Grecia se juega su última carta

El presidente busca un acuerdo para lograr una coalición que sostenga el rescate internacional; de no conseguirlo, el mandatario deberá convocar a nuevas elecciones en junio próximo.
grecia  (Foto: CNN)
ATENAS (CNN) -

El presidente griego Karolos Papoulias hacía este sábado los últimos esfuerzos por conseguir un acuerdo de Gobierno en Atenas, luego de que los principales partidos políticos no lograran un consenso sobre la postura que debería adoptar el país ante el rescate financiero que lo salvó de la bancarrota. El panorama político griego se sumió en el caos luego que los votantes humillaran a los únicos partidos que respaldan el plan de rescate, dejando a los bloques tradicionales sin suficientes escaños para formar un Gobierno que asegure la entrega del siguiente tramo de ayuda financiera a Grecia.

Sin ayuda de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), el país corre el riesgo de caer en bancarrota en cuestión de semanas y, según reconocen ahora abiertamente los líderes europeos, de quedar camino a una potencial salida de la zona euro.

Este sábado por la mañana, el líder socialista Evangelos Venizelos se entrevistó con el presidente griego para confirmarle formalmente que había sido incapaz de persuadir a otros partidos de formar una amplia coalición que mantuviera el acuerdo de rescate aunque trataran de mejorar sus condiciones.

El responsable del bloqueo fue Alexis Tsipras, un carismático izquierdista radical de 37 años que se ha erigido como el estandarte de los que se oponen a las duras medidas de austeridad impuestas por el rescate, y podría ser el que tiene más que ganar de unas nuevas elecciones.

Papoulias tendrá una última oportunidad el domingo de presionar a todos los líderes políticos para que formen una coalición. Si fracasa, deberá convocar nuevos comicios en junio.

En unas declaraciones televisadas durante su reunión, Venizelos instó al presidente a que presione a Tsipras para que se sume a un "Gobierno ecuménico".

"Plantéele esto al señor Tsipras. No he recibido una respuesta positiva. Creo que es donde debería centrar sus esfuerzos durante las consultas", indicó Venizelos.

El presidente vio señales de optimismo en lo dicho por Venizelos y confió en poder contribuir a la formación de un Gobierno, "porque las cosas son bastante difíciles".

Panorama sombrío para el bloque

El presidente Papoulias se reunirá el domingo a las 9 de la mañana con los tres principales líderes políticos del país para hacer el último intento por formar una coalición de Gobierno. Luego se entrevistará con los líderes de partidos más pequeños de forma individual.

El rumbo hacia otras elecciones ha causado estragos en los mercados financieros, tanto en Grecia como el resto de Europa.

La perspectiva de que Atenas abandone el euro es considerada como un riesgo para el balance de los bancos y la calificación de rating de otros países vulnerables de la zona del euro, aunque el bloque está mejor preparado de lo que lo estaba hace unos meses.

El viernes, mientras los políticos griegos reconocían su fracaso a la hora de formar una coalición, el euro cayó a su nivel más bajo desde enero, casi 1.29 dólares.

Las encuestas de opinión realizadas en la semana transcurrida desde las elecciones muestran que la coalición de Tsipras, SYRIZA, se quedaría ahora con el primer puesto, un premio que le reportaría un bono automático de 50 diputados extra en la cámara de 300 escaños a expensas de los conservadores.

Tsipras dice que el acuerdo del rescate debe desbaratarse, aunque la mayoría de los griegos afirma que desea permanecer en la zona del euro, una postura que Bruselas considera incompatible con los términos del rescate.

De acuerdo a la Constitución griega, si luego de tres intentos no se llega a un consenso para formar un Gobierno, todas las fuerzas serán llamadas a ponerse de acuerdo, y si esa convocatoria tampoco prospera, se deberá convocar a nuevas elecciones.

Sin fatalidades

Para Patrick Honohan, jefe del banco central de Irlanda y miembro de la junta de gobierno del Banco Central Europeo (BCE), una salida de Grecia de la zona euro perjudicaría la confianza en el bloque de la moneda única pero no necesariamente sería fatal.

El prospecto de que Grecia abandone el bloque surgió después de que países europeos afirmaron que Atenas no recibirá más ayuda financiera si no cumple con los términos de su acuerdo de rescate.

"(Una salida del euro) no está contemplada en la legislación, en los tratados, pero pueden suceder cosas impensadas en los tratados", afirmó Honohan en una conferencia en la capital de Estonia, Tallín.

"Técnicamente puede manejarse. Provocaría una baja de confianza para la zona del euro en su totalidad. Así que eso se añadiría a lo complejo de la operación hasta que las cosas se calmen de nuevo. No es fatal necesariamente, pero no es atractivo", aseveró.

El jefe de Asuntos Monetarios y Económicos de la Unión Europea, Olli Rehn, declaró que abandonar el bloque de la moneda única sería perjudicial para Grecia y sus ciudades, y refirió que la magnitud del rescate demostraba la solidaridad de Europa.

"Grecia está recibiendo ayuda externa con préstamos o alivio de deudas que en su totalidad equivalen al 177% de su PIB: 200,000 millones de euros de los europeos y del FMI en créditos y cerca de 100,000 millones (de euros) en quita de deuda de acreedores privados", manifestó.

No se puede forzar a Grecia: Alemania

En tanto, el ministro de Finanzas germano, Wolfgang Schaeuble, declaró que Alemania está lista para considerar medidas adicionales a fin de promover el crecimiento en Grecia, pero que el endeudado país debe aplicar las reformas acordadas.

"Si los griegos tienen una idea de lo que podemos hacer, además, para promover el crecimiento, siempre podemos hablar y considerarlo", dijo Schaeuble al semanario Welt am Sonntag.

"Pero finalmente esto se trata de hacer que Grecia sea competitiva de nuevo, permitiendo que la economía se expanda y regrese a los mercados financieros", agregó.

El ministro dijo que para ello era necesario que Atenas implementara las reformas acordadas, puesto que "de otra forma el país no tiene prospectos".

Schaeuble afirmó que Alemania no deseaba que Grecia abandone la eurozona, pero que tampoco podía forzar al país a permanecer en la unión monetaria.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Por supuesto que no queremos que Grecia se vaya (de la zona euro), eso está muy claro. Pero (...) seríamos un Gobierno extraño si no nos preparáramos para todos los escenarios impensables y para cómo manejarlos, incluyendo situaciones que no serían fáciles para Europa", expresó.

Con información de Notimex

Ahora ve
AMLO se encuentra con Delfina Gómez en su gira por el Estado de México
No te pierdas
×