Merkel afronta doloroso revés electoral

La canciller alemana dijo que la votación en contra no cambia su determinación de un rigor fiscal; Merkel resaltó la resistencia en su país a soportar la austeridad que ella ha obligado en Europa.
merkel  (Foto: AP)
BERLÍN (CNN) -

Angela Merkel parece cada vez más aislada en su país y en Europa luego de que denominara una "amarga, dolorosa derrota" para su partido en las elecciones del fin de semana en el estado más poblado de Alemania. La canciller alemana dijo que la votación no cambió su visión de que el rigor fiscal era el mejor camino para Europa, aunque resaltó la resistencia entre los alemanes a soportar el tipo de austeridad que la canciller ha obligado a tomar a los países endeudados del sur.

Merkel tendrá que enfrentar una oposición más agresiva y aliados menos obedientes con el revés para los demócrata-cristianos (CDU por su sigla original) en Rhenania del Norte-Westfalia el domingo en manos de los social-demócratas (SPD por su sigla original) de centro izquierda.

Y se espera que el nuevo presidente socialista de Francia, Francois Hollande, presione por nuevas medidas para impulsar el crecimiento en Europa, donde muchos países luchan con una recesión y creciente desempleo, cuando se reúna con Merkel en Berlín por primera vez el martes.

"No afecta al trabajo que hemos hecho en Europa", dijo Merkel este lunes, cuando se le preguntó por el impacto de la votación en sus políticas.

Nadie en su Gobierno se opone al crecimiento, dijo, pero el asunto era el impacto de las medidas de estímulo sobre el presupuesto.

La campaña del CDU para la votación estatal se enfocaba en recortar la deuda de 180,000 millones de euros del estado, contra los planes de los social demócratas de un acercamiento más lento a la consolidación presupuestaria, pero también era una batalla personal que el CDU perdió.

"Ayer fue un día amargo, fue una amarga, dolorosa derrota", dijo Merkel tras los resultados que mostraban al SPD con el 39.1% de los votos contra el 26.3% del CDU.

Pese a la creciente aversión a la austeridad, personas cercanas a Merkel han indicado que no tiene intenciones de hacer grandes concesiones a Hollande, más allá de acordar una forma de "pacto de crecimiento" que contenga modestas medidas a discutirse largamente en Bruselas.

Funcionarios alemanes, incluyendo al ministro de Finanzas Wolfgang Schaeuble, han sugerido en la última semana que podrían tolerar una mayor inflación en casa para ayudar a compensar las tendencias deflacionarias en la periferia sur del continente.

Sin embargo, están descartando las medidas de estímulo que elevarían los niveles de deuda. Un importante asesor de la canciller dijo a Reuters bajo condición de anonimato que ella "desea hablar de un crecimiento intensificado y estrategias de empleo", siempre y cuando no involucren nuevos gastos en el déficit.

Una posible zona de compromiso está en las metas de déficit para los débiles de la zona euro, pese a que los funcionarios alemanes han dicho en reiteradas ocasiones en las últimas semanas que no hay lugar para contoneos.

La mayoría de los Gobiernos de la Unión Europea, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional creen que algunos países, principalmente España, necesitarán más tiempo para reducir sus déficits.

"Merkel encontrará difícil resistirse a todos ellos", dijo Charles Grant, director del Center for European Reform en Londres.

Los social demócratas de Alemania, alentados por la victoria de Hollande y su reciente victoria electoral, exigen nuevas medidas que fomenten el crecimiento para complementar el pacto fiscal europeo impulsado por Alemania.

El presidente del SPD, Sigmar Gabriel, dijo que la elección estatal le había enseñado al partido el valor de ser "combativo y comprometido".

Merkel necesita el apoyo del SPD para sacar adelante su conjunto de medidas fiscales en el Parlamento, pero este lunes dijo que no se reunirá con sus rivales hasta después de una cumbre informal en Bruselas el 23 de mayo.

Ahora ve
Google lanza tres nuevas apps gratuitas de fotografía
No te pierdas
×