Banxico condiciona menor tasa de interés

La Junta de Gobierno dijo que podría relajar su política monetaria si los mercados se estabilizan; sin embargo, aclaró que el actual nivel del tipo de interés va acorde con el blanco inflacionario.
grafica economia  (Foto: Thinkstock)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La mayoría de los integrantes de la junta de Gobierno del Banco central de México cree que es viable recortar la tasa de interés, pero que esa decisión dependerá de si se estabilizan los mercados financieros internacionales, sobre todo en Europa, según la minuta de su última reunión de política monetaria.

Según el documento, la mayor parte de la junta cree que mantener la tasa ha generado una mayor entrada de capitales y reducido las presiones inflacionarias, "por lo que se requiere una postura monetaria menos dura para cumplir con el objetivo" de inflación.

Para esto, se mantendrá atenta a la evolución de los mercados financieros internacionales, "dado que un mejor comportamiento de éstos y considerando las perspectivas para el crecimiento de la economía mexicana y de la inflación, en un contexto de gran lasitud monetaria en los principales países avanzados y emergentes, podría hacer aconsejable un relajamiento de la política monetaria", indicó Banxico.

El Banco Central también decidió de forma unánime mantener en 4.5% la Tasa de Interés Interbancaria a un día, a un nivel que ha mantenido desde julio del 2009. Esta medida se debe a que "la postura actual de la política monetaria es conducente a alcanzar el objetivo permanente de inflación de 3%".

"Dicha mayoría indicó que la postura de política monetaria en México se está apretando más de lo deseado, debido a las acciones tomadas en otros países", indica la minuta publicada este viernes.

En cualquiera de los escenarios, la Junta se comprometió a ser convergente con su objetivo de inflación de 3%.

Datos publicados esta semana mostraron que la inflación anualizada de México se desaceleró en abril a 3.41%, su menor nivel en seis meses, y un nivel más confortable para la meta del Banco Central de 3%.

La minuta reveló que el balance de riesgos para la inflación no ha variado, en tanto que el de la economía local ha mejorado junto al de Estados Unidos, su principal socio de negocios. No obstante, la mayoría cree que las condiciones de la zona del euro se han deteriorado, e incluso para algunos banqueros ha aumentado la posibilidad de un evento catastrófico en Europa.

La minuta indicó que la Reserva Federal de Estados Unidos ha mantenido su postura monetaria "extremadamente laxa" y no se descarta la posibilidad de un relajamiento adicional de parte del Banco Central Europeo (BCE), lo que podría llevar a México a hacer lo mismo.

Sin embargo, para varios analistas el freno para recortar la tasa clave lo constituye el nuevo ciclo de depreciación que está experimentando el peso mexicano.

"Todos están de acuerdo en que la depreciación del peso les impide bajar la tasa, por eso la decisión fue unánime", dijo Benito Berber, economista de Nomura Securities. "Hay una mayoría claramente que quiere reducir la tasa", agregó.

Una nueva oleada de pesimismo por las condiciones en Europa ha llevado al peso a depreciarse 7% desde mediados de marzo pasado, lo que a largo plazo podría traducirse en presiones inflacionarias.

En suma, aunque es más probable que el próximo movimiento de la entidad monetaria sea un recorte a la tasa, todavía demorará.

"Seguimos creyendo que México va a permanecer sin cambios, aunque reconocemos que las minutas son más 'dovish' (propensas a bajar tasas)", dijo Gabriel Casillas, economista de JP Morgan.

"No creemos que la situación europea se arregle rápidamente, pero si se arreglase y las condiciones económicas en México siguen como ahora, entonces el banco central podría recortar la tasa", agregó.

Con información de Reuters

Ahora ve
El dramático video de un oso polar delgado que lucha por avanzar lejos del hielo
No te pierdas
×