Candidatos prometen… sin dinero en mano

Moody’s destaca que ningún candidato tiene una propuesta fiscal para respaldar sus planteamientos; la calificación de México se encuentra estancada ante el nulo avance en ingresos públicos, señala.
Sin dinero  (Foto: Thinkstock)
Isabel Mayoral Jiménez/ Enviada
ACAPULCO (CNNExpansión) -

México ha mantenido un buen manejo de sus finanzas públicas, pero enfrenta una situación fiscal precaria y hasta hoy ninguno de los cuatro candidatos a la presidencia ha dicho cómo obtendrá los recursos para financiar sus propuestas, dice el director de Moody's Investors Service México, Alberto Jones Tamayo. "No hemos escuchado una presentación articulada y concreta de lo que los candidatos harían en materia fiscal. Si quieren invertir en escuelas, poner banda ancha, computadoras, o si quieren que las medicinas que no se pueden surtir sean compradas, hay que financiarlo", indica en entrevista con CNNExpansión.

Moody's mantiene una calificación para México de Baa1, con perspectiva estable, y no anticipa eventos que permitan subir o bajar esa evaluación.

"En el mediano plazo no se espera que cambie la calificación. Podría subir si se contara con una mayor y profunda recaudación. Los países calificados como México tienen un nivel de recaudación de 30% (con relación al PIB), pero México apenas toca 20%, y si se descuenta a Pemex hablamos de niveles de 12%, que son bajos y no podemos ignorarlos", señala.

Una mayor recaudación es el factor que más peso tendría para que la calificadora considere un aumento en la nota crediticia.

"De por sí tenemos una situación fiscal muy precaria, muy bien manejada en el sentido de que no se gasta más de lo que se tiene, y en ese sentido Moody's está tranquilo respecto a la estabilidad de la calificación; pero para que el país pueda acceder a niveles de crecimiento más acordes con su tamaño, se requiere de un mayor ingreso fiscal y nadie (de los candidatos) ha articulado como lo haría", señaló Jones Tamayo.

Ante la falta de mayores ingresos fiscales, la calificación de la deuda soberana mexicana se encuentra estancada. Hay razones por las cuales el país se ve mejor que su evaluación Baa1, como son la estabilidad económica, bajas tasas de interés, inflación bajo control, factores más parecidos a los que hay en países con calificaciones más altas.

"De manera diligente y consistente, en los últimos 18 años se ha hecho la tarea, pero la parte que no se ha tocado es la fiscal y se ha vuelto el talón de Aquiles. Casi cualquier razonamiento que tuviéramos que hacer pasa por ahí", afirmó el director de Moody's México.

El hecho es que ninguno de los candidatos menciona nada en el sentido de cómo conseguir mayores recursos, "quizás porque en medio de un proceso electoral no son los mejores tiempos, nadie -que quiera conseguir votos- quiere hablar de impuestos, eso no va a ocurrir".

Los partidos, tienen claro que es necesaria una mayor recaudación, pero ninguno quiere hablar de cómo van a financiar lo que proponen, indica.

Descarta volatilidad por AMLO

Para Moody's, gane quien gane no es un asunto que le quite el sueño y no anticipa que habrá cambios en la conducción de la economía y las finanzas del país.

"El aspecto más débil y delicado de la calificación es la fragilidad o la dimensión raquítica de la recaudación que se tiene en México, que en ausencia de los ingresos fiscales derivados del petróleo es una tasa de 12% o 13% del PIB, es muy bajo a nivel mundial y sobre todo para un país con la calificación tan alta como la tiene México, de Baa1".

Por ello, comenta que el factor que podría hacer que la calificación soberana mexicana baje seria un deterioro de la situación petrolera; si el precio de la mezcla mexicana de crudo disminuye en los mercados internacionales durante un periodo prolongado, "sin duda alguna perjudicaría la calificación".

Si por cualquier razón el país deja de crecer a niveles superiores a 2.5%, y "si lo vemos como algo permanente, es motivo para bajar la calificación".

Un avance del candidato de izquierda Andrés Manuel López Obrador tampoco es un factor de riesgo para Moody's. "En la medida en que nosotros vemos que las instituciones de este país presentan un nivel de fortaleza de alta a moderada, no forma parte de nuestro análisis".

Evidentemente hay casos dramáticos como Grecia, agrega Jones Tamayo, donde los dos partidos de oposición que son mayoría no quieren los programas de austeridad y eso cambia la situación dramáticamente.

"El caso mexicano no es así. El proceso electoral es una más de las actividades institucionales que hay en este país, gane quien gane, sus programas y el consenso político de manejar finanzas públicas sanas prevalece; entonces, no hacemos análisis hipotéticos para el caso de un país que tiene una fortaleza institucional como es el caso de México".

Agrega: "para nosotros el hecho de que avance AMLO es irrelevante, y aún si eso trajera consigo algún periodo seguramente corto de volatilidad en los mercados, que lo dudo, la profundidad de los mercados mexicanos es tan grande y sólida, y los agentes están muy conscientes de los factores que determinan sus decisiones de invertir en México, que no es un factor que nos preocupe".

Lo que preocupa es la inseguridad, pero tampoco es un tema que afecte la calificación. "Es un tema difícil de abrazar -desde el punto de vista analítico- por la carencia de datos duros, que nos permitieran estimar qué tanto estaría dejando de crecer el país por causa de la violencia".

Aunque en ciertas áreas el efecto es importante, resalta que el problema está focalizado. En el caso de un recrudecimiento de la violencia, "lo evaluaremos en su momento, afecta a algunos estados, pero no en los grandes números como la inversión fija bruta del sector privado", señala Jones Tamayo.

"A nosotros nos importa si un factor afecta la calidad crediticia; este no la afecta y no tenemos elementos para afirmarlo en ese sentido. Lo analizamos, es algo que nos preocupa, pero no afecta la calificación", aclara.

Altos precios del petróleo dan comodidad

Para Alberto Jones Tamayo, los elevados precios del petróleo le dan al país el margen de comodidad de no buscar más allá en materia fiscal.

"Evidentemente los altos precios arrojan ingresos que es improbable que los responsables de políticas públicas opten por medidas recaudatorias", menciona.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Lo que considera que ha sido planteado por parte de los candidatos es la necesidad de fortalecer a Petróleos Mexicanos (Pemex), indica.

"Unos (candidatos) lo dicen de una forma y otros de otra, para nosotros es indiferente la manera en la que se fortalezca Pemex; al final del día si es con participación privada o pública, lo relevante es que le quiten menos recursos, pero para eso se necesita una reforma fiscal. No lo dicen, pero al hablar de apoyar a Pemex necesariamente tienen que tener un plan para tener mayores ingresos".

Ahora ve
México y EU avanzan en combatir al crimen organizado, afirma Osorio Chong
No te pierdas
×