiva, advierte que sigue sin haber una hoja de ruta clara de hacia dónde se dirige Europa.

En opinión de Mario Correa, de Scotiabank, para los mercados "lo que está claro es que no hay nada claro".

"Hay una elevada incertidumbre, lo que implica que habrá volatilidad. Si las cosas salen bien, la inestabilidad durará un par de semanas, pero, si no se resuelven, podemos tener algunos meses en los cuales los mercados seguirán con esta incertidumbre", advirtió.

Antes de que el desorden político en Grecia aumentara el temor a que el país no se adhiera a los términos de su acuerdo de rescate, el euro bajaba a mínimos en casi 15 semanas y las materias primas retrocedían, menciona la Mesa de Análisis de Banamex.

Las pérdidas en las principales bolsas de EU y en el mercado accionario mexicano son reflejo del temor de los inversionistas ante la situación económica de España, en donde el sector financiero se empieza a ver contagiado por la crisis inmobiliaria a la que enfrenta el país, añade Monex Grupo Financiero.

La nacionalización de la entidad financiera española Bankia, debido a su alta exposición al sistema inmobiliario, ha generado un incremento en la aversión por el riesgo, lo que afectó la cotización del peso frente al dólar hacia media sesión.

Mario Correa, de Scotiabank, agrega también que es importante para los mercados ver que el binomio franco-alemán sigue con un buen nivel de entendimiento, porque son de alguna forma los que están anclando la situación en Europa y si se percibe que se mantiene un entendimiento entre ellos será positivo para los mercados.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"La probabilidad de volatilidad en las próximas semanas es mayor; los acuerdos que se tienen que realizar son políticamente muy complicados, por lo que es difícil prever el comportamiento que tendrá el peso, porque si el nerviosismo va en ascenso las presiones sobre el peso podrían mantenerse".

El analista alertó que una cotización por arriba de 13.50 pesos por dólar es bastante elevada para la divisa nacional, y no corresponde a los fundamentos que tiene la economía mexicana. "Si continúa la volatilidad, el peso puede seguir bajo presión", finalizó.

Ahora ve
Con su anuncio sobre Jerusalén, Trump provoca una crisis entre Israel y Turquía
No te pierdas
×