Indecisión de EU golpeará a los mercados

El Congreso podría posponer el debate fiscal lo que provocará que las Bolsas vendan en exceso; los inversores podrían cambiar hacia los sectores de consumo, servicios públicos y salud.
estado unidos capitolio  (Foto: Foto tomada de money.cnn.com)
Jeanne Sahadi
NUEVA YORK -

Como si la crisis de deuda en Europa y una lenta recuperación económica en Estados Unidos no fueran suficientes problemas para afrontar este año. Ahora, los inversores y las empresas están recibiendo otra enorme ración de incertidumbre debido a una parálisis en el Congreso estadounidense acerca del llamado precipicio fiscal.

La suposición en curso es que los legisladores esperarán hasta después del día de las elecciones para lidiar con los aumentos de impuestos y recortes al gasto que equivalen a 7 billones de dólares, programados para entrar en vigor en enero.

La mayoría de los observadores creen que el Congreso los pospondrá en el último minuto y dejará las decisiones políticas reales para 2013.Pero los mercados y las empresas podrían no esperar para reaccionar. De hecho, podrían empezar a comportarse de manera defensiva mucho antes de fin del año.

Algunos expertos, como el economista independiente Allan Sinai de Decision Economics, creen que el mercado de valores, ya presionado por Europa, podría vender en exceso al carecer de señales de progreso sobre un acuerdo legislativo para el verano.

Mohamed El-Erian, director ejecutivo de la firma de inversión Pimco, pronosticó en un comentario del 3 de mayo en el Washington Post que los mercados globales "estarán buscando señales de que nuestros políticos entienden la gravedad de la situación" en cuestión de semanas o meses. "Si las señales claras no llegan pronto, los mercados podrían reaccionar temprano ante el problema que se avecina", escribió.

Komal Sri-Kumar, estratega global en jefe de la firma de inversiones TCW, cree que el "nerviosismo" dominará en los mercados a partir de agosto. Y seguirá creciendo con el tiempo.

Los inversores se darán cuenta de que no verán un panorama claro sobre política fiscal incluso después de las elecciones, dijo Sri-Kumar. Si pareciera que el Congreso va a deliberar -o titubear- hasta fines de año, los gestores de carteras de inversión se preocuparán porque no tendrán tiempo para ajustar sus posiciones.

En consecuencia, Sri-Kumar anticipa que continuarán las tasas bajas récord en los bonos del Tesoro, a medida que los inversores buscan seguridad. Por el lado de las acciones, los inversores podrían comenzar a cambiar el dinero hacia acciones que paguen dividendos en los sectores de consumo, servicios públicos y salud, dijo.

Mari Adam, una planificadora financiera certificada de Boca Ratón, Florida, está preocupada por cómo responderán los inversionistas a la incertidumbre.

"Ni siquiera puedes pronosticar probabilidades sobre ello", dijo Adam. "Esta política arriesgada está creando un ambiente muy tóxico".

Muchas personas se quedaron con la sensación de que "el país se está volviendo ingobernable" después de un debate acerca del techo de la deuda el verano pasado, dijo. "Aquellos que solían tener confianza acerca del futuro del país ya no están tan confiados debido a las heridas autoinfligidas del Congreso".

Adam también ve a muchos clientes -tanto adultos mayores que dependen de los ingresos de su inversión como complemento a sus ingresos por Seguridad Social como a inversionistas más jóvenes que deberían estar tomando riesgos de inversión- aferrándose a bonos que rinden casi nada.

"Si aquí es donde estamos empezando, no es muy alentador", dijo.

Eso es en el mercado. En las primeras líneas de batalla de la economía, algunas empresas también podrían reaccionar a la enorme incertidumbre respecto a los impuestos y el gasto. En concreto, aquellos que dependen del gasto del gobierno federal, dijo Joe Minarik, vicepresidente del Comité para el Desarrollo Económico.

Él coloca a los contratistas de defensa en esa categoría, ya que ellos resentirían los efectos de un recorte del 10% en gastos de defensa programado para el próximo año.

Otros negocios que no son afectados directamente por los recortes de gastos podrían estar menos preocupados acerca del precipicio fiscal este año.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, en términos generales, es muy difícil para cualquier negocio hacer planes de contratación e inversión sin saber lo que está pasando con la política fiscal.

"Ésa es una receta para la parálisis en la toma de decisiones", dijo el economista en jefe para Estados Unidos de IHS Global Insight, Nigel Gault, quien piensa que los efectos de la incertidumbre fiscal llegarán más tarde en 2012. "La respuesta natural es la de ser más cauteloso. Eso podría ralentizar las cosas".

Ahora ve
Cada 10 de diciembre se celebra el Día de los Derechos Humanos
No te pierdas
×