La pesadilla europea aterra al mundo

Las medidas gubernamentales, lejos de ayudar, complican el panorama, advierten economistas; los recursos invertidos en la eurozona han sido insuficientes ante la crisis, dice Guillermo Ortiz.
crisis mundo reloj  (Foto: Thinkstock)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La crisis de deuda en Europa, que debería haberse resuelto en un lapso de dos o tres años, lentamente se ha vuelto una pesadilla y amenaza convertirse en un descalabro financiero si se concreta la salida de Grecia de la eurozona, advierten economistas.

"Estamos de regreso al punto inicial (...) Los gobiernos están tomando medidas aún más drásticas que antes", advierte Walter Molano, economista en jefe del banco de inversión neoyorquino BCP Securities.

"Los políticos griegos están hablando de repudiar todas sus obligaciones de deuda. Líderes de otros países altamente endeudados, como Jamaica, están tomando nota. Otros gobiernos están pisoteando los derechos de propiedad privada, y muchas empresas se están preparando para lo peor".

Al no existir un mecanismo legal de salida de la eurozona  para uno de sus miembros, será traumático en caso de presentarse, alerta a su vez Guillermo Ortiz Martínez, presidente del Grupo Financiero Banorte.

"Son los propios griegos los que deben decidir si quieren permanecer o no en la eurozona, pero también el resto de Europa tiene que facilitarle a Grecia su permanencia", afirma el también ex gobernador del Banco de México (Banxico).

 Esto implica, por una parte, un esfuerzo de Grecia interno a nivel político, de concientizar a sus ciudadanos de lo que significa estar dentro o fuera y lo que significa la ruptura y, por otra parte, el resto de Europa tiene que darle una luz y una esperanza, destaca Ortiz Martínez.

Los griegos tienen el destino para permanecer en la zona euro en sus propias manos, dijo este martes el consejero del Banco Central Europeo Ewald Nowotny, aunque evitó la pregunta de si Grecia podría permanecer en el bloque monetario.

"Estamos intentando resolver la difícil situación de una forma razonable. Eso en particular va a depender masivamente de los propios griegos", dijo Nowotny en una ceremonia patrocinada por la Bolsa de Viena, agregando que espera que las elecciones del próximo mes produzcan un Gobierno en Atenas que pueda ser un socio efectivo de la Unión Europea.

Tanto los mercados financieros, como las autoridades, están dando por hecho que Grecia caerá en algún momento y eso implicará una salida del euro, lo cual será algo inminente, menciona Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody´s Analytics.

"Estamos ante un nuevo descalabro financiero a nivel internacional, porque la salida de Grecia es inminente y eso va a pasar después de las elecciones (del 17 de junio) y los griegos tendrán que aceptar los costos económicos, financieros y políticos que eso derive", indica.

Sin embargo, aclara que la salida de Grecia no será un factor que contamine a España, Irlanda o Portugal; "el efecto vendrá más por el lado de la deuda que tienen los bancos europeos. Sí esperamos una inestabilidad financiera, pero no tanto que implique la destrucción de la moneda única".

Ortiz Martínez agrega que primero tiene que resolverse el problema de la deuda soberana en Europa para poder estabilizar el sistema bancario.

Consideró además que los europeos han avanzado al crear la facilidad de financiamiento permanente en Europa. "Las facilidades de liquidez que han dado a los bancos desde finales del año pasado y principios de 2012, que suman cerca de 1 trillón de euros, han sido muy importantes para darles liquidez a los bancos, pero son insuficientes y necesitan hacer más".

Recomienda también que los propios países que tienen problemas de sobre endeudamiento, sobre apalancamiento, se tengan que ajustar. "Esto es una ruta de doble vía, hay que pensar que el ajuste es inevitable, después de un boom de crédito que es insostenible, inevitablemente hay un ajuste y eso pasa siempre y es algo que ocurre desde hace cientos de años el problema es que ahora está interconectado y lo que ocurre en una parte del mundo afecta lo demás".

