CE pide centralizar regulación bancaria

Europa propone que sólo sean financiadas las empresas que amenacen a los mercados; el organismo sugiere que sean los bancos quienes asuman sus pérdidas y no los contribuyentes.
euro billetes bancos  (Foto: Thinkstock)
BRUSELAS (AP) -

La Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la Unión Europea, propuso este miércoles un sistema centralizado de regulaciones bancarias que garantice que los contribuyentes no tengan que volver a rescatar las instituciones crediticias en apuros.

Conforme a la propuesta de la Comisión Europea, los bancos que planteen un riesgo sistémico para las economías nacionales o internacionales serán condenados a la quiebra y sólo aquellos cuyo fracaso planee una grave amenaza para la estabilidad de los mercados financieros, serán apuntalados en parte, obligando a los acreedores sin garantías del banco, como los accionistas o tenedores de bonos, a que carguen con las pérdidas en lugar de ser los contribuyentes los que presten fondos de rescate a la institución.

"No queremos que paguen los contribuyentes", dijo Michel Barnier, el comisionado europeo responsable del mercado interno, al describir este miércoles la propuesta en Bruselas. "Vamos a separar la unión entre la crisis bancaria y los presupuestos públicos".

De lograrlo, sería demasiado tarde para aliviar la presente crisis bancaria que aqueja a Europa y una de sus mayores economías, España, donde los bancos han incurrido en pérdidas ingentes que el Gobierno no puede paliar. Y tampoco ofrece garantías inmediatas de que los contribuyentes europeos no acaben pagando los platos rotos.

La compleja propuesta no entrará en vigencia plena hasta el 2018. En cualquier caso, necesitará la aprobación del Consejo Europeo, compuesto por los líderes de las 27 naciones del bloque, y el Parlamento Europeo, órganos que podrán alterar de forma significativa las medidas a tomar.

Aunque Barnier dijo que las normas centralizadas son necesarias porque tantos bancos operan más allá de sus fronteras, no propuso la creación de una poderosa autoridad bancaria centralizada. En lugar de ello, su propuesta fortalecerá la capacidad de las autoridades nacionales para evitar las quiebras bancarias y actuar con contundencia cuando ocurran.

"Si en el futuro queremos evitar las crisis bancarias, cada estado miembro debe estar equipado con los medios apropiados para actuar a tiempo, no cuando sea demasiado tarde", dijo Barnier.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Todas las autoridades bancarias nacionales funcionarían con las mismas normas - que les permitirán intervenir ante los primeros indicios de alarma, obligarían a los bancos a elaborar planes de recuperación e incluso cesar a la gerencia del banco.

Si un banco está a punto de quebrar, las autoridades nacionales podrán vender o fusionar la entidad con otra a fin de crear un "banco puente" temporal que desarrolle funciones esenciales a fin de separar los activos tóxicos de los solventes y para amortizar con cargo a reservas las pérdidas de la entidad.

Ahora ve
Cada 10 de diciembre se celebra el Día de los Derechos Humanos
No te pierdas
×