Grecia redujo adeudo gracias a las iPads

Las tabletas de Apple jugaron un papel clave en la mayor reestructuración de deuda de la historia; tenedores de bonos en todo el mundo usaron una aplicación para disminuir 140,000 mdd en pasivos.
iPad  (Foto: CNNExpansión)
Philip Elmer-DeWitt

La semana pasada recibí una llamada desde Londres, era Bob Apfel, un vecino de Brooklyn (y compañero de estudios en el Oberlin College).

"Hace dos semanas completé la reestructuración de la deuda de Grecia", me dijo.

Era una afirmación muy audaz, pero no totalmente insólita. Después de todo, Apfel dirige la compañía Bondholder Communications Group que hace este tipo de cosas.

Pero esa no era la verdadera razón de su llamada; quería hablar sobre la red informática que su equipo creó para llevar a cabo esa labor de reestructuración.

Grecia, como se recordará, se enfrentaba a la bancarrota en la primavera, incapaz de hacer frente a las deudas cuyo valor, en papel, ascendía a más de 270,000 millones de dólares. En una serie de complejas operaciones de reestructuración, el Ministerio de Finanzas del país había ofrecido acordar con los tenedores de bonos una quita para reducir el valor del bono. 

Pero lograr que unos 100,000 tenedores de bonos repartidos por todo el globo - desde Rusia hasta Sudáfrica y Kazajstán - firmaran el acuerdo en un plazo ajustado iba a ser una pesadilla logística.

"Quería hacer algo diferente", me dijo Apfel. "Así que me compré 100 iPads".

Las tabletas de Apple, equipadas con una aplicación de reestructuración de deuda hecha a medida, fueron entregadas al equipo directivo, incluidos representantes del Ministerio de Hacienda, de la Bolsa de Valores griega (el equivalente heleno del NYSE), del Banco de Grecia (su versión de la Reserva Federal) y de tres bancos externos que gestionaron el acuerdo, Deutsche Bank, HSBC y Lazard.

La idea era dar a los participantes un amplio conjunto de herramientas analíticas y conexiones seguras en tiempo real para mantenerse comunicados con los sistemas de compensación y las oficinas de los bancos de todo el mundo.

"Durante el período previo a la puesta en marcha", me comentó Apfel, "los miembros del equipo directivo financiero pasaban la mitad de su tiempo en viajes, reuniéndose con inversionistas o supervisores financieros de la Unión Europea y otras entidades de la troika. Hubo una necesidad palpable de crear una plataforma diseñada para quienes tomaban las decisiones financieras, que pudiera ir a donde fuera el financista, no al revés".

Hacia el final, las cosas se pusieron muy emocionantes.

"He visto cómo ‘encestaban' cientos de millones de bonos mientras estos tipos iban corriendo por los pasillos", narra Apfel. "Se tomaban decisiones en fracción de segundos que no podían haberse hecho sin la plataforma de datos".

Cuando el último acuerdo finalmente se cerró el 25 de abril, 270,000 millones de dólares de la deuda griega se habían reducido a 130,000 mdd.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Fue la mayor operación financiera en la historia del mundo. Y no podríamos haberlo hecho sin la iPad", admite.

 

Ahora ve
México y EU avanzan en combatir al crimen organizado, afirma Osorio Chong
No te pierdas
×