Liquidez de Fed y BCE poco ayuda

Molano destaca, por su parte, que el exceso de liquidez que han inyectado los bancos centrales los inversionistas regresaron rápidamente al mercado. Sin embargo, la anestesia duró menos de lo esperado y ahora los mercados están desordenados.

"Es sólo cuestión de tiempo para que la Reserva Federal anuncie el QE3 y que el BCE presente otra ronda de LTROS. Sin embargo, dichas políticas sólo aplazan lo inevitable y es algo de lo que los mercados se están dando cuenta muy bien. Los rally asociadas con programas de estímulo son cada vez más cortos, y los inversores son cada vez más escépticos", menciona.

En su opinión, habría sido mucho mejor permitir  que la crisis siguiera su curso normal. La recesión podría haber sido profunda, pero probablemente estaría terminando ahora.

"Lamentablemente, ahora nos enfrentamos a tanta, si no es que más, incertidumbre que hace cinco años. En su creencia de que podrían impedir que la naturaleza tome su curso, los políticos han hecho una mezcolanza de la economía global y el mercado", advierte.

En este sentido, Coutiño de Moody´s Analytics coincide en que es posible que la Fed inyecte más liquidez y no bajo la forma de un QE3, sino vía "Operación twist", "y lo veremos con lo que pase después de las elecciones griegas, a partir de julio".

Los ralis de los mercados son cada vez más cortos, los inversores se han convertido en más adversos al riesgo y "el efecto que produce una medida de mayor liquidez  es reducido cada vez más. Los inversionistas están guardando esa inversión y no la canalizan para una recuperación y es consecuencia de una mayor aversión al riesgo".

Lo más conveniente habría sido que Grecia hubiese tomado la decisión de retirarse de la eurozona hace dos años. El efecto quizás habría sido mayor en ese momento, porque hubiera agarrado a los otros países y gobiernos de alguna manera desprotegidos. Ahora la recesión puede ser más profunda que en el pasado".

México, libra crisis en Europa

La estabilidad en las variables macroeconómicas en México, como el control de la inflación, las expectativas de crecimiento, y la valuación del peso, permitirán que el mercado local soporte la desaceleración en Europa, aunque todo dependerá de la fuerza que tenga Estados Unidos para crecer dentro de este ambiente, comentaron analistas del banco alemán Deutsche Bank.

"Parece que México tendrá bajo control la crisis externa mientras continúe la tendencia de crecimiento en Estados Unidos", expresó Fred Searby, estratega del mercado accionario para América Latina de Deutsche Bank durante una conferencia telefónica este martes.

"Vemos una mejora en el mercado de Estados Unidos de acuerdo a lo observado en los índices de confianza del consumidor, y de gasto del consumidor, además de que el sector inmobiliario va en un rumbo de recuperación en el segundo cuarto", expresó Mauro Roca, estratega de Mercados emergentes del banco alemán.

El analista añadió que si bien los inversionistas deben mantener una postura de cautela por la situación de crisis en Europa, y una baja en el ritmo de crecimiento en China, los mercados emergentes se posicionan con una buena perspectiva debido a sus tasas de crecimiento, que se desempeñarán mejor que la de las economías desarrolladas.

"El mercado accionario mexicano es defensivo, así que probablemente no verás mucho dinero de ahí, pero tampoco saldrás tan dañado si la situación empeora", expresó Searby. 

En el caso del peso mexicano, Mauro Roca destacó que la divisa se encontraba subvaluada desde inicios del año, y que con la reciente corrección, se ha vuelto más atractiva frente a las demás monedas de la región, como el peso colombiano o el real brasileño.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Fred Searby dijo que los inversionistas han puesto mayor atención a este entorno de estabilidad macroeconómica, que a los problemas de los bancos españoles (que pueden afectar a sus filiales en México), el entorno político actual o clima de violencia.

"Antes los inversionistas estaban preocupados por el tema narcotráfico, y ahora dicen ‘estoy más interesado en la estabilidad del mercado accionario'", comentó Fred Searby de Deutsche Bank.

Ahora ve
El papel que juega Corea del Sur en la histeria actual por el bitcoin
No te pierdas
×