Europa batalla para atraer capitales

Líderes se reúnen para analizar planes que permitan al bloque reactivar el crecimiento económico; analistas descartan medidas definitivas debido a una nueva cumbre europea en junio.
Eurozona  (Foto: Thinkstock)
Ben Rooney
NUEVA YORK -

Los líderes europeos se reúnen este miércoles para sostener un diálogo informal en medio de nuevas amenazas que se ciernen sobre la sufrida unión monetaria del euro.

La cena informal en Bruselas toma lugar en un momento en que Grecia lucha por formar un Gobierno. También será la primera cumbre de la Unión Europea para el recién electo presidente francés, Francois Hollande, quien se decanta por un distanciamiento de los recortes presupuestarios hacia políticas más orientadas al crecimiento.

Los líderes discutirán medidas para impulsar el crecimiento económico y crear empleos, según se lee en la invitación girada por el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. No obstante, la reunión tiene el propósito de preparar el terreno para una cumbre oficial el mes próximo, por lo que probablemente no ofrecerá resultados decisivos.

"Si tenemos un entendimiento común sobre los principales elementos de una agenda de crecimiento al final de nuestra cena, podremos avanzar en ese sentido de forma que podamos tomar las decisiones en junio", señaló Van Rompuy en la invitación del lunes.

Sin embargo, los líderes podrían hacer algunos progresos en las iniciativas existentes. Se espera que acuerden aumentar el capital del Banco Europeo de Inversiones y el uso de los "bonos de proyectos" (project bonds) que financiarían obras de infraestructura a lo largo de la UE.

La introducción de los bonos de proyectos respaldados por todos los países miembros, una medida apoyada por Hollande, podría ser visto como un paso previo hacia los eurobonos. Pero la idea de agrupar la deuda gubernamental es profundamente impopular en Alemania, la mayor economía de la eurozona, lo que favorece la prosecución de la consolidación fiscal.

El Parlamento Europeo respaldó el martes una propuesta para probar los bonos de proyectos, que será sometida a votación a finales de este mes.

"El objetivo principal es atraer financiamiento de los mercados de capitales de deuda en un momento en que estos proyectos dependen en gran medida de los préstamos bancarios, difícilmente disponibles con vencimientos a largo plazo", explica Olli Rehn, vicepresidente de la Comisión Europea. Él estima que los bonos podrían liberar hasta 4,600 millones de euros en inversión destinada a "infraestructura e innovación".

Los analistas creen que los líderes de la UE pueden también considerar el uso del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), un fondo de rescate para los gobiernos, para recapitalizar los bancos en los países de la zona euro donde el Gobierno es incapaz de reunir dinero de forma autónoma, como España. Asimismo, podrían discutir otorgarle al MEDE una licencia para operar como banco.

En la última cumbre en marzo, los líderes de toda la Unión Europea salvo dos de sus miembros firmaron un pacto diseñado para garantizar la disciplina fiscal. Pero el pacto fiscal aún tiene que ser aprobado oficialmente por 12 miembros de la unión monetaria, lo cual es necesario para que sea vinculante.

Hollande ha sugerido que dicho pacto debería ser renegociado para incluir una "dimensión del crecimiento". Otros líderes de la eurozona, incluyendo a Mario Monti de Italia, han solicitado la creación de un pacto de crecimiento que complemente las regulaciones fiscales.

De acuerdo a estadísticas publicadas la semana pasada, la economía de la eurozona no creció en absoluto en el primer trimestre, pues tanto el bloque euro como la más amplia Unión Europea de 27 naciones estuvieron al borde de la recesión.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos advirtió el martes que los problemas de deuda en Europa podrían extenderse alrededor del mundo. "La crisis de la eurozona sigue siendo el mayor riesgo para la economía global", dijo Pier Carlo Padoan, jefe economista de la OCDE.

La última turbulencia en Europa emana en gran parte de Grecia, donde la crisis de deuda comenzó hace casi tres años. Atenas ha estado en medio del caos político desde que las elecciones celebradas a principios de mes no lograron producir una mayoría clara en el Parlamento. La semana pasada, Grecia anunció que llevará a cabo nuevos comicios.

La falta de liderazgo ha suscitado temores de que Grecia pueda, otra vez, estar en riesgo de impago de deuda o default, a pesar de una histórica reestructuración y dos rescates.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Al mismo tiempo, los griegos han realizado retiros masivos de los bancos del país, lo que atizó el temor de que la nación pudiera ser forzada a salir de la zona euro por una crisis bancaria incluso antes de que el gobierno heleno se quede sin fondos.

Entre tanto, los inversionistas también ven con preocupación a España, donde el gobierno ha advertido que no logrará cumplir sus objetivos presupuestales este año. España está luchando por sanear su sector bancario, mientras la economía de la nación ha entrado en recesión y el desempleo se ha disparado.

Ahora ve
Este gel permite un mejor estudio sobre el comportamiento del cáncer
No te pierdas
×