El crecimiento y UE detienen a Banxico

Los datos económicos en México son positivos y no justifican que baje la tasa en 2012: analistas; la crisis europea también impone un freno al banco central mexicano para un ajuste, agregan.
inflacion tasas banxico  (Foto: Thinkstock.)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La fortaleza de la economía mexicana y la expectativa de un mayor crecimiento para 2012 hacen improbable que el Banco de México (Banxico) baje su tasa de referencia en lo que resta del presente año, y se mantendrá en 4.5%, dicen economistas.

"La probabilidad de que el banco central realice algún cambio en su tasa de interés este año es prácticamente nula", destaca Janneth Quiroz Zamora, economista senior del Grupo Financiero Ve por Más.

Alfredo Coutiño, economista para América Latina de Moody´s Analytics, dijo que la política monetaria en México ha adoptado implícitamente un mandato dual monetario -no oficializado, ni constitucionalizado- que ve crecimiento e inflación "desde el momento que siguen jugando con la idea de que van a recortar la tasa".

Asegura que no hay motivos paran ello, porque la inflación está arriba del objetivo de 3%+/- y las perspectivas de inflación para diciembre se encuentran arriba de 3%. "Si el argumento es que quieren ayudarle a la economía, tampoco hay razón porque ésta ha retomado fuerza", y estima que para 2012 el crecimiento será del orden de 5% a 5.5%, por lo que insiste que no hay justificación para que baje la tasa.

La incertidumbre mundial, por la crisis en Europa, es un factor que hace que en este año no se observe una baja en las tasas de interés, pero más importante es la estabilidad en precios y el crecimiento que registra la economía mexicana, agrega la economista de Ve por Más.

En su último informe de política monetaria, del 27 de abril, Banxico indicó que la inflación ha revertido el incremento que registró de noviembre de 2011 a enero de este año y destacó que el riesgo al alza para la inflación se ha atenuado.

Apuntó que las previsiones para el crecimiento de la economía mundial han mejorado, aunque aún hay incertidumbre sobre el rumbo de la crisis de deuda que azota a la eurozona pese a la inyección de liquidez del Banco Central Europeo (BCE) y el aumento en la capacidad de los cortafuegos del bloque.

Si bien el comportamiento de la economía es un factor que considera el Banxico para realizar los cambios de política monetaria, "hay que recordar que su objetivo es garantizar la estabilidad de precios y hemos visto que se han reducido las presiones por la parte de agropecuarios -que eran las que habían mantenido a la inflación no subyacente creciendo de manera importante-", menciona la economista.

El director de la Egade Business School, del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México, Juan Sherwell, también descarta que Banxico baje sus tasas este año, debido a una mejoría en las expectativas de crecimiento y en la inflación.

De hecho, considera que ante un entorno de volatilidad por Europa, bajar tasas sería contraproducente. "El peso se ha visto presionado por la crisis de deuda en la eurozona y si a ello se suma tasas bajas que paguen menores rendimientos reales en pesos pudiera restarle cierto atractivo a la inversión de cartera en México que presione más al peso".

Ajuste en tasas sin impacto en créditos

El académico también comentó que una baja en tasas significaría mayor liquidez en la economía. "Los bancos contarían con más reservas e incentivos para elevar el crédito al consumo y el corporativo, pero no creo que bajando tasas se logre aumentar el crédito en estos dos renglones que apenas suman 14% del PIB,  una cifra baja si mide con relación a países como Brasil, en donde se coloca arriba de 50%".

Sherwell dijo que no está seguro "de que si Banxico baje la tasa objetivo tenga impacto fuerte sobre el otorgamiento de crédito en el país" y estimó que en este año queda cancelada la posibilidad de una baja en tasas, ya que la economía de México ha ido evolucionando satisfactoriamente.

El tono del anuncio más reciente en materia de política monetaria del Banxico denota cautela ante el entorno económico incierto, asegura BBVA Research.

En su más reciente comunicado, el banco central no modificó su balance de riesgos de inflación, aun cuando los datos del crecimiento de los precios en marzo y de la primera quincena de abril fueron menores a lo esperado, indicó.

Esto puede dar indicios de que Banxico ponderó en su decisión el hecho de que la caída reciente de la inflación se debió principalmente al componente no subyacente, además de que la inflación subyacente se ha mantenido un periodo prolongado alrededor de 3.3% y las expectativas se mantienen ancladas alrededor de 3.5%.

Todo esto en un entorno internacional caracterizado por el incremento de las tensiones en torno a las medidas de austeridad de la zona Euro.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Actualmente el escenario de BBVA Research señala un crecimiento del PIB de 3.7% y una inflación de 3.6% en promedio para lo que resta del año.

De esta forma, mantiene la perspectiva de pausa monetaria hasta junio de 2013, aunque considera que hay una mayor probabilidad de un recorte que de una alza en la tasa, dado que los riesgos sobre actividad económica e inflación están sesgados a la baja, más en el caso de la actividad económica que de la inflación.

Ahora ve
Nobel de la Paz 2017 advierte el peligro “de que alguien pierda los estribos”
No te pierdas
×