Las intrigas y escándalos del Vaticano

La actual crisis de credibilidad palidece ante los casos de corrupción registrados en otras épocas; en los siglos XV y XVI, por ejemplo, los papas renacentistas llegaban al cargo pagando sobornos.
vatican  (Foto: AP)
CIUDAD DEL VATICANO (CNN) -

El Papa Benedicto XVI enfrenta la peor crisis de su pontificado, pero sus problemas son sólo los últimos en una larga historia de controversias e intrigas en la sede de la Iglesia Católica. El escándalo denominado "Vatileaks", en el que documentos privados del líder religioso fueron robados supuestamente por su propio mayordomo, es insignificante en comparación con otros de siglos pasados cuando pontífices fueron acusados de violencia, nepotismo y excesos sexuales.

El Papa Benedicto respondió con enojo que los reportes "totalmente infundados" en los medios "ofrecen una imagen de la Santa Sede que no corresponde a la realidad".

El arzobispo Angelo Becciu, destacado funcionario del Estado más pequeño del mundo, lamentó la "distorsionada imagen" del Vaticano presentada y dijo que los debates internos revelados por los documentos eran perfectamente normales en cualquier organización.

"No somos momias", dijo, con el mismo tipo de alusión histórica que parece ser natural en los corredores de la institución más antigua del mundo.

Pero las acusaciones han causado furor en todo el mundo y desafían los intentos del Vaticano por minimizar su importancia.

Periódicos italianos han dedicado páginas y páginas a la crisis, con frecuencia utilizando gráficos que muestran la exacta distribución del apartamento del Papa o una vista aérea de la Ciudad del Vaticano, aunque los reportes escritos tienen un alto grado de especulación debido al secreto que rodea a la Santa Sede.

Aunque es un hecho poco común, la filtración de documentos confidenciales no es algo nuevo.

Papeles secretos del Primer Concilio Vaticano de 1869-1870, que definió la doctrina de infalibilidad del Papa, terminaron en las páginas de periódicos alemanes.

Un reporte sumamente delicado de una comisión papal que aprobaba el control artificial de la natalidad se filtró en 1967, un año antes de que el Papa Pablo VI rechazara sus conclusiones y emitiera la encíclica Humanae Vitae que mantenía una anterior prohibición sobre la anticoncepción.

La privacidad del apartamento del Papa también ha sido profanada con anterioridad. En 1958, el médico papal Riccardo Galeazzi-Lisi tomó fotos de Pío XII en su lecho de muerte y las vendió a revistas italianas.

"No me sorprendió en absoluto cuando supe de esto", dice Frank Coppa, un historiador de la Iglesia en la Universidad de St John s en Nueva York, sobre el escándalo de los documentos filtrados.

La trama

Las intrigas parecen ser alentadas por el modelo organizacional del Vaticano, tomado de las cortes reales renacentistas y que protege sus tareas internas del escrutinio externo.

Un vestigio de la época cuando los papas eran también gobernantes temporales de Roma y partes de Italia, la pequeña ciudad Estado es la sede de la mayor iglesia del mundo, la Iglesia Católica, con 1,200 millones de seguidores. Como dice el refrán católico, "la Iglesia no es una democracia".

"El Vaticano tiene una capacidad inigualable para dar un velo de secreto a sus acciones", indica Thomas F.X. Noble, un experto en historia papal en la Universidad de Notre Dame en el estado de Indiana.

"Le falta el tipo de transparencia que asociamos con los gobiernos o corporaciones del mundo moderno", opina.

Un ejemplo es el periódico del Vaticano L'Osservatore Romano, que demoró casi una semana en mencionar que el mayordomo del Papa Paolo Gabriele había sido arrestado por robar documentos que hablan de supuesta corrupción en el otorgamiento de contratos de infraestructura.

En décadas recientes, la cultura del secreto ayudó a ocultar el abuso sexual de menores por parte del clero y la discreta reubicación de sacerdotes acusados. También dio lugar a cargos de que el banco del Vaticano lavaba dinero y financiaba en secreto proyectos en el extranjero.

Pero esto no es nada comparado con antiguos escándalos.

En los siglos XV y XVI, los papas renacentistas llegaban al cargo pagando sobornos, no escondían amantes y familias y nombraban a sus jóvenes sobrinos como cardenales.

De Alejandro VI, cuyo pontificado de 1492 a 1503 es generalmente calificado como el peor de la historia, se decía que había presidido más orgías que misas.

Alejandro VI provenía de la famosa familia Borgia, que ha sido acusada de adulterio, violación, incesto y asesinato. Al parecer, el Papa murió tras comer una manzana envenenada.

El Papa Sixto IV construyó la Capilla Sixtina y los archivos vaticanos durante su pontificado (1471-1484), pero también convirtió a seis sobrinos en cardenales y estuvo involucrado en un complot de asesinato.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Uno de sus sobrinos, el Papa Julio II, fue impulsor de renombrados artistas como Miguel Ángel y Rafael entre 1503 y 1513, además de encargar la Basílica de San Pedro.

Pero la técnica presupuestal que utilizó para financiar esas obras fracasó estrepitosamente. Recaudó fondos vendiendo indulgencias para reducir el castigo a pecadores, una práctica que horrorizó tanto a Martín Lutero que éste rompió con Roma y lanzó la Reforma Protestante.

Ahora ve
Diego Luna asegura que los políticos no están representando a los mexicanos
No te pierdas
×