Grecia, ¿el Lehman Brothers de 2012?

Analistas señalan que la salida del país de la eurozona ya fue descontada por los mercados; sin embargo temen que la medida se replique en economías débiles como España y Portugal.
grecia  (Foto: AP)
Paul R. La Monica*
NUEVA YORK -

¿Imaginar una zona euro sin Grecia?It's easy if you try'... como diría la canción de John Lennon. Y esa parece ser la melodía en Wall Street estos días. Seguro a los inversionistas les preocupa Europa, y así debería ser. Pero hasta ahora, el mercado está actuando como si la reciente crisis en Grecia no fuera más que una repetición de lo ocurrido el verano pasado y no la segunda venida del colapso de 2008.

Las acciones bursátiles han retrocedido de los máximos alcanzados a principios de este año, pero se ha tratado de una liquidación bastante ordenada, no un pánico en forma.

Es igual que hace un año. Los inversionistas estaban nerviosos en los primeros meses de 2011 hasta que comprendieron que los problemas de Europa no iban a resolverse de la noche a la mañana. Pero también se dieron cuenta de que Europa no hundiría a toda la economía mundial.

Un año más tarde sigue pareciendo que el mercado está preparado y no temeroso ante posibles escenarios de pesadilla en Europa.

Muchos expertos creen que la salida de Grecia de la eurozona ya está contemplada por los mercados de acciones, bonos y divisas. El retorno del dracma heleno no necesariamente supone una situación análoga a la quiebra de Lehman Brothers; en especial porque la crisis de Grecia ha estado en la mesa desde principios de 2010.

"¿Es un evento similar a Lehman? Los bancos y los mercados se han estado preparando para esto durante años", explica John Canally, estratega de inversión de LPL Financial. "Y la economía mundial está hoy mucho mejor que en 2008".

Eso puede ser cierto. General Electric ha enviado una fuerte señal al mercado de que no está muy preocupada por otro colapso de los mercados. El miércoles pasado, GE anunció que su brazo financiero GE Capital reanudará el pago de un dividendo a su compañía matriz por primera vez desde el clímax de la crisis en 2009. Las acciones de GE subieron casi un 4% tras el anuncio. Así que... o GE está cometiendo un grave error o confía que Europa no es Lehman.

¿Pero qué pasa si la salida de Grecia es sólo el comienzo y otras atribuladas naciones del sur de Europa pronto le siguen? Si el hecho de que Grecia abandone el euro conduce a una salida de Portugal, de España o Italia, entonces el problema sería mayor.

Después de todo, Lehman fue solamente una de muchas piezas de dominó que cayeron en 2008. Washington Mutual quebró. Wachovia estuvo a punto antes de ser adquirida por Wells Fargo. AIG necesitó un rescate masivo, como también Fannie Mae y Freddie Mac.

Con todo, algunos estrategas creen que los problemas de Grecia pueden aislarse y restringirse a un ámbito estrecho. "El mercado debería estar esperando la salida de Grecia. Es una cuestión de cuándo saldrá, no si lo hará", señala Sharon Stark, directora general y estratega jefe de mercado de Sterne Agee.

"Sí, que Grecia abandone la zona euro en el corto plazo generaría un choque inicial. Pero España e Italia son tan importantes para la eurozona y para la economía mundial que el BCE (Banco Central Europeo) y otros tendrán que ayudarlos", añade.

Stark indica que una salida griega de la zona euro podría equivaler a la degradación crediticia de Estados Unidos por parte de Standard & Poor 's el año pasado. A pesar de que fue dolorosamente claro que EU iba a perder su nota AAA, aún así las acciones cayeron en el primer día de operaciones después del recorte de la calificación; pero el declive duró poco.

Otros no coinciden, argumentan que no es tan simple.

"En el peor escenario posible, si el contagio se extiende a Italia y España, y hay una caída lo suficientemente grande en el valor de su deuda, entonces los costos pueden resultar demasiado altos para rescatarlos y recapitalizar los bancos europeos", advierte Robert Shapiro, presidente de la firma de asesoría económica Sonceon.

Shapiro, quien se desempeñó como Subsecretario de Comercio para Asuntos Económicos en la administración del presidente Bill Clinton, opina que el mayor problema es que aún se desconoce el nivel de exposición que tienen los grandes bancos en Europa.

Eso se asemeja a lo vivido en 2008. Una vez que Lehman colapsó, desató una cadena de acontecimientos que pocos vieron venir porque el mercado de los swaps de incumplimiento crediticio es muy turbio y opaco. "Hay mucha gente que podrían ser tomada por sorpresa y enfrentar grandes pérdidas. Todavía no sabemos cuántos swaps de incumplimiento crediticio hay en contra de la deuda soberana europea y qué bancos los tienen", apunta.

En contraste, Canally de LPL Financial no está preocupado por el contagio. Piensa que Grecia terminará quedándose en la zona euro y aceptará una mayor austeridad. No obstante, advierte que la reciente caída del mercado puede no haber terminado. El destino final de Grecia probablemente no se conocerá hasta las nuevas elecciones el 17 de junio. "Los mercados de todo el mundo se conducirán como en los últimos diez días. Será agitado, volátil y movido por los rumores," augura.

Independientemente de lo que ocurra con Grecia, sería un error suponer que Europa no tiene importancia. La desvinculación es todavía un mito, y la economía europea se enfrenta a más meses, si no años, de dolor que podrían perjudicar a Estados Unidos también.

Europa es una de las razones detrás de la pérdida por ‘hedging' de 2,000 millones de dólares de JPMorgan Chase. Tanto Staples como Abercrombie & Fitch, ambas empresas minoristas, reportaron el miércoles decepcionantes ventas trimestrales, en parte debido a la debilidad en Europa. Incluso el poderoso Facebook ha dicho que los precios publicitarios en Europa se redujeron en el primer trimestre debido a la crisis de deuda.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"El mercado parece pensar que ahora hay una diferencia entre Estados Unidos y Europa, así como con la economía mundial en general. Es un poco esa mentalidad basada en que la ignorancia es una bendición," expone Jeff Sica, presidente y director de inversiones de SICA Wealth Management. "Pero no podemos desconectarnos de Europa. Estamos muy unidos a ella", agregó.

*Paul R. La Monica es columnista de CNNMoney.com

Ahora ve
La lista de políticos estadounidenses acusados de acoso sexual sigue creciendo
No te pierdas
